Archivo del sitio

4 ocasiones en las que Dios mandó hacer imágenes

Por: Editor de ChurchPOP

Si tenemos entre nuestros familiares o amigos cercanos a algún protestante, lo más probable es que alguna vez nos haya dicho que los católicos hacemos mal en tener tantas imágenes. Es normal que, con la mejor intención del mundo pero con mucho desconocimiento de las escrituras, esta persona nos haya mostrado aquél famoso pasaje en el que Dios “prohíbe” la construcción de imágenes:imagenes-arca-700x438

“No te harás ninguna escultura y ninguna imagen de lo que hay arriba, en el cielo, o abajo, en la tierra, o debajo de la tierra, en las aguas. No te postrarás ante ellas, ni les rendirás culto, porque yo soy el Señor, tu Dios, un Dios celoso, que castigo la maldad de los padres en los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, si ellos me aborrecen”. Éxodo 20, 4-5

Sobre este pasaje volveremos más tarde, ya que quisiéramos centrarnos en un dato curioso que los protestantes suelen pasar por alto: ¡Dios mandó hacer imágenes!

He aquí 4 ocasiones en las que Dios mandó a hacer imágenes:


1) Éxodo 25, 16-22

“En el arca pondrás las tablas del Testimonio que yo te daré. También harás una tapa de oro puro, de ciento veinticinco centímetros de largo por setenta y cinco de ancho, y en sus dos extremos forjarás a martillo dos querubines de oro macizo. El primer querubín estará en un extremo y el segundo en el otro, y los harás de tal manera que formen una sola pieza con la tapa. Ellos tendrán las alas extendidas hacia arriba, cubriendo con ellas la tapa; y estarán uno frente a otro, con sus rostros vueltos hacia ella. Después colocarás la tapa sobre la parte superior del arca, y en ella pondrás las tablas del Testimonio que yo te daré. Allí me encontraré contigo, y desde allí desde el espacio que está en medio de los dos querubines, yo te comunicaré mis órdenes para que se las transmitas a los israelitas“.

2) Números 21, 8-9

“Y el Señor le dijo: ‘Fabrica una serpiente abrasadora y colócala sobre un asta. Y todo el que haya sido mordido, al mirarla, quedará curado’. Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre un asta. Y cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba hacia la serpiente de bronce y quedaba curado”.
serpent

 

3) 1 de Reyes 6, 23-27

En el lugar santísimo hizo dos querubines de madera de olivo; cada uno medía cinco metros de altura. Las alas de primer querubín medían dos metros y medio cada una, de manera que había cinco metros desde el extremo de una de sus alas hasta el extremo de la otra. El segundo querubín medía también cinco metros; los dos querubines tenían la misma dimensión y la misma forma: uno y otro medían cinco metros de altura. Salomón puso los querubines en medio del recinto interior. Estos tenían las alas desplegadas: un ala del primer querubín tocaba el muro y un ala del segundo tocaba el muro opuesto; y las alas extendidas hacia el centro de la Casa se tocaban una con otra”.

4) 1 de Reyes 7, 28-30

“Estaban hechos de la siguiente manera: tenían unos paneles encuadrados en un armazón; sobre esos paneles había figuras de leones, de toros y de querubines, y lo mismo sobre el armazón. Tanto arriba como abajo de los leones y toros había unos adornos en bajorrelieve. Cada soporte tenía cuatro ruedas de bronce, con ejes también de bronce, y refuerzos en sus cuatro patas. Estos refuerzos estaban fundidos debajo de los recipientes de agua, sobre el lado opuesto a los bajorrelieves”.

 

Entonces… ¿qué hay del famoso pasaje de Éxodo 20, 4-5?

Dicen que un texto fuera de contexto es un pretexto. Así que analicemos el contexto de ese pasaje.
En primer lugar notemos que esta supuesta prohibición está en el capítulo 20 de Éxodo; sin embargo, 5 capítulos después vemos a Dios mandando a construir querubines de oro. ¿Se dieron cuenta? El mismo Dios que en un principio supuestamente prohibió construir imágenes de lo que hay “arriba en el cielo” ahora manda a hacer estatuas de querubines, criaturas del cielo. Eso se debe a que cuando Dios en un principio prohíbe lo de las imágenes, lo hace con un fin: Él conocía que el pueblo al que se dirigía podría construir una imagen y decir ‘esta imagen es mi dios’. De hecho, eso ocurrió con Israel; construyeron un becerro de oro para adorarlo y dijeron Este es tu Dios, Israel, el que te hizo salir de Egipto‘. (Éxodo 35, 4). ¡Qué terrible!

En cambio, las imágenes que Dios mandó construir, así como las imágenes que los católicos usamos en nuestras Iglesias, sirven para el culto pero nunca serán consideradas dioses.
Hasta la imagen más hermosa de nuestro Señor siempre será una representación y nunca Dios mismo.

 

Anuncios

Preguntas que un Católico puede hacer a cualquier protestante para echar por tierra sus doctrinas.

12 preguntas que un Católico puede hacer a cualquier protestante para echar por tierra sus doctrinas.
Por: Rodrigo Andrés Calvo Bernal
Hermano Cristiano Católico, cuando un amigo protestante (ahora se hacen llamar cristianos) trate de confundirte hablando mal de la Iglesia fundada por Jesucristo mismo (Católica), con toda clase de cuentos y fábulas y pedazos de biblia mal leídos. Puedes acudir a cualquiera de estas preguntas o a todas las que te daré a continuación. Te darás cuenta que no tienen respuesta para ninguna porque son sólo iglesias fundadas por hombres que buscan desesperadamente ganar adeptos y aumentar sus ingresos. Apréndete de memoria estas preguntas y verás cómo sus doctrinas se destruirán ante el esplendor de la verdad. maxresdefault
1. En que parte de la biblia dice que haya que darse un diezmo cada mes o cada 15 días y no una sola vez al año?
2. ¿En qué parte de la biblia Jesús y/o sus apóstoles cobraron o pagaron Diezmos?
3. ¿En que parte de la Biblia Dios mandó abolir las vestiduras sacerdotales que él mismo ordenó en el libro de levítico y las cambió por saco y corbata?
4. ¿En qué parte de la biblia dice que Jesús repartía biblias en vez de fundar una sola iglesia?
5. ¿Si su iglesia existía desde los tiempos de Jesús porque sólo aparece la Iglesia Católica cuando Colón descubrió América y porque los primeros evangelizadores en América eran solamente Católicos?
6. ¿Porque dicen que el emperador Constantino creó la iglesia Católica y acabó con la iglesia de Cristo? ¿Acaso Constantino era más poderoso que Cristo? ¿O Cristo mintió?
7. Si el Nuevo Testamento no existía en la época de los apóstoles, porque apenas lo estaban escribiendo, ¿Cómo se llama la Iglesia que publicó por primera vez la biblia completa en el Año 397 Después de Cristo?
8. Si su iglesia “verdadera” sale de la biblia, ¿entonces cual fue la iglesia que existió antes de que se publicara la primera biblia completa 3 siglos después de Cristo?
9. Porque la primera edición de la Biblia protestante de Casiodoro de la Reina, conocida como la biblia del Oso 1569 (también conocida como la Reina Valera) contenía 73 libros al igual que las biblias Católicas y porque las recortaron a 66 en posteriores ediciones? ¿No dicen que la Iglesia Católica le agregó libros a la biblia y que la biblia original era de 66 libros? ¿Si las biblias protestantes más antiguas, todas tenían 73 libros? ¿cómo pueden probar que la biblia original tenía sólo 66?
10. ¿Si la biblia protestante Reina Valera es la mejor traducción bíblica en Español que existe, entonces porque hasta el año 2014 se le han hecho cada año más de 27 correcciones reconocidas? ¿Cuál de todas esas correcciones es la correcta? La de 1569 (primera biblia conocida como la biblia del oso), 1602, 1909, 1960, 1980, 1981, 1985, 1987, 1990, 1991, 1992, 1995, 1997, 1998, 1999, 2000, 2001, 2002, 2005, 2007, 2008, 2009 (hecha para mormones), 2010, 2011, 2012, 2013 o 2014?
11. Todas las iglesias protestantes provienen de sus fundadores Lutero y Calvino, pero ellos veneraban y exaltaban a María como la Madre de Jesús hijo de Dios. ¿Entonces porque ustedes ya no la veneran?
12. Si su Iglesia proviene de los tiempos de la Iglesia primitiva y de los lugares que ahí mencionan (Jerusalén, Antioquia, Roma, Efeso, Tesalónica, etc), me puede dar la dirección y el teléfono donde funciona su iglesia en esos lugares bíblicos? ¿Por qué si son así de antiguos deben tener iglesias milenarias en esos lugares, cierto?
Sólo los  Católicos bien formados tienen las respuestas a estas preguntas..

El Bautismo Estudio apologético

El Bautismo

Estudio apologético

Por P. Flaviano Amatulli Valente MAP

Tomado de Evangeliza.com

Según las sectas en general, el bautismo que se administra en la Iglesia Católica no tiene ninguna validez, porque los niños no tienen fe ni tienen algún pecado; además no se hace por inmersión. Según algunos grupos, la misma fórmula trinitaria está equivocada.

Naturalmente, se trata de pretextos y nada más, como en los demás aspectos de la fe. Lo que se pretende es acomplejar a los católicos impreparados para atraerlos hacia sus grupos. image003

Para nosotros la respuesta es muy sencilla. Una vez aclarado que la Iglesia Católica es la única Iglesia que fundó Cristo y llegará hasta el fin del mundo, es imposible que esta Iglesia se haya equivocado desde un principio en un asunto de tanta importancia. ¿Acaso Dios habrá ocultado la verdad a su Iglesia durante tantos siglos, para después revelársela a unos grupos separados? Claro que no.

De todos modos, veamos todo con calma.

Adultos y niños

He aquí algunos textos fundamentales:

Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará (Mc 16,15-16)

Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado (Mt 28,19-20).

El que no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne. Y lo que nace del Espíritu, es Espíritu (Jn 3,5-6).

En estos textos vemos una diferencia entre San Marcos, San Mateo y San Juan. San Marcos dice que primero hay que creer y después recibir el bautismo. San Mateo y San Juan hablan en una manera más general. San Mateo dice que hay que bautizar y después enseñar. San Juan dice que es necesario nacer dos veces para entrar en el Reino de Dios: la primera mediante la carne y la segunda mediante el Espíritu.

¿Por qué esta diferencia? Porque el Evangelio de San Marcos presenta la primera etapa del cristianismo, cuando se estaba empezando y naturalmente había que predicar primero y después bautizar a los que creían. No existía el problema de los hijos de los cristianos, porque todavía no había cristianos. Este Evangelio es el reflejo de la primera predicación, que encontramos en el Libro de los Hechos de los Apóstoles:

Conviértanse y háganse bautizar cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo, para que sus pecados sean perdonados (Hech 2,38).

Teniendo la obligación de predicar, los apóstoles tenían que empezar por los adultos. En efecto, no se puede predicar a los niños. Pero, una vez que se convertían los papás, ¿había que bautizar sólo a ellos, dejando sin bautismo a sus hijos? No. Había que bautizar a todos. En el mismo libro de los Hechos de los Apóstoles, que presenta la labor evangelizadora de éstos durante la primera etapa de cristianismo, encontramos algo que nos ayuda a comprender este problema.

Ellos le respondieron: «Ten fe en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu familia». Y le anunciaron la Palabra del Señor y a todos los de su casa. Luego el carcelero, llevándolo consigo, les lavó las heridas, e inmediatamente se hizo bautizar él con toda su familia (Hech 16,31-33).

Ella y los de su familia recibieron el bautismo (Hech 16,15).

Aquí no se dice que se bautizaron sólo los adultos. Se bautizaron todos los miembros de la familia, sin ninguna excepción. Hay que recordar que por familia se entendían los papás, los hijos, los servidores y los esclavos, con sus respectivos hijos.
Por esta razón vemos que en San Mateo y San Juan no se dice que hay que escuchar la predicación primero y después recibir el bautismo. En San Mateo vemos que hay que bautizar e instruir, en San Juan que es necesario nacer dos veces: mediante la carne y mediante el Espíritu, sin hacer distinción de niños o adultos.

Pecado original

Cuando Adán y Eva, nuestros primeros padres, pecaron, perdieron la amistad de Dios, que tenían que comunicar a sus descendientes. Este pecado se llama «original» y se transmite a todos como herencia.

En el pecado me concibió mi madre (Sal 51,5 o 51,7).

Un solo hombre desobedeció y todos llegaron a ser pecadores (Rom 5,19).

Pues bien, mediante el bautismo se borra esta mancha de pecado. Si uno es adulto, se le borran todos los pecados: original y actuales; si uno es niño, se le borra solamente el pecado original.

Espíritu Santo

Aparte de quitar el pecado original, el bautismo da el Espíritu Santo. De otra manera Jesús no hubiera recibido el bautismo, puesto que no tenía ningún pecado. Por lo tanto, el bautismo sirve también para los niños porque les da el Espíritu Santo.

Pues yo los bauticé con agua pero él los bautizará en el Espíritu Santo (Mc 1,8).

Cuando salió del agua, los Cielos se rasgaron para él y vio al Espíritu Santo que bajaba sobre él, como paloma (Mc 1,10).

Ingreso en la Iglesia

Además, el bautismo sirve también como puerta para entrar en la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios. De otra manera, ¿por qué San Pedro ordenó que se bautizara Cornelio con su familia, si ya había recibido el Espíritu Santo y por lo mismo ya sus pecados habían quedado perdonados? Mediante el bautismo, entraron a formar parte de la Iglesia.

Entonces Pedro tomó la palabra y dijo: «¿Quién podría negar el agua del bautismo a quienes han recibido el Espíritu Santo, igual que nosotros?». Y mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo (Hech 10,47-48).

Otro punto importante: si la Iglesia es el Nuevo Pueblo de Dios, tendrá de todo: grandes y pequeños. No importa si estos entienden o no. Por eso se bautiza a los niños, para que también ellos puedan formar parte de la Iglesia, el Nuevo Pueblo de Dios.

Lo mismo sucedía en el Antiguo Testamento. ¿Cómo un individuo entraba a formar parte del Antiguo Pueblo de Israel? Mediante la circuncisión. Y esta se realizaba a los ocho días de haber nacido (Gen 17,2), como hicieron con el mismo Jesús (Lc 2,21).

Así que no tiene ningún sentido lo que dicen los miembros de algunas sectas: «El bautismo de los niños no vale, porque los niños no entienden». Todo lo que se hace a los niños vale. Vale la medicina que se les da, el idioma que se les enseña y la vida de Dios que se les comunica mediante el bautismo.

¿Bautismo en el río?

El verdadero bautismo es en el Espíritu Santo.

Yo los bautizo con agua, pero él los bautizará en el Espíritu Santo (Mc 1, 8).

El mismo Jesús fue bautizado en el Espíritu Santo, fuera del agua.

Al salir del agua, Jesús tuvo esta visión: los cielos se rasgaban y el Espíritu Santo bajaba sobre él como paloma (Mc 1,10).

La paloma, el agua o el fuego son símbolos del Espíritu Santo. Los mismos apóstoles fueron bautizados el día de Pentecostés en el Cenáculo, sin la presencia del agua. El Espíritu Santo fue simbolizado por el fuego (Hech 2,1-4).

Así que están equivocados los que dicen que el bautismo tiene que ser administrado en un río. De hecho el día de Pentecostés fueron bautizadas 3000 personas en Jerusalén, y sabemos que en Jerusalén no hay ningún río (Hech 2,41). También podemos recordar el bautismo del eunuco de la reina de Etiopía, que se realizó en un lugar donde no había río, sino algo como charco o pozo (Hech 8,36-38). Igualmente en el caso de Cornelio (Hech 10,47-48) y del carcelero (Hech 16,33).

Lo importante es bautizar. La manera práctica de realizar el bautismo depende del tiempo y del lugar. La misma Biblia presenta distintas maneras de bautizar y el Derecho Canónico las confirma: «El bautismo se ha de administrar por inmersión o infusión, de acuerdo con las normas de la Conferencia Episcopal» (c. 854).

Fórmula del bautismo

Antes que nada, es importante entender qué quiere decir bautizar alguien «en el nombre de». Quiere decir hacerlo renacer a una vida nueva «injertándolo en». Pues bien, al principio se quiso subrayar el papel central de Cristo en la obra de la salvación. Por eso se bautizaba en su nombre. Pero, poco a poco se fue descubriendo el papel más amplio de toda la Trinidad con relación a esta obra. Y se llegó a la «fórmula trinitaria»:

Vayan y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Mt 28, 19).

En realidad, las expresiones que encontramos antes, no son verdaderas «fórmulas bautismales», puesto que varían una de otra. Aquí están:

  • Hech 2, 38: En el nombre de Jesucristo.
    • Hech 8, 16: En el nombre de Jesús.
    • Hech 10, 48: En el nombre del Señor Jesús.
    • Hech 19, 5: En el nombre del Señor Jesús.

Posiblemente al principio se bautizaba sin pronunciar ninguna palabra. Los mismos apóstoles, el día de Pentecostés, fueron bautizados con el símbolo del fuego y sin que se pronunciaran ninguna palabra. Probablemente lo mismo sucedió con las tres mil personas que fueron bautizadas por los apóstoles el mismo día (Hech 2, 41) y con el eunuco bautizado por Felipe (Hech 8, 38).

Poco a poco se fueron añadiendo algunas palabras al rito exterior, hasta llegar a la fórmula definitiva, que encontramos en Mt 28, 19. Y todo esto bajo la guía del Espíritu Santo, siempre presente y activo en la Iglesia. Pues bien, ¿qué hay de reprochable en todo esto? Es el desarrollo normal de cualquier organización o ser viviente.

Algunos grupos cristianos, desde principios del siglo pasado, empezaron a bautizar «en el nombre de Jesucristo», aduciendo como razón el hecho que se trata de una fórmula más antigua. No me parece un argumento válido. ¿Qué sucedería si en su congregación alguien no aceptara una norma actual por obedecer a otra más antigua? Y con relación a nuestro desarrollo personal, ¿qué sería de nosotros si quisiéramos pensar y actuar como cuando éramos niños? Entonces, la vida ideal sería la vida intrauterina.

Lo mismo pasa con relación a la fórmula del bautismo y a tantos otros aspectos de la vida de la Iglesia. Lo que importa saber es que Cristo fundó una Iglesia con la misión de llevar adelante su obra. Esta Iglesia, asistida por el Espíritu Santo, como podemos comprobar en el libro de los Hechos de los Apóstoles, poco a poco se fue estructurando y organizando para llevar adelante su misión.

En el caso concreto del bautismo, además, se trata de un proceso aprobado y sancionado mediante un texto claro, presente en un libro canónico. ¿Qué más quieren? ¿O se sienten superiores a la Iglesia fundada por Cristo, que a lo largo de casi veinte siglos utilizó la fórmula trinitaria, o al mismo San Mateo, que la vio bien y la reportó en su Evangelio? ¿Por qué no utilizan el mismo principio con relación a la Biblia, queriendo vivir como en los tiempos más antiguos, cuando aún no estaba puesta por escrito?

Por otro lado, algunos grupos, que rechazan la fórmula trinitaria, de plano ni creen en la Trinidad. En este caso, ¿para qué discutir tanto? Se trataría de puras palabras y nada más, puesto que para ellos el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo constituyen una misma persona con distintos nombres. A este propósito, véase «Sólo Jesús» .

Padrinos

Con el afán de buscar siempre más pretextos para atacar a la Iglesia, hay gente que dice: «¿Dónde la Biblia habla de «padrinos»? ¿Qué significa «padrino»? ¿Por qué los católicos usan «padrinos» en el Bautismo?»

He aquí una breve respuesta al respecto. Padrino quiere decir «Segundo Padre». Los padrinos se toman el compromiso de ayudar a los papás en la educación cristiana de los ahijados. Faltando los padres, intervienen los padrinos. Pues bien, ¿Qué hay de reprochable en todo esto? ¿Acaso hay que hacer todo y sólo lo que está escrito en la Biblia?

Una vez más: Jesús ordenó bautizar. Según los lugares y los tiempos, se establecen las modalidades concretas para realizar el bautismo: en el río, en una alberca, echando un poco de agua sobre la cabeza, con padrinos, pastores o maestros, etc.

Testimonio de la Tradición

Respecto al bautismo de los niños, así escribía S. Ireneo (140-205):

«Jesucristo vino a salvar a todos los que por su medio nacen de nuevo para Dios: infantes, niños, adolescentes, jóvenes y viejos» (Contra los Herejes, libro 2, Capítulo 22).

Orígenes (180-255) afirmaba que el bautismo de los niños fue instituido por los apóstoles (Carta a los Romanos, libro 5, Cáp. 9).
El Concilio de Cartago del año 253 ordenó que se bautizaran los recién nacidos lo antes posible.

Con relación a la manera de administrar el bautismo, la Didajé o Enseñanza de los Doce Apóstoles, que se escribió contemporáneamente al Nuevo Testamento (año 70-100 después de Jesucristo), dice:

«Bauticen en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, en agua viva. Si no tienes agua viva, bautiza con otra agua. Si no puedes hacerlo con agua fría, hazlo con agua tibia. Derrama tres veces agua sobre la cabeza en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (capítulo 7).

Michoacán #10 Col. Alvaro Leonel, Yautepec, Morelos, México. C.P. 62730 Tel: (01777) 3231129 y 3230059 Cel: 1664467
Diseñador: Lic. Pedro Beltrán Sánchez E-mail: http://mx.geocities.com/beltransanchez/contactanos.htm MSN: grupo_avir@hotmail.com
© Los articulos de evangeliza.com se pueden reproducir siempre y cuando se cite al autor y su fuente.

El bautismo ¿en el nombre de quien?

La frase “en el nombre de Jesús” no es una referencia a alguna fórmula bautismal, sino es una referencia a la autoridad.
Autor: Joel Adán Domínguez Gallo | Fuente: Apologética Siloeen el nombre de Jesus

Varios grupos evangélicos unicitarios -rechazan el dogma de la Santísima Trinidad- afirman que el bautismo debe ser en el nombre de Jesucristo, esto no lo dicen estudiando conceptos teológicos ni antropológicos, ni mucho menos algo de historia, sino para afirmar que ellos son la iglesia primitiva y engañar a los demás, para ello usan el Libro de los Hechos donde se menciona el bautismo en el nombre de Jesucristo, ahora pasemos a explicar por que se menciona así.
Por si usted no lo sabía, muchísimas culturas en el mundo utilizan una especie de baño sagrado, o sea bautismo, por ejemplo:

El agua se utilizaba como símbolo de purificación en muchas religiones desde fechas muy lejanas. En el mundo antiguo, las aguas del Ganges en India, del Éufrates en Babilonia, y del Nilo en Egipto se utilizaban para baños sagrados.
El baño sagrado era también conocido en cultos mistéricos helénos. La ley judía establecía la utilización del agua como limpieza ritual (Lev. 11,25-40; 15,5-7); y Elisha ordenó al dirigente sirio Naaman que se sumergiera en el río Jordán para ser limpiado de lepra.
Antes del siglo I d.C., se pedía a los conversos al judaísmo que se bañaran (o bautizaran) ellos mismos como signo de aceptación de la alianza (tebilath gerim).
Algunos de los profetas consideraron más tarde que los exiliados judíos que volvían a casa cruzarían el río Jordán y serían rociados con su agua para ser limpiados de sus pecados antes del establecimiento del reino de Dios (Ez. 36,25).
En esta tradición, el contemporáneo de más edad que Jesús, Juan Bautista, urgió a los judíos a bautizarse en el Jordán para la remisión de sus pecados (Mc. 1,4).

Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2005. 1993-2004
Microsoft Corporatión.Reservados todos los derechos.

Por tanto el bautismo no es un ritual solo cristiano, cuando el escritor del Libro de los Hechos (San Lucas) menciona el bautismo en “nombre de Jesucristo” no lo hace mencionando la fórmula bautismal, sino que intenta diferenciar el bautismo cristiano del bautismo de las demás culturas, (entre ellos el bautismo de Juan el bautista), indicando que se lo hace con la autoridad otorgada por Jesús a sus apóstoles.
La frase “en el nombre de Jesús” o “en el nombre del Señor Jesús” no es una referencia a alguna fórmula bautismal, sino es una referencia a la autoridad. Es similar a un policía diciendo: “¡Deténgase en el nombre de la Ley!”. Entendemos que en el “nombre de la Ley” significa con la autoridad con que la Ley ha revestido a ese policía. Sucede lo mismo con el bautismo “en el nombre de Jesús”. Bautizar en el nombre de Jesús es bautizar en la autoridad de Jesús.
En realidad “en el nombre de Jesucristo” no es fórmula bautismal, sino aquello que se acaba de mencionar, ¿por qué? Por que si fuera fórmula bautismal seria expresado siempre de una sola manera en todos los casos del Libro de los Hechos, y vemos que no es así:

HECH 2,38…en el nombre de Jesucristo
HECH 8,16…en el nombre de Jesús
HECH 10,48…en el nombre del Señor Jesús
HECH 19,5…en el nombre del Señor Jesús

Los hermanos que hacen uso de esta supuesta fórmula bautismal, mencionan el siguiente texto:

HECH 4,12…Por que no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres por el que podamos ser salvos

Esta bien, pero aquí no menciona nada en absoluto sobre el bautismo. Cuando Jesús hace un mandato, no hay por que cambiar nada en absoluto, el dijo:

Mt 28,19… por tanto, ir y hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Y esa es la forma correcta de bautizar: la que nos enseñó Jesús.
¿Que dice la historia?
Según los escritos apostólicos de los primeros siglos, el bautismo no era un mero acto simbólico de arrepentimiento o conversión, entre los principales documentos encontramos la Didajé o Didaché del siglo I y San Ireneo del siglo II, pero veamos que dicen:

Didajé Cáp. VII…En cuanto al bautismo, he aquí como hay que administrarle: Después de haber enseñado los anteriores preceptos (evangelizar), bautizad en el agua viva, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Si no pudiere ser en el agua viva,(por inmersión) puedes utilizar otra; si no pudieres hacerlo con agua fría, puedes servirte de agua caliente; si no tuvieres a mano ni una ni otra, echa tres veces agua sobre la cabeza, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Antes del bautismo, debe procurarse que el que lo administra, el que va a ser bautizado, y otras personas, si pudiere ser, ayunen.

Este documento apostólico del siglo I en el año 60, representaba para los primeros cristianos lo que hoy conocemos como el catecismo de la iglesia, en este tramo extraído se nota que no era necesario por inmersión, y se utiliza también el método de aspersión, también menciona que de ser posible ayunen antes del bautismo así como el presbítero (sacerdote) y claro un niño no puede ayunar, por eso es “si pudieren”.
Este documento también con esto nos hace ver que las sectas unicitarias no son la restauración de la iglesia primitiva, como ellos afirman.
San Ireneo (Siglo II):

“He aquí lo que nos asegura la Fe, tal como los presbíteros, discípulos de los apóstoles nos la transmitieron. Lo primero de todo, recomienda que nos acordemos de que hemos recibido el bautismo para el perdón de los pecados en el nombre del Padre y en el nombre de Jesucristo y del Espíritu Santo”

Vemos claramente que la Iglesia primitiva practicaba el bautismo con la misma fórmula que seguimos usando, en nuestros días, aquellos que cumplimos con lo que Jesús nos ordena hacer.

RELIGION SI ¡¡

ORIENTACIÓN DE AYUDA para quien dice NO CREER EN RELIGIONES SINO EN JESUCRISTO.

del Sacerdote HECTOR PERNIA MCF

Todas estas citas bíblicas testifican el valor sagrado de la religión: 1 mc 13,3-6; Mal 3,13-15; Dn 6,6; Jdt 8,24; Sal 50,16; 2 Tes 2,3; 2 Tim 3,2; Ti 1,1; Heb 7,11; Stgo 1,27.
Jesús habla y reconoce la religión: Entonces Jesús dijo: “Está bien: cuando un maestro en religión ha sido instruido sobre el Reino de los Cielos, se parece a un padre de familia que siempre saca de sus armarios cosas nuevas y viejas.”Mt 13,52.

 

Pablo habla que el apóstata es aquel que es adversario de la religión (2 Tes 2,3), critica a aquellos que hacen de la religión un puro negocio (1 Tim 6,5), caso ejemplo de un pastor evangélico en San Cristóbal, Edo Táchira, que está construyendo un edificio de unos 6 apartamentos que está vendiendo en 700 millones de bolívares cada uno. ¿De dónde sacó ese dinero? No llega aún a los 30 años de edad. También un delincuente, cuando le di una bíblia de regalo me contestó: “chamoooo,, una Biblia.. mas finoooo… eso da real… Yo me voy a meter a pastor!.”

 

La palabra RELIGION viene del latín religio. Religio viene del verbo religare formado de re (de nuevo) y ligare (ligar o amarrar). Entonces “religión” significaría algo así como “ligar de nuevo”. Esta palabra podría referirse entonces a “ligarse o unirse nuevamente con el Creador”.
Cuántos han sido los regímenes de estado absolutistas que han pretendido extirpar y hacer desaparecer de las mentes de varias naciones la religión, la relación con Dios en las personas y han fracasado. La relación con el trascendente es connatural al hombre y esto es lo que olvida quien habla diciendo que la religión no sirve.

 

Debemos decir, “perdónales, Señor, pues seguramente no saben lo que están diciendo” y corroborar lo que el Papa ha dicho en su reciente encuentro en Alemania con la Iglesia Evangélica alemana: “un hombre que desconoce a Dios es un hombre manipulable”. Es curioso que quienes quieren dominar a las personas en los regímenes absolutistas encuentran justamente en eliminar la religión y debilitar la educación, uno de sus mejores moviles o pasos para establecerse perennemente en el poder.

 

Por lo tanto… si dices que la RELIGION NO SIRVE.. tú estás diciendo que UNIRSE A DIOS no sirve. ¿Comprendes lo grave de tus palabras? y si tu crees en Dios… eres entonces mas religioso de lo que te imaginas. Por eso.. no vuelvas a decir que no crees en la religión porque te estas contradiciendo, y estas matando a Aquel que siempre dices amar.

LO QUE DICEN LOS ANTI CATOLICOS Y LO QUE DICE LA BIBLIA

Antes que nada tengamos en cuenta que condena la Biblia su libre interpretación en términos tan claros como éstos:

Dice la Biblia protestante de Cipriano de Valera: “entre las cuales (se refiere a las epístolas de San Pablo), hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras escrituras, para perdición de sí mismos”. (II Pedro, III, 16).
Dicen los protestantes Cualquiera puede entender la Biblia, menos la Iglesia Católica.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor dijo a San Pedro: Tu eres Pedro Y Sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia (Mat. XVI, 18) (Pedro – piedra).
Dicen los protestantes: Pedro no es la piedra sobre la que edificó Cristo su Iglesia.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor dijo a San Pedro: A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos (Mat. XVI, 19).
Dicen los protestantes: Cristo no dio a Pedro las llaves del Reino de los cielos.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor Jesucristo encomendó a San Pedro el cuidado de su Iglesia diciéndole: apacienta mis corderos… Apacienta mis ovejas (Jn. XXI, 16-17).
Dicen los protestantes: Cristo no encomendó a Pedro el cuidado de su Iglesia.

Dice la Biblia protestante que nuestro Señor concedió a San Pedro el Don de la infalibilidad y la supremacía sobre los Apóstoles, encomendándole que les confirmara, diciéndole: Yo he orado por ti para que tu Fe no falte, y tú una vez vuelto confirma a tus hermanos (Luc. XXII, 32).
Dicen los protestantes: Cristo no concedió a Pedro el Don de la infalibilidad, Pedro no tiene ninguna supremacía sobre los demás Apóstoles.

Dice la Biblia protestante: “Y los nombres de los doce Apóstoles son éstos: el primero Simón, que es dicho Pedro” (Mat.. X).
Dicen los protestantes: Pedro NO ES el primero de los Apóstoles.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor dijo a sus Apóstoles: A los que remitierais sus pecados les son remitidos, a quienes los retuvierais les serán retenidos (Juan XX, 23.) (Remitir es lo mismo que perdonar).
Dicen los protestantes : Cristo no concedió a sus Apóstoles el poder de perdonar los pecados.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor, en la Ultima Cena que celebró con sus Apóstoles, tomando el pan en sus manos, dijo: ESTO ES MI CUERPO (Mal. XXVI, 26, Marc. XIV, 22, Luc. XXII, 19.).
Dicen los protestantes: Eso NO ES su Cuerpo.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor, después de haber cambiado el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre, dio a sus Apóstoles la orden y el poder de hacer lo que Él había hecho, diciéndoles: HACED ESTO EN MEMORIA MIA (Luc. XXII, 19), orden que los Sacerdotes católicos obedecen celebrando la Santa Misa.
Dicen los protestantes: Cristo no dio a sus Apóstoles ni la orden, ni el poder, de hacer lo que Él había hecho.

Dice la Biblia protestante. Que el Sacramento que llamamos ahora Extremaunción o Unción de los Enfermos, estaba en uso en la Iglesia Apostólica, en estos términos:”¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llamen a los presbíteros de la Iglesia y oren por él ungiéndole con óleo, en el nombre del Señor y la oración nacida de la Fe, salvará al enfermo y el Señor le aliviará y si se halla con pecado se lo perdonara” (Sant. V, 14,15).
Dicen los protestantes: El sacramento de la Extremaunción es un invento de la Iglesia Católica.

Dice la Biblia protestante que no conviene que los ministros de Dios se casen, en estos términos: bien le es al hombre no tocar mujer (I Cor. VII, l). “El soltero tiene cuidado de las cosas que son del Señor, como ha de agradar al Señor, pero el que se casó tiene cuidado de las cosas que son del mundo, como ha de agradar a su mujer” (1 Cor. VII, 32).
Dicen los protestantes: Los Ministros de Dios deben casarse.

Dice la Biblia protestante que Jehová no condena las Imágenes, pues dijo a Moisés. “Harás también dos querubines de oro” (Ex. XXV, 18), y “hazte una serpiente ardiente y ponla sobre la bandera; y será que cualquiera que fuere mordido y mirare a ella vivirá. Y Moisés hizo una serpiente de metal y púsola sobre la bandera: y fue que cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba la serpiente de metal y vivía” (Núm. XXI, 8-9). (Y la imagen de la Virgen de Guadalupe ¿no podrá tener alguna virtud?
Dicen los protestantes: tener Imágenes es idolatría.

Dice la Biblia protestante que Nuestro Señor dijo a sus Discípulos: He aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo(Mat. XXVIII, 20).
Dicen los protestantes: Cristo no ha estado con su Iglesia pues ésta se había corrompido en el siglo XVI.

Dice la Biblia protestante: ” Y si tuviera toda la Fe de tal manera que traspaso los montes y no tengo caridad, nada soy” (1 cor. XIII, 2).
Dicen los protestantes basta con la fe para salvaras.

Dicen los protestantes: basta con la Fe para salvarse.
Dice la Biblia protestante en Mat. XXV, 34-42, que: sólo se salvarán los que dieron de comer al hambriento de beber al sediento, es decir, los que hicieron buenas obras.

PAZ Y BIEN

sepa defender su fe catolica

Sepa defender su fe

¿Podemos tener imágenes los cristianos católicos ?

¿Podemos tener imágenes?

Queridos hermanos católicos:

Cuántas veces hemos escuchado esta acusación de parte de nuestros hermanos evangélicos: «Los católicos hacen imágenes para adorarlas, mientras que la Biblia lo tiene estrictamente prohibido».

Muchos hermanos nuestros católicos no saben qué contestar, otros se dejan influenciar fácilmente por estas verdades a medias y algunos sienten la tentación de botar las imágenes de las capillas.

Les quiero aclarar este tema acerca de las imágenes, pero con la Biblia en la mano. Antes que nada, debemos hacer una clara distinción entre una imagen, un cuadro, un adorno religioso y un ídolo, que es «la imagen de un falso dios». La Biblia sí que rechaza enérgicamente el culto de adoración a los ídolos (falsos dioses), pero la Biblia nunca ha rechazado las imágenes como signos religiosos.

¿Qué es un ídolo según la Biblia?

Muchos años antes de Jesús, en tiempo de Moisés, Dios comenzó a formar a su pueblo elegido, el pueblo de Israel. Era gente muy primitiva que Dios había sacado del politeísmo para llevarla al monoteísmo. Todos estos pueblos antiguos tenían infinidad de dioses, los que adoraban y representaban a través de imágenes de baales, que tenían la forma de un toro, de un león o de otros animales. A esas imágenes, el pueblo de Moisés las llamaba «ídolos» o falsos dioses. La gente de aquel tiempo pensaba que estas imágenes tenían un poder mágico o una fuerza milagrosa. En el fondo estos ídolos eran representaciones de poderes o vicios del hombre mismo. Por ejemplo la imagen del becerro de oro que aparece en Exodo 32, era la expresión de la fuerza bruta de la naturaleza. También podía representar la encarnación del poder sexual desorientado y vicioso. Y el oro del becerro significaba el poder de la riqueza que explota y aplasta al hombre, es decir, el hombre con sus vicios, representados en el becerro de oro, quiere ser dios y no quiere dejar lugar al único y verdadero Dios.

Dios llamó al pueblo hebreo a avanzar por la senda del monoteísmo, dejando atrás los ídolos y dando adoración al verdadero Dios. Pero los israelitas de aquel tiempo atraídos por las prácticas de los pueblos paganos querían, a veces, volver al politeísmo y a la adoración de ídolos. Entonces Moisés, inspirado por Yavé-Dios les prohibió estrictamente hacer estos ídolos: «No tengas otros dioses fuera de mí, no te hagas estatua, ni imagen alguna de lo que hay en el cielo ni en la tierra ni te postres ante esos «ídolos», no les des culto».

Queridos hermanos, estos textos bíblicos son muy claros en su prohibición de hacer imágenes o estatuas de falsos dioses. Pero otra cosa muy distinta es aplicar estos textos a las imágenes como adornos o signos religiosos. Estos signos (imágenes) nunca han sido prohibidos por Dios ni por la Biblia.

Textos aclaratorios:

La Sagrada Escritura siempre hace la distinción entre imágenes como «ídolos» e imágenes como «adornos o signos religiosos». Leamos algunos textos en los cuales Dios mismo manda a Moisés hacer imágenes como símbolos religiosos: «Harán dos querubines de oro macizo, labrados a martillo y los pondrán en las extremidades del lugar del perdón, uno a cada lado… Allí me encontraré contigo y te hablaré desde el lugar del perdón, desde en medio de los querubines puestos sobre el arca del Testimonio…» (Ex. 25,18-22). Estos dos querubines parecidos a imágenes de ángeles, eran adornos religiosos para el lugar más sagrado del templo. Pues bien, estas imágenes, hechas por manos de hombres, estaban en el templo, en el lugar más sagrado y nunca fueron consideradas como ídolos, sino todo lo contrario, el mismo Dios ordenó construirlos.

Leamos otro texto del A. T.: Números 21, 8-9. Ahí se nos narra como en aquel tiempo los israelitas murmuraban contra Dios y contra Moisés. Entonces Dios mandó contra el pueblo serpientes venenosas que los mordían, de modo que murió mucha gente.

Moisés intercedió por el pueblo y Dios le respondió: «Haz una serpiente de bronce, ponla en un palo y todo el que la mire se salvará». Nos damos cuenta otra vez de que esta serpiente de bronce era una imagen hecha por manos de hombre, pero no para adorar, sino que era un «signo religioso» para invocar a Dios con fe.

Hay otros textos en la Biblia que nos hacen ver que en el templo de Jerusalén había varias imágenes o esculturas que no fueron prohibidas, menos aun consideradas como ídolos. Dice el Salmo 74, 4-5: «Tus enemigos rugieron dentro de tu santuario como leñadores en el bosque, derribaron con hacha las columnas y esculturas en el templo». Eso significa que en el templo de Jerusalén había también esculturas o imágenes.

Queridos hermanos católicos, esas indicaciones de la Biblia son suficientes para decir que la Biblia, sí, prohíbe la fabricación de imágenes como dioses falsos, (ídolos) pero nunca ha prohibido las imágenes o esculturas como adornos religiosos. Que nadie entonces los venga a molestar por tener una imagen o adorno en su templo o en su casa. Es por falta de conocimientos bíblicos, o por mala voluntad, que los hermanos evangélicos les meten estas cosas en la cabeza.

Las imágenes en nuestra vida diaria.

Ahora bien, hermanos, en nuestros tiempos vemos por todos lados imágenes y estatuas. Cada país tiene sus propios símbolos patrios y estatuas a sus héroes.

En nuestras casas tenemos cuadros que representan la imagen de alguna persona. Tengo en mi velador, por ejemplo, una foto de mi madre que ya está en el cielo; y contemplando esta foto me acuerdo de ella. Incluso puedo colocar esta foto en un lugar bien bonito y adornarlo con una flor y una velita… Y si alguien viene a mi casa a visitarme y me dice, refiriéndose a la foto: «Qué mono más feo», por supuesto que me siento muy ofendido. Así también tenemos cuadros e imágenes en nuestras capillas que representan algunas personas religiosas, como la Virgen María, la Madre de Jesús, algún santo patrono de nuestros pueblos. Y ningún católico va a pensar que estas imágenes son ídolos o falsos dioses. Estas imágenes simplemente nos hacen pensar en el mismo Jesús o en tal o cual santo que está en la presencia de Dios y nos ayudan a pensar en la belleza de Dios.

La Iglesia Católica acepta el respeto y la veneración a estas imágenes en nuestros templos, pero nunca ha enseñado la adoración a una imagen. A veces, dicen los hermanos de otra religión que nosotros adoramos a las imágenes. Están muy, pero muy equivocados y debemos, eso sí, perdonarles sus expresiones.

La Iglesia Católica acepta que guardemos imágenes o cuadros en nuestros templos siempre que no sea en forma exagerada. ¿Qué quiero decir con ello? Quiero decir que a veces nuestras iglesias parecen una exposición de santos y en algún caso están tan mal colocados, que no hay espacio ni para la imagen de Cristo. Ahí sí que exageramos. Por eso el Concilio Vaticano pidió que no se repitiera más de una imagen por cada santo y que el lugar central de la Iglesia, a ser posible, esté reservado siempre para la imagen de Cristo.

Está claro, entonces, que nunca podemos dar culto de adoración a una imagen, nunca podemos ponernos de rodillas delante de una imagen para adorarla, pero sí podemos ponernos de rodillas ante una imagen para pedir perdón por nues-tros pecados y para suplicar que el santo interceda ante Dios por nosotros.

En todas estas discusiones, hermanos míos, guardemos el amor. ¿Quién eres tu para juzgar a tú hermano? (Stgo. 4, 12). Cada uno puede arrodillarse en cualquier parte para invocar a Dios, en el patio de su casa, en el campo. En la noche antes de acostarse uno puede arrodillarse delante de un crucifijo para así hablar con Dios. A veces hay gente que piensa que tal imagen es milagrosa y le atribuyen un poder mágico. Debemos corregir estas actitudes y explicarles que sólo Dios hace mila-gros. Por supuesto aceptamos que Dios puede actuar por intercesión de los santos.

Hermanos: no aplastemos la fe de nuestros hermanos que tal vez tienen poca formación cristiana, no critiquemos y no hablemos mal de otros. Ofender al hermano es un pecado muy grave. Es triste constatar el lenguaje ofensivo de nuestros hermanos evangélicos hacia los católicos. Tratemos de devolver bien por mal.

Martín Lutero, el fundador del protestantismo y de las iglesias evangélicas, nunca rechazó las imágenes, todo lo contrario él dijo que las imágenes eran «el Evangelio de los pobres». ¿A quién de nosotros no le gusta contemplar un lindo cuadro o una hermosa imagen? Muchas veces mirando un cuadro o una imagen podemos más fácilmente entrar en oración y en un profundo contacto con Dios. ¿Quién puede negar por ejemplo la belleza de la Piedad de Miguel Angel? Pues bien, según los evangélicos habría que destruirla porque va contra la Biblia ¡Qué disparate tan grande! Ello es hacer decir a la Biblia lo que nunca la Biblia ha dicho. Ello es una distorsión de lo que Dios nos quiere decir en la Biblia. Una regla de oro para interpretar la Biblia es mirar siempre el contexto de una frase y no aferrarse a la letra, porque en este caso, sin el contexto, hasta se puede hacer decir a la Biblia que «Dios no existe» porque la Biblia pone esta frase en labios del tonto (Sal. 10, 4).

Los falsos dioses o ídolos de este mundo moderno.

Hermanos, los ídolos o falsos dioses de este mundo moderno no están en los templos, sino que son poderes que dominan al hombre moderno por dentro. Son poderes falsos que destruyen las buenas relaciones con el prójimo y con Dios. Estos ídolos modernos están a veces en nuestras calles, en nuestras instituciones, en nuestras comunidades y familias. Esta es la idolatría que hemos de desterrar.

Pienso, por ejemplo, en el falso dios del poder y de la dominación que quiere aplastar tu libertad y engañar pueblos enteros; en el falso dios «poder» que provoca guerras y matanzas de gente inocente. Este es el «ídolo» moderno que se pasea por el mundo. Pienso en el falso dios «dinero» que domina tu corazón, que comienza con mentiras, engaños, robos, tráfico de drogas etc. y que pareciera que en nombre de este dios dinero todo está permitido. Pienso en el falso dios del sexo desorientado, en el dios que destruye la unión familiar, en el dios de la pasión que engaña al hombre y a la mujer, es el falso dios que deja los niños desamparados, en el falso dios que destruye el verdadero amor y que se resiste a servir a una comunidad.

El lugar desde donde estos falsos dioses comienzan a brotar está en nuestro corazón. Es el demonio mismo que quiere destruir nuestro corazón como templo de Dios. Y mucha gente entre nosotros, sin darse cuenta, está bajo el poder de estos falsos dioses y no dan lugar en su corazón al único y verdadero Dios del amor.

Hermanos, no debemos buscar ídolos o falsos dioses en cosas de madera o de yeso, en imágenes o cuadros, sino en nuestro corazón. Si volviera ahora Moisés a nosotros, no se referiría a las imágenes ya que hoy no está el peligro de la idola-tría, sino que gritaría: «No te hagas falsos dioses dentro de tu corazón, destruye los vicios fuente de toda idolatría». Esto es lo que ya hicieron los profetas que vinieron después de Moisés.

Los primeros misioneros que evangelizaron América Latina trajeron de España y del Perú numerosas imágenes del Señor, de la Virgen y de los santos. Son imágenes religiosas cargadas de historia que penetraron hondamente en el alma de nuestro pueblo y que aparte de su valor escultórico tienen el mérito de que ante ellas oraron nuestros antepasados. Y cada capilla tiene las imágenes de sus patronos. Todas ellas nos recuerdan los misterios centrales de la encarnación e ilustran de alguna manera la Historia de la Salvación realizada por Dios a favor nuestro.

Así que cuando lleguen los evangélicos a las puerta de sus casas y les digan que los católicos somos unos idólatras porque adoramos las imágenes ya saben qué contestarles. Díganles que no es correcto sacar frases de la Biblia fuera de su con-texto para hacer decir a la Biblia lo que nunca dijo. Y que la Biblia nunca ha prohibido las imágenes como adornos religiosos.

Finalmente hay que tener presente que en el A. T. no podía representarse a Dios porque el Verbo no había tomado cuerpo ni forma humana. Pero en el N. T. es distinto. Con la Encarnación, el Verbo Dios tomó forma humana y si El mismo se hizo hombre hace dos mil años y nos mandó guardar su memoria es que quiere que nosotros lo representemos así, como hombre, para recordar que «el Verbo se encarnó y habitó entre nosotros». Y si representarlo en una pintura o en una imagen ayuda a recordar su memoria ¿qué de malo hay en ello?

Pero por sobre todo hay que entender la evolución gradual que hay entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Algunas sectas dan la impresión que quedaron petrificadas en el Antiguo Testamento y sólo por ignorancia o mala voluntad pueden decir lo que dicen. Es decir, se aferran de textos aislados, los sacan de su verdadero contexto, y confunden a los no iniciados en la Biblia. Y aquí le viene recordar que el mismo Jesús confirmó esta progresiva evolución entre el Antiguo y el Nuevo Testamento cuando dijo: «Antes se les dijo… ahora les digo».

Cuestionario

  1. ¿Qué es lo que prohíbe la Biblia referente a las imágenes?
  2. ¿Prohíbe las imágenes de falsos dioses?
  3. ¿Prohíbe las imágenes como objetos de adorno o de veneración?
  4. ¿Qué mandó construir Dios a Moisés?
  5. ¿Había esculturas en el templo de Jerusalén?
  6. ¿Qué habría que hacer, según los evangélicos, con todas las imágenes, incluida la famosa Piedad de Miguel Ángel?
  7. ¿Cuáles son los ídolos de hoy?
  8. ¿Cómo fustigaría hoy Moisés a los ídolos modernos?

Carta de un Párroco a sus feligreses

Queridos hermanos:
Es un hecho que hoy día las sectas pasan casa por casa y hacen una gran labor proselitista. Primero piden muy sutilmente que los católicos los acompañen a orar con la Biblia, lo que no tendría nada de malo, pero, con el pretexto de orar con la Biblia, lo que realmente pretenden es arrebatarles a ustedes su fe Católica y hacer que se cambien de Religión.
Y esto, en realidad, además de ser un proselitismo barato, es una falta de respeto y de caridad hacia las personas que, no habiendo tenido una mayor formación bíblica, los confunden con infinidad de citas bíblicas, sacadas de su verdadero contexto, y tratan de hacerles ver que están equivocados hasta convencerlos para que pasen a engrosar las filas de las sectas.
Queridos hermanos: Ustedes tienen un gran tesoro que es su Fe Católica heredada de sus padres y antepasados. Para darles una mano y fortalecer su Fe Católica es que acaba de aparecer este trabajo que -con la debida autorización- hoy hago llegar a sus manos. Es un libro muy sencillo y práctico, en él que hallarán la respuesta adecuada a las principales interrogantes que nos presentan las sectas.
El protestantismo que proviene de Alemania y de Europa, en general, es bastante respetuoso hacia los católicos. Pero las sectas provenientes de Estados Unidos y de otras partes de América Central suelen ser muy atropelladoras y tratan de imponerse por la fuerza, asustando a la gente y tergiversando textos bíblicos. Este libro, entonces, es para que no se dejen engañar.
No es nuestro intento agudizar tensiones. Lo que aquí se pretende es, con la Biblia en la mano, dar respuesta a las principales dificultades que las sectas presentan a los católicos cuando pasan por sus casas, dificultades que, bien mirado, no son reales sino sólo aparentes y que muchas veces demuestran sólo fanatismo e ignorancia.
La Iglesia Católica está por un sano ecumenismo y ojalá llegue el día en que se logre la tan anhelada unión entre cristianos, pero, por mientras, hay que dar respuestas concretas a las necesidades del momento.
Este trabajo está escrito en forma de cartas del Párroco a sus feligreses. Su estilo es respetuoso y hasta coloquial. Léanlo con el mismo espíritu en que fue escrito y Dios quiera que los temas, leídos una y otra vez, les ayuden a comprender mejor su fe Católica y a saber dar razón de su esperanza.
Que el Señor y la Santísima Virgen los colmen de bendiciones.

tomado del libro : Para dar razón de nuestra Esperanza,
sepa defender su Fe

animo ¡¡¡

P. Paulo Dierckx
P. Miguel Jordá

APOSTOLADO DEL LIBRO
P. Miguel Jordá. F. 8571492

EL CULTO Y LAS IMAGENES.

EL CULTO Y LAS IMAGENES.
Por el P. Amatulli.

A veces se oye decir: «¿Para qué sirven las velas y veladoras?», «¿Por qué ustedes adoran los santos?»; «Ustedes son idólatras, porque adoran las imágenes».
Para poder contestar a estas objeciones, es muy importante aclarar todo lo que se refiere al «Culto», teniendo en cuenta lo que dice la Biblia.
NOCIONES GENERALES
Antes que nada, vamos a aclarar los términos y conceptos generales que se refieren al culto.
– Culto
Es el conjunto de actos con que se tributa un homenaje de honor, cariño y respeto hacia una persona o cosa.
– Culto privado
Se llama privado el culto que es realizado por gente particular.
– Culto público
Se llama público el culto que es realizado por una comunidad, como tal.
– Culto civil
Se llama civil el culto que es dirigido a todo lo que está relacionado con la humanidad, la patria, el grupo social o la familia (Ejemplo: La abuelita difunta, que se recuerda cada año con ceremonias especiales el día dos de Noviembre o el aniversario de su muerte; los hombres ilustres, los héroes…) y a todo lo que lo simboliza (La bandera simboliza la patria) o representa (la fotografía representa a la abuelita difunta; el monumento representa a Benito Juárez).
– Culto religioso
Se llama religioso el culto que es dirigido a Dios y a las personas (Ejemplo: los ángeles y los santos) o cosas (Ejemplo: La cruz, imágenes, etc.), relacionadas con Dios.
– Culto relativo
Se llama relativo el culto que se dirige directamente a un objeto, pero termina en la persona o cosa que el objeto simboliza o representa. Por ejemplo, cuando se rinde homenaje a la bandera o al monumento de Benito Juárez, se quiere honrar a la patria y al Benemérito de las América, representados en la bandera o el monumento. Cualquier culto que se tributa a los símbolos (por ejemplo la bandera, la columna de la independencia, etc.) a las fotografías, imágenes, esculturas o reliquias (objetos relacionados con Cristo, la Virgen y los santos), es relativo.
– Culto Absoluto
Se llama absoluto (= libre de lazos = directo) el culto que se dirige directamente y termina en la persona o cosa que se quiere honrar. Es el culto que se refiere directamente a Dios, a la Virgen, a los ángeles, a los santos, a los seres queridos, a la patria, etc.

El culto se divide en tres clases:
• Culto de Latría o Adoración
Es el culto que se debe solamente a Dios, porque solamente Dios es principio y fin de todo lo que existe. En realidad, adorar significa reconocer a alguien o algo como ser supremo, y por lo tanto aceptar su dominio total y absoluto y amar sobre todas las cosas. Y esto es posible solamente con Dios.
• Culto de Dulía o Veneración
Es el culto que se da a los ángeles y santos. En realidad, venerar no es lo mismo que adorar. Venerar significa respetar y honrar por algún motivo especial.
Si se trata de culto religioso, se habla indistintamente de culto «dulía» o «veneración» y se refiere a los ángeles y a los santos.
Si se trata de culto civil (héroes de la Patria, seres queridos, hombres eminentes en las artes, la ciencia, etc.), se habla solamente de veneración y no de dulía.
• Culto de Hiperdulía
o Veneración Especial
Es el culto que se da solamente a la Virgen María, por ser la Madre de Jesús, el Hijo de Dios y nuestro Salvador y Señor. Por esta razón, María tiene un lugar especial entre todos los ángeles y santos.
De hoy en adelante todas las generaciones
me llamarán bienaventurada (Lc 1,48).

EL CULTO EN LA BIBLIA
Adoración
Por lo que se refiere al culto de adoración, que se debe solamente a Dios, no hay ninguna duda: «Adorarás al Señor tu Dios, y a Él sólo servirás» (Mt 4,10). En esto estamos de acuerdo todos.
Veneración
Donde no estamos de acuerdo, es en el culto de veneración, que los grupos sectarios niegan completamente, diciendo que todo culto es adoración.
Pues bien, ¿en qué nos basamos nosotros católicos para admitir un culto de veneración, distinto del culto de adoración? En la misma Biblia. En realidad, la Biblia nos presenta un respeto especial, hacia todo lo que está relacionado con Él (ángeles, santos, sacerdotes, templo, etc.), y esto es precisamente lo que llamamos culto de veneración
a) ÁNGELES
Son espíritus que desde un principio se mantuvieron fieles a Dios y siguen estando a su servicio como sus mensajeros para realizar alguna misión en favor de los hombres (Tob 5,4; Mt 1,20; Lc 1,26; Hech 8,26; 10,3; 12,7ss., etc.). Por lo tanto merecen un honor especial.
Sucedió que Josué, estando por los alrededores de Jericó, levantó los ojos y vio a un hombre delante de sí con la espada desenvainada. Se dirigió a él y le dijo. «¿Eres tú de los nuestros o de los enemigos?» El hombre respondió: «No, soy el jefe del ejército de Yahvé y acabo de llegar». Josué se postró en tierra y dijo: «¿Qué ordena mi Señor a su servidor?». El jefe del ejército de Yahvé le dijo, «Quítate el calzado de tus pies; el lugar que pisas es santo». Así lo hizo Josué (Jos 5,13-15).
«Dios me ha enviado para sanarte a ti y a tu nuera. Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que tienen entrada a la Gloria del Señor». Temblaron entonces y los dos cayeron con el rostro en tierra, llenos de terror (Tob 12,15-16).
Postrarse, quitarse el calzado, caer con el rostro en tierra, etc. son signos de respeto o veneración.
b) HÉROES Y SANTOS DEL PUEBLO DE DIOS
En muchas partes del Antiguo y Nuevo Testamento encontramos alabanzas dirigidas hacia ciertos personajes de la antigüedad famosos por su heroísmo, sabiduría o santidad (Sab 10; Sir 44-50; Heb 11).
Que sus huesos reflorezcan en sus tumbas, que sus nombres se renueven convenientemente en los hijos de estos hombres ilustres (Sir 46,12).
El Señor le perdonó sus faltas (al rey David) y lo destacó para siempre (Sir 47,11a).
Elías, ¡Qué glorioso fuiste en tus portentos!, ¿Quién puede gloriarse de ser igual a ti? (Sir 48,4).
Con referencia a los Doce Profetas, que sus huesos reflorezcan en sus tumbas por haber consolado a Jacob (Sir 49,10a).
Ellos, gracias a la fe, sometieron países, establecieron la justicia, vieron realizarse las promesas de Dios, cerraron los hocicos a los leones. Otros murieron apaleados y no aceptaron la transacción que los hubiera rescatado, porque preferían alcanzar la resurrección. Otros sufrieron la prueba de la burla y los azotes, y hasta de las cadenas y de la cárcel. Fueron apedreados, torturados, aserruchados, murieron a espada, fueron errantes de una a otra parte, sin otro vestido que pieles de cordero y de cabras, faltos de todo, oprimidos, maltratados (Heb 11,33.35b-37).
Después de muertos, siguen actuando en beneficio del pueblo, por el cual entregaron su vida.
Aún después de muerto, (Samuel) profetizó para anunciar su fin al rey; desde el seno de la tierra levantó su voz para profetizar y para borrar la iniquidad del pueblo (Sir 46,20).
Nada fue imposible para él (Elías) y hasta en el sueño de la muerte hizo obra de profeta. En vida hizo prodigios, y después de muerto, obras maravillosas (Sir 48,13-14).
Por lo tanto, se puede pedir su intercesión y ellos pueden intervenir en favor de los que viven.
Padre Abraharn, ten piedad de mí y manda a Lázaro que se moje la punta de un dedo para que me refresque la lengua, porque estas llamas me atormentan. (…) Te ruego, Padre, que mandes a Lázaro a mis familiares, donde están mis cinco hermanos, para que les advierta, y no vengan también a este lugar de tormento (Lc 16, 24.27-28).
c) LUGARES SAGRADOS
Son los lugares donde se realiza una intervención o manifestación de parte de Dios. Pues bien, merecen un respeto (=veneración) especial.
Despertó Jacob de su sueño y dijo: Yahvé está realmente en este lugar y yo no lo sabía… qué terrible es este lugar: no es nada menos que una casa de Dios y la Puerta del cielo (Gén 28,16-17).
Yahvé le dijo: No te acerques más. Sácate tus sandalias porque el lugar que pisas, es tierra sagrada (Ex 3,5).
Quítate el calzado de tus pies; el lugar que pisas es santo (Jos 5,15).
De una manera especial son lugares sagrados el tabernáculo y el Templo de Jerusalén, aparte de ciertos santuarios locales (Jue 17,5; 18,31; Jn 4,20).
Me harán un tabernáculo para que yo habite en medio de ellos (Ex 25,8).
Cuando Salomón acabó de rezar, bajó fuego del cielo que devoró el holocausto y los sacrificios, mientras la Gloria de Yahvé llenó el Templo (2Cro 7,1 -2).
En el Nuevo Testamento se distingue entre las casas particulares, y las casas donde se realiza la «Fracción del pan», el centro del culto de la Nueva Alianza.
¿No tienen casas para comer y beber?, ¿O es que desprecian a la Iglesia de Dios y quieren avergonzar a los que no tienen? (1Cor 11,22).
d) OBJETOS SAGRADOS
El más importante es el Arca de la Alianza, donde Moisés depositó las tablas de la ley (Ex 25,10).
Otros objetos sagrados son el Altar (Ex 27,1-2) y la Pila de Bronce para las abluciones (Ex 30,17-21).
El altar será cosa sacratísima; todo cuanto toque el altar, quedará consagrado (Ex 29,37b).
Siguen los vestidos y todo cuanto los sacerdotes usan en el culto.
Lo revistió (a Aarón) de un vestido sagrado de oro
(Sir 45,10; Cf. Ex 28,2).
El propio Moisés lo consagró
y lo ungió con el aceite bendito (Sir 45,15a).
e) TIEMPOS SAGRADOS
Antes que nada, los israelitas consideraban sagrados el séptimo día (Ex 23,12), el séptimo año (Ex 23,10-1l) y el año jubilar (año cincuenta: Lev 25,8-19).
Después, celebraban tres grandes fiestas cada año: la fiesta de los ázimos, para recordar la salida de Egipto; la fiesta de la siega de los primeros frutos y la siega de los últimos frutos (Ex 23,14-17).
En el Nuevo Testamento, que empieza con la muerte y resurrección de Cristo, encontramos como día especial para la reunión de los cristianos el día primero de la semana, para recordar la Resurrección del Señor (1Cor 16,2; Hech 20,7). Poco a poco también el Nuevo Pueblo de Dios se fue estableciendo sus fiestas, a imitación del Antiguo Pueblo de Israel (Pascua, Pentecostés, Navidad, etc.).
f) PERSONAS SAGRADAS
Son los sacerdotes, por estar consagrados al servicio de Dios en el culto, y los reyes, por ser sus representantes en la guía del pueblo. Por eso son ungidos con aceite (Lev 8,12.30; 1Sam 10,1) y merecen un respeto especial.
(Dios) revistió a Aarón de un honor altísimo (Sir 45,8).
¿Cómo te atreviste a alzar tu mano para matar al rey
que Yahvé había consagrado? (2Sam 1,14).
g) ACCIONES SAGRADAS
Representan el centro del culto en el Antiguo y el Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento, se dividían en oblaciones y sacrificios.
Las oblaciones consistían en flor de harina, pan, espigas, aceite, vino, incienso, etc. (Lev 2,1-16). Los sacrificios consistían en animales que se mataban en honor de Dios (Lev 1,3-7) y aquella parte de las oblaciones que era quemada (Lev 2,29.13-16).
Esta víctima es cosa muy santa (Lev 7,1b).
En el Nuevo Testamento encontramos la Cena del Señor y su repetición, según la orden de Cristo.
Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la Fracción del pan y a las oraciones (Hech 2,42).
La copa de bendición que bendecimos, ¿no es una comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión con el Cuerpo de Cristo? (1Cor 10,16).
Yo recibí del Señor mismo lo que a mi vez les he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó el pan, y después de dar gracias, lo partió diciendo: «Esto es mi cuerpo, que es entregado. De la misma manera, tomando la copa, después de haber cenado, dijo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Siempre que beban de ella, háganlo en memoria mía».
Así pues, cada vez que comen de este pan y beben de la copa, están anunciando la muerte del Señor hasta que venga. Por lo tanto, si alguien come del pan y bebe de la copa del Señor indignamente, peca contra el cuerpo y la sangre del Señor. Por eso, que cada uno examine su conciencia, cuando va a comer del pan y a beber de la copa. De otra manera, come y bebe su propia condenación al no reconocer al cuerpo (1Cor 11,23-29).

ENSEÑANZA DE LA IGLESIA
La enseñanza de la Iglesia Católica está perfectamente de acuerdo con el dato bíblico.
Culto a las imágenes
Es un culto de veneración y no de adoración. Además es un culto relativo: el honor va a los seres representados en las imágenes, esculturas o pinturas. Por esta razón, están equivocados los que acusan a los católicos de ser idólatras. Nosotros no adoramos a los ángeles y los santos, ni sus representaciones. Tenemos las imágenes y las reliquias (algo relacionado con Cristo y los santos: cruz, partes del cuerpo de los santos, objetos que usaron, etc.), como algo sagrado, que merece respeto y cariño. No pensamos que tengan algún poder especial.
«Como si continuáramos el camino regio, y siguiendo el magisterio divinamente inspirado de nuestros santos Padres y la Tradición de la Iglesia Católica, definimos con toda certeza y diligencia que así como la figura de la preciosa y vivificadora cruz, así también las venerables y santas imágenes ya sean de colores y pinceles, como de otro material, decentemente se propongan en las santas Iglesias de Dios, en los vasos y vestidos sagrados, en las paredes y retablos, en las casas y en los caminos: a saber, tanto las imágenes de nuestro Dios, Señor y Salvador Jesucristo, como de la Inmaculada Señora Nuestra, Santa Madre de Dios, de los honorables ángeles y de todos los santos junto con los varones ilustres.
Los que contemplan estas imágenes, más rápidamente se elevan a recordar y desear a quienes representan, y a besar con veneración no de latría, que solamente a la naturaleza divina se debe dar… el honor a las imágenes pasa a los que se representan. Así se refuerza la doctrina de nuestros santos Padres, la Tradición de la santa Católica Iglesia…» (II Concilio Ecuménico de Nicea: 24 de septiembre-23 de octubre del año 787).
Como se ve, podemos tener imágenes de Cristo, la Virgen, los santos y los varones ilustres, es decir personajes que hicieron algo en favor de la humanidad por lo cual merecen el respeto de todos. Las tenemos para recordar a las personas que representan y manifestar hacia ellas nuestro cariño (= veneración).
«El sagrado Concilio manda… que además las imágenes de Cristo, de la Virgen Madre de Dios y de los santos, se conserven principalmente en los templos y se les tribute el debido honor y veneración, no porque se crea que en ellas resida alguna divinidad o poder, por lo cual deba dárseles culto, o que a ellos haya que pedirles algo, como hacían antiguamente los paganos, que ponían su esperanza en los ídolos, sino porque el honor que a ellas se les rinda se refiere a las personas que ellas representan: de tal modo que a través de las imágenes que besamos, ante las cuales nos descubrimos la cabeza y nos inclinamos, es a Cristo a quien adoramos y a los santos, cuya representación tienen ellas, veneramos» (Concilio Ecuménico de Trento: 3 de diciembre de 1563).

Con esto queda aclarada la doctrina Católica con relación al culto que se debe a las imágenes, que no es de adoración, sino de simple veneración o respeto, como se hace con la fotografía de la abuelita difunta, el monumento a un héroe, etc. En efecto, si rendimos homenaje a ciertos objetos que nos recuerdan a la Patria (la bandera), a un héroe (monumento a Emiliano Zapata) y a un ser querido (retrato o carta de la mamá difunta), ¿por qué no podemos hacerlo con todo lo que nos recuerda a Dios, a la Virgen, a los ángeles y los santos? Viendo estos objetos, nos acordamos de las personas que representan y tratamos de conformar nuestra conducta a sus enseñanzas y ejemplos.

Además, es muy importante subrayar que cualquier acto de homenaje que se rinda a estos objetos, va a las personas representadas o simbolizadas en ellos (la cruz simboliza a Cristo que murió en ella).
Claro que si alguien cree que alguna imagen o estatua tiene algún poder especial y le pide algún favor, se está portando mal. Una cosa es pedir a Dios delante de una imagen y otra cosa es pedir a la imagen.

Jesús, un hombre religioso

Jesús, un hombre religioso

por Pedro Kike Briceño (Notas) el lunes, 6 de junio de 2011 a la(s) 17:16

 

Cuantas veces no hemos oído y visto mensajes de los hermanos separados, sobre todo pentecostales y evangélicos que dicen más o menos así:

–          “Jesús no es una religión”

“La religión no salva”“…comprendí que mis problemas eran mas importantes que mi religión” “  hazle caso a la Biblia, no a la religión” ” Jesús quiere corazones, no religiones” “La religión no es el camino al cielo”  “ Jesús no es de ninguna religión”

–          “Jesús es vida, no religión”

¿Qué hay detrás de todo esto? Sin muchas palabras a lo que todos estos dichos hacen referencia es a rechazar a la Iglesia Católica. Hemos de saber que la gran mayoría de los hermanos separados no aceptan por ningún motivo que los católicos somos cristianos. Ellos ven al catolicismo como algo separado del cristianismo.

Primero tenemos que empezar por definir que es religión. Desafortunadamente el término religión es indefinido, pues no hay una definición concreta. Pero vallamos a analizar algunas que yo supongo que se acercan más a la realidad.

Religión puede ser:

Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto

Diccionario  Microsoft Encarta 2005.

Virtud que mueve a dar a Dios el culto debido

Def. 2 Diccionario  Microsoft Encarta 2005.

“Un sistema solidario de creencias y prácticas relativas a cosas sagradas” Emilio Durkheim, sociólogo francés. 

Ahora bien, creo que después de ver estas definiciones ningún hermano separado podrá negar que pertenece a una religión, cualquier definición que él busque tiene mucho que ver con su congregación a la cual no considera una religión. Pues tiene un conjunto de creencias en Dios, da culto, tiene normas morales, y rituales (Bautismo, cena del Señor, etc.) con cosas sagradas (Biblia, agua del bautismo, símbolos, etc.).

Los únicos que no pertenecen a ninguna religión son los ateos, esa es una verdad que la podemos encontrar en cualquier enciclopedia o diccionario.

Lo que pasa es que para muchos hermanos separados, religión es algo repugnante que según ellos es propio o referente del paganismo, pero no hay tal afirmación ni ninguna referencia de que religión signifique paganismo. Pues el cristianismo es una de las cinco grandes religiones del mundo, junto con:

·         Judaísmo, nacido de los hebreos.

·         Budismo, fundado por buda.

·         Islamismo, fundado por Mahoma.

·         Hinduismo, nacido en la India.

En el concepto de religión entran dos grandes distinciones, que son la religión natural, y la religión positiva o cierta. Dentro de la religión natural entran todas aquellas que han buscado a Dios o una espiritualidad trascendental, y en su búsqueda hicieron un dios o dioses a su modo, o formas de vivir su espiritualidad.

Entre el tipo de religiones naturales se encuentran el budismo, que no tienen un dios, pero sí una forma de espiritualidad que para ellos es trascendental, su maestro más elevado es Buda. También pertenecen a este tipo de religión los hindúes, que tienen muchos dioses hechos por sus sentimientos y no porque en realidad existan. Y aunque los musulmanes no lo acepten, también su religión es natural, pues surgió de Mahoma, quien combinó ideas del cristianismo con el judaísmo y el paganismo árabe. Es natural porque no hay intervención de Dios para formar esa religión, Mahoma fue simplemente un “profeta” del Islam. Las religiones positivas son aquellas que denotan una intervención de Dios en el transcurso de la historia de la humanidad. Aunque existan muchas religiones que puedan alegar que Dios las instituyó, no son religiones comprobables con hechos históricos, arqueológicos, antropológicos etc. Sino que se basan mas bien en leyendas.

A las religiones positivas únicamente pertenecen el judaísmo y el cristianismo, porque surgen de una iniciativa y directa intervención de Dios.

Pero no todas las iglesias cristianas son de religión positiva, pues la única que puede comprobar una descendencia desde el tiempo de Jesús, es la Iglesia Católica, ya que todas las demás iglesias cristianas surgen de una separación.

El en árbol de las congregaciones cristianas(ver foto) está elaborado en base a las separaciones que se fueron dando a lo largo de la historia, se observa cual iglesia surgió de cual, y es por demás decir que la gran mayoría de las congregaciones cristianas no tiene nada que objetar, pero en cuanto a la Iglesia la luz del mundo, los mormones, los adventistas, y alguno que otro podrá afirmar que su Iglesia la fundó Dios espiritualmente o por medio de visiones y que no se separaron de nadie para formar una iglesia nueva. Pero ninguna tiene manera de comprobarlo, pues para que Dios levantara una religión, no tendría que haber un solo receptor del mensaje, o un solo testigo de lo que Dios obrara. Por ejemplo para la religión judía con todas sus normas, Dios levantó a Moisés y todo un pueblo fue testigo de las obras de Dios. Mientras que para el cristianismo católico que es el único que comprueba su descendencia de los apóstoles, Dios envió a su Hijo y sus discípulos fueron quienes estuvieron siempre como testigos y en quien Jesús depositó la doctrina.

Pero la luz del mundo no puede afirmar que fue obra de Dios, ya que Aarón, el fundador, tuvo un sueño. Un sueño que nadie puede corroborar, aunque yo no soy quien para cuestionar a Dios, pero creo que nunca formaría una religión solo por darle un sueño o una visión a alguien, ya que hasta su servidor ha tenido visiones, y mas cuando no como bien, y no por eso me voy a sentir un profeta que tiene nuevas revelaciones. Cuando Dios hacía una obra por medio de una visión para un suceso importante, siempre había alguien que confirmara que esa visión fue verídica, por ejemplo:

· Cuando María fue visitada por el ángel, fue José quién confirmó la veracidad del hecho de la anunciación (Mt 1,24).

· La visión de Pablo fue confirmada por Ananías (Hch 9,10-11).

Pero para la visión del hermano Aarón no hay nadie que la confirme, ni su esposa, quien dormía con él la noche que supuestamente tuvo la visión o sueño y ella no vio nada. Por otro lado tampoco los mormones pueden reclamar ser una Iglesia fundada por Dios, pues tampoco hubo alguien que confirmara que José Smith tenía tales visiones, ya que de doce testigos que había en un principio solo quedaron tres y nueve “se echaron para atrás” ¿Por qué si se suponía que estaban convencidos no sostuvieron la verdad? Y sobre los adventistas del séptimo día, ni hablar.

Ahora bien, volviendo al contexto, todos tenemos una religión, todos los hermanos separados y nosotros los católicos somos de religión cristiana, por lo tanto, todas las frases célebres entre los hermanos separados, que mencioné al comienzo, no tienen fundamento alguno, son mas bien, sentimientos de rechazo a la Iglesia Católica que es de religión cristiana, quieran o no.

Las palabras “religión Católica” son en sí (según su origen etimológico), palabras mal acomodadas, pues no hay tal religión Católica, mas bien, la religión de los católicos, es el cristianismo, pero la Iglesia a la que pertenecen es la Católica, de la misma manera, debo aclarar a los católicos que no hay tal “religión evangélica” “Religión bautista” “religión luz del mundo ” “ religión pentecostal ” etc. pues aunque todos ellos pertenecen a una religión, no hay tales religiones, mas bien existe el cristianismo evangélico, el cristianismo pentecostal, etc. pues una Iglesia, que quiere decir, congregación o asamblea, no quiere referirse exactamente a las cosas de Dios. Es por eso que los que verdaderamente somos católicos pertenecemos a una asamblea universal que profesa la religión cristiana, pero no debemos utilizar el término o palabras “religión católica” para hacernos referencia, ni para que se nos haga referencia pues no somos una separación del cristianismo, decir que somos la religión católica  querría decir que somos una religión universal, y no hay tal religión. Pues una religión universal sería más bien como la nueva era, que acepta cualquier cosa de todas las religiones del mundo.

Jesús, un hombre religioso

Con las frases antes mencionadas al comienzo, nos queda claro que los hermanos separados ignoran muchas cosas acerca de nuestro salvador. Pues Jesús de Nazaret queramos o no era un hombre religioso y ritualista, según las tradiciones de su pueblo y obligaciones de la Torá.

Cuando Jesús entra en la sinagoga y lee los rollos de la ley, siempre se tenía que seguir el ritual judío de entronización. Y cuando se lee la Torá, se debe seguir bien las entonaciones y puntuaciones correctas, no era, ni es para los judíos simplemente leer como nosotros leemos la Biblia. Esto es una tradición religiosa la cual Jesús hacía (Lc 4,16-20), lo mismo san Pablo, que aunque ya no era judío siempre mostró respeto por la religión (Hch 13,14-15).

En la fiesta de los tabernáculos (Sukot), Jesús participaba como todo judío sujeto a la ley (Jn 7,2), en esta fiesta se hacían bailes, cánticos y procesiones con los rollos de la ley (Ex 34,22) (Ex 23,16) (Dt 16,13-16) (Dt  31,10-13) (Lev 23,34-36)

En cualquier día como en las fiestas y sábados, también se acostumbraba el rito del Hal-lel, que era una selección de salmos del 113 al 118, muy probablemente Jesús los cantó con sus discípulos en la última cena (Mc 14,26).

Y así podemos seguir mencionando las fiestas religiosas de las cuales Jesús tomaba parte, y darnos cuenta que sin dudar podemos afirmar algo que los hermanos podrían repugnar: Jesús era un hombre religioso.

La idea del rechazo al concepto de religión es una de las consecuencias del postmodernismo en las iglesias, es decir, con el postmodernismo se mezclaron las ideas light a la religión, esto no lo dudo, pues no dejo de ver que las nuevas iglesias y movimientos, no son mas que adaptaciones a las necesidades del hombre, y por eso llegan ahora a pensar en un Jesús que no tiene nada que ver con la religión, sino mas bien piensan solamente en un Jesús que puede satisfacerlos en todo. Pero ese no es el Jesús de la Biblia, ese no fue nunca el Jesús del cristianismo durante 1900 años, aunque Jesús nos puede curar nuestras dolencias, de eso no tengo dudas, pero Jesús no se adapta a nosotros, sino que nosotros somos los que debemos adaptarnos a él y a su voluntad. Pero pretender separar a Jesús de la religión es imposible, o separarlo de la Iglesia Católica, lo es todavía mas, pues la Iglesia Católica no existiría sin Jesús

el cristianismo a través de los años

MAS SOBRE APOLOGETICA DE LA EUCARISTIA:

https://www.facebook.com/Catolicosfirmesensufe?ref=stream

CAPITULO 18: Y asi como decimos

CAPITULO 18: Y así como decimos “Padre Nuestro” Mt 6,9 porque es Padre de los que le conocemos y creemos en él también decimos : El pan nuestro Mt 6:11 porque Cristo es pan de los que tocamos su cuerpo.Pedimos que cada día se nos de de ese pan, no sea que quienes estamos en Cristo y recibimos cada día la Eucaristía para alimento de Salvación, al cometer algún delito de importancia mientras absteniendo y no comulgando nos privamos del pan celestial, somos separados del cuerpo de Cristo, como el mismo dijo:Yo soy el pan de vida, que baje del cielo, si alguno comiere de este pan vivirá eternamente Juan 6:51, cuando dice que vivirá eternamente si alguno comiera de su pan es claro que viven quienes tocan su cuerpo y reciben la EUCARISTIA por el derecho de la comunión…..hay que temer y orar no sea que mientras uno se abstiene, se separe del cuerpo de Cristo, se separe de la salvación , pues el mismo dijo: Si no comieras la carne del Hijo del hombre y no bebieras su sangre no tendréis vida en vosotros Juan 6:53. Por esto pedimos que cada día se nos de nuestro pan, que es, Cristo, para que quienes permanecemos y vivimos en Cristo nos apartemos de su santificación y de su cuerpo.- SAN CIPRIANO DE CARTAGO. AÑO 255 D.C.-SOBRE LA ORACION DOMINICAL-CAPITULO 18.

LA SALVACIÓN SI SE PIERDE , LEAN ESTOS VERSÍCULOS¡¡

Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. – Mateo 10:22.

Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. – Mateo 24:11-13.

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. – Juan 15:5-6.

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. – Ro. 8:1.

Y a vosotros también … os ha reconciliado … para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído. – Colosenses 1.21-23.

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?. – Hebreos 2:1-3.

Pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza. – Hebreos 3:6.

Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. – Hebreos 6:4-6

Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma. – Hebreos 10:39.

Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno. – 2 Pedro 2.20-22.

Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. – 2 Pedro 3:17.

El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. – Apocalipsis 3:5.

Antiguo Testamento

Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo…. Cuando el justo se apartare de su justicia, e hiciere iniquidad, morirá por ello. – Ezequiel 33:13-18.

Dudodos

Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano. – Mateo 18.15-17.

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos. – Juan 8:31.

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. – 1 Corintios 10.12.

Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. – Santiago 5:19-20.

Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro. – Apocalipsis 22:18-19.Imagen

APACIENTA MIS OVEJAS.

APACIENTA MIS OVEJAS.

 

-Uno de los testimonios más claros del primado de Pedro se encuentra en el capítulo 21 del evangelio de San Juan. En este capítulo observamos como el Señor pregunta 3 veces a San Pedro si le ama, y cada pregunta va contestada con un apacienta mis ovejas o apacienta mis corderos. 3 veces le preguntó porque 3 veces le negó. De esta forma fortaleció nuevamente la fe de San Pedro delante de todos los apóstoles.

-Siendo un capítulo de tan sumo interés apologético deseo estudiarlo detenidamente para poder demostrar como a Pedro se le da una función diferente a la que se da al resto de apóstoles.

1 Después de esto, se manifestó Jesús otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Se manifestó de esta manera.
2 Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los de Zebedeo y otros dos de sus discípulos.
 Juan 21:1-2

Aquí en estos primeros dos versículos vemos algo interesante:

1)Estaban los apóstoles en el mar de Galilea, en las orillas del mar de Tiberíades. Recordemos en el mar de Galilea es donde encontró Jesús a Pedro y le dijo fuera pescador de hombres.(Mateo 4:18). Curiosamente es en las orillas de este mar donde nuevamente se confirmará la misión de San Pedro.

2)El versículo 2 nos indica quienes eran los discípulos del Señor que estaban allí y curiosamente el primero en ser nombrado es San Pedro sin embargo al apóstol amado no se le nombra directamente por su nombre. Esto también nos indica hacia donde va encaminado ya el capítulo , a dejar claramente establecido el primado petrino.

3 Simón Pedro les dice: “Voy a pescar.” Le contestan ellos: “También nosotros vamos contigo.” Fueron y subieron a la barca, pero aquella noche no pescaron nada.
4 Cuando ya amaneció, estaba Jesús en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús.
5 Díceles Jesús: “Muchachos, ¿no tenéis pescado?” Le contestaron: “No.”
6 El les dijo: “Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis.” La echaron, pues, y ya no podían arrastrarla por la abundancia de peces.
7 El discípulo a quien Jesús amaba dice entonces a Pedro: “Es el Señor”, se puso el vestido – pues estaba desnudo – y se lanzó al mar.
 Juan 21:3-7

-El impetuoso de Pedro se decide ir a pescar y curiosamente los demás dicen que van con él. Pero la mala suerte fue que no pescaron nada, así que tubo aparecerse el Señor y decirles donde tenían tirar las redes como hacía 3 años había hecho. Cuando ocurrió esto el discípulo amado le dice a Pedro que era el Señor, y la Escritura nos dice, que Pedro estaba “desnudo” y se vistió y luego se lanzó al mar. Es interesante el dato de que Pedro estaba “desnudo” quizás para muchos esto sea un dato más innecesario pero realmente este dato no tiene que pasar desapercibido ya que de nuevo este dato nos encamina a lo que más adelante pasará. En este momento Pedro se encontraba con mala consciencia por haber negado 3 veces al Señor, no se encontraba animado para realizar la tarea se le había encomendado, se encontraba desnudo espiritualmente ante el Señor, sin ser digno de él, por eso versículos después será reconfortado en su misión.
8 Los demás discípulos vinieron en la barca, arrastrando la red con los peces; pues no distaban mucho de tierra, sino unos doscientos codos.
9 Nada más saltar a tierra, ven preparadas unas brasas y un pez sobre ellas y pan.
10 Díceles Jesús: “Traed algunos de los peces que acabáis de pescar.”
 Juan 21:8-10
Es muy interesante lo que se nos cuenta aca, realmente este capítulo rememora acontencimiéntos pasados para siempre llevarnos al mismo punto, la misión que dentro de poco el Señor encomendará a Pedro.
Si nos fijamos vemos que aca nos dice: “ ven preparadas unas brasas y un pez sobre ellas”. En griego la palabra usada para brasas es ἀνθρακιὰν y casualmente esta palabra solamente se usa una vez más en todo el evangelio de San Juan, donde? Aquí:

18 Los siervos y los guardias tenían unas brasas encendidas porque hacía frío, y se calentaban. También Pedro estaba con ellos calentándoseJuan 18:18
Antes de que Pedro negará 3 veces al Señor había unas brasas encendidas donde se calentaban. Antes de volver a ser confirmado por Cristo para ser Pastor universal de su rebaño, hay unas brasas encendidas también. ¿Curiosidad?….
11 Subió Simón Pedro y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y, aun siendo tantos, no se rompió la red.
12 Jesús les dice: “Venid y comed.” Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: “¿Quién eres tú?”, sabiendo que era el Señor.
13 Viene entonces Jesús, toma el pan y se lo da; y de igual modo el pez.
14 Esta fue ya la tercera vez que Jesús se manifestó a los discípulos después de resucitar de entre los muertos.

Juan 21:11-14
Es curioso como en el versículo 10 Jesús les dice a todos en general que traigan los peces que acaban de coger y en el versículo 11 se nos dice que el único que fue por ellos es San Pedro. Cristo en el versículo 10 habla a todos pero en el 11 solo San Pedro realiza la acción, es decir San Pedro sirve a los demás, siendo así SIERVO DE SIERVOS y trae los peces.

Aquí el versículo 14 nos termina de narrar la preparación para lo que ha de venir, esta tercera vez que Jesús se manifestó a los discipulos será clave en la historia de la Cristiandad porque volverá a recordar a Pedro cual es su misión y para lo que le eligió.

Recordemos antes dijimos Pedro estaba desnudo espiritualmente, es decir avergonzado por haber negado al Verbo divino 3 veces. Esto le hacía sentirse mal y no capacitado para dirigir la Iglesia, no terminaba de entender porque Cristo le había dicho a él que era la roca, cuando otros como Juan habían sido más fieles al Señor que él mismo, pero el Señor le elige precisamente por eso, porque sabe que en Pedro se juntan dos cosas que todo hombre tiene, amor y pecado, y así quería fuera el líder de su Iglesia, era preciso pues confortarle y recordarle nuevamente su tarea. Y eso hará en los versículos que ahora estudiaremos.
15 Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: “Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis corderos.”
16 Vuelve a decirle por segunda vez: “Simón de Juan, ¿me amas?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas.”
17 Le dice por tercera vez: “Simón de Juan, ¿me quieres?” Se entristeció Pedro de que le preguntase por tercera vez: “¿Me quieres?” y le dijo: “Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas.
 Juan 21:15-17
Estos 3 versículos son una prueba irrefutable del primado petrino. Es muy habitual que se pasen por alto o se estudien superficialmente por eso me dedicaré a hacer un estudio detallado de ellos demostrando que no queda lugar a dudas para afirmar el primado que Jesús concede a San Pedro.
Podemos destacar aca 3 cosas muy importantes:

1) El Señor primero le manda apacentar corderos y luego le manda apacentar las ovejas. Sabemos que el cordero es un animal diferente a la oveja, y solo y exclusivamente a Pedro se manda que apaciente a ambos animales.
 
2) El Señor usa dos veces la palabra griega apacentar “βόσκω” y luego una vez usa la palabra pastorear “ ποιμαίνω”. Dos palabras diferentes indican pues dos misiones diferentes. Además podemos establecer una relación entre apacentar y pastorear con ovejas y corderos de forma que quede más clara la misión de San Pedro.
3) 3 veces le pregunta a Pedro y tres veces le manda cuidar de su rebaño. Cada una de estas 3 veces es por cada una de las 3 negaciones que San Pedro le hizo al lado de las brasas. Públicamente debía el primer Papa afirmar su amor incondicional al Señor y ser fortalecido en su fe nuevamente para desarrollar el ministerio para el que fue elegido.
 

-Es bueno estudiar punto por punto para demostrar una sólida defensa del primado petrino en estos 3 versículos. Muchos hermanos separados dicen que el primado de Pedro solo se basa en Mateo 16:18 cuando olvidan este pasaje que es tan importante como el de Mateo y es preciso mostrar su matiz apologético y probar porque creemos que Pedro bíblicamente fue cabeza de todos los apóstoles.

1)OVEJAS Y CORDEROS:

-Volvamos a recordar que pone Juan 21:15-17:

15 Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: “Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis corderos.”
16 Vuelve a decirle por segunda vez: “Simón de Juan, ¿me amas?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas.”
17 Le dice por tercera vez: “Simón de Juan, ¿me quieres?” Se entristeció Pedro de que le preguntase por tercera vez: “¿Me quieres?” y le dijo: “Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas.
 Juan 21:15-17
-Entonces aquí tenemos dos funciones diferentes: Apacentar corderos y apacentar ovejas. Algunos podrían pensar se trata de la misma función, más tarde veremos que no es la misma función. Ahora veamos que los corderos son animales diferentes a la ovejas. Es frecuente en la Escritura designar al pueblo de Dios por un rebaño, y en todo rebaño existen ovejas y corderos, el cordero es un animal más débil que la oveja y se entiende que es la oveja quien lo cuida.
Tenemos por ejemplo en la Sagrada Escritura algún texto que nos enseña esta idea:

Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas. Isaías 40:11
Vemos como el pastor lleva en sus brazos a los corderos, es decir los trata con sumo cuidado esto es fácil de explicar: El cordero es un animal más débil que la oveja.
Ahora veamos en la Escritura como las ovejas son los apóstoles:

Entonces Jesús les dijo: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas. Mateo 26:31
He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas. Mateo 10:16
Tanto los que envió como los que se dispersaron cuando el pastor fue herido eran los apóstoles. Por tanto podemos concluir que los apóstoles son llamados “ovejas” algunas veces en las Escrituras.
Entendiendo esto podremos entender más fácilmente el versículo en cuestión :
*Primero Cristo manda a Pedro que apaciente a sus corderos, es decir aquellos del rebaño cuya fe es débil que acaban de entrar en el rebaño, Pedro como Pastor supremo debe cuidar de ellos y alimentarles espiritualmente con la enseñanza Cristo dejó a su Iglesia.
*Segundo Cristo manda a Pedro a que pastoreé, gobierne a las ovejas, es decir a aquellos que son cristianos cuya fe es más fuerte, cuyo conocimiento es superior al de los corderos, en tiempos de Pedro los apóstoles y presbíteros y diáconos, hoy en día los obispos y sacerdotes.
*En tercer lugar a estos mismos es necesario también alimentarles espiritualmente con la doctrina de Cristo, es por eso por tercera vez le manda a Pedro que de comida a su rebaño, esta comida no es otra que un alimento espiritual. Y hasta los más firmes en su fe necesitan este alimento, es por eso que Cristo así lo indica.
2) APACENTAR Y PASTOREAR:

-Si vemos el texto griego correspondiente a estos versículos observaremos algo muy interesante, el Señor usa dos veces (βόσκω) y una vez usa como ποιμαίνω (poimainō).
Pero lo interesante es que es con Pedro y solo con Pedro con quien se uso βόσκω con ningún otro apóstol se uso esta palabra.


Bíblicamente el verbo: רעה (râ‛âh), que fue traducido al griego como ποιμαίνω (poimainō) y βόσκω (boskō) y en nuestro idioma como “apacentar”.En Griego bosko significa dar de come, apacentar, mientras que poimaino es pastorear, son dos palabras diferentes. Βόσκω solo se usa en el NT con Pedro lo que da muestras nuevamente de su Primacia. El Espiritu Santo al inspirar el Evangelio de San Juan solamente uso esa palabra con Pedro con nadie más, la escritura es bien clara aquí.

Todos aquellos detractores del Primado de Pedro, debería pues poder explicar el cambio de Palabra y porque esta es usada unicamente con este Apostol.

Entonces APACENTARβόσκω se puede traducir como dar de comer, alimentar espiritualmente al rebaño del Señor, es decir Pedro era el encargado de alimentar al rebaño y el encargado de pastorearlo también= ποιμαίνω.

 

15 ὅτε οὖν ἠρίστησαν λέγει τῷ Σίμωνι Πέτρῳ ὁ Ἰησοῦς· Σίμων Ἰωάννου, ἀγαπᾷς με πλέον τούτων;λέγει αὐτῷ· ναί κύριε, σὺ οἶδας ὅτι φιλῶ σε. λέγει αὐτῷ· βόσκε τὰ ἀρνία μου. 16 λέγει αὐτῷ πάλιν δεύτερον· Σίμων Ἰωάννου, ἀγαπᾷς με; λέγει αὐτῷ· ναί κύριε, σὺ οἶδας ὅτι φιλῶ σε. λέγει αὐτῷ·ποίμαινε τὰ προβάτια / πρόβατά μου. 17 λέγει αὐτῷ τὸ τρίτον· Σίμων Ἰωάννου, φιλεῖς με; ἐλυπήθη ὁ Πέτρος ὅτι εἶπεν αὐτῷ τὸ τρίτον· φιλεῖς με; καὶ εἶπεν / λέγει αὐτῷ· κύριε, πάντα σὺ οἶδας, σὺγινώσκεις ὅτι φιλῶ σε. λέγει αὐτῷ [ὁ] Ἰησοῦς· βόσκε τὰ προβάτια / πρόβατά μου.

Juan 21:15-17

Juan 21, 15-17 “Cuando hubieron comido, dijo Jesús a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? El le dijo: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Díjole: Apacienta (βόσκω) mis corderos. Por segunda vez le dijo: Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejuelas. Por tercera vez le dijo: Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntase: ¿Me amas? Y le dijo: Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te amo. Díjole Jesús: Apacienta mis ovejuelas”.


Este punto es muy interesante, si nos fijamos, cuando la Escritura habla del resto de los apóstoles y obispos dice que ellos son los encargados de pastorear la Iglesia de Dios:

28 “Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con la sangre de su propio hijo. Hechos 20:28
Si vamos al griego veremos que en Hechos 20:28 para pastorear se usó la palabra ποιμαίνω pero no se usa βόσκω. ¿Por qué? Sencillamente porque son misiones diferentes por eso usa una palabra y no se usa la otra.

προσέχετε ἑαυτοῖς καὶ παντὶ τῷ ποιμνίῳ ἐν ᾧ ὑμᾶς τὸ πνεῦμα τὸ ἅγιον ἔθετο ἐπισκόπους ποιμαίνειντὴν ἐκκλησίαν τοῦ θεοῦ, ἣν περιεποιήσατο διὰ τοῦ αἵματος τοῦ ἰδίουHechos 20:28
 
ποιμαίνειν(poimanein) = pastorear.

Con esto vemos como a Pedro se le dio el poder de pastorear el rebaño como se le dio al resto de los apóstoles pero curiosamente se le otorga un nuevo poder el de Alimentar al rebaño. Aquí me gustaría citar las palabras del Santo Padre Juan Pablo II en la audiencia del 10 de mayo de 1993:

La función de piedra fundamental de la Iglesia que Jesús confirió a Pedro comporta, por consiguiente, un aspecto doctrinal (cf. Mt 16, 18-19). La misión de confirmar a sus hermanos en la fe, que también le confió Jesús (cf. Lc 22, 32), va en la misma dirección. Pedro goza de una oración especial del Maestro para desempeñar este papel de ayudar a sus hermanos a creer. Las palabras «Apacienta mis corderos», «Apacienta mis ovejas» (Jn 21, 15-17) no enuncian explícitamente una misión doctrinal, pero sí la implican. Apacentar el rebaño es proporcionarle un alimento sólido de vida espiritual, y en este alimento está la comunicación de la doctrina revelada para robustecer la fe.

De ahí se sigue que, según los textos evangélicos, la misión pastoral universal del Romano Pontífice, sucesor de Pedro, comporta una misión doctrinal. Como pastor universal, el Papa tiene la misión de anunciar la doctrina revelada y promover en toda la Iglesia la verdadera fe en Cristo. Es el sentido integral del ministerio petrino.
Con esto creo queda claro que significa Apacentar, es decir βόσκω y como esa misión fue encomendada única y exclusivamente a San Pedro. Debemos tener en cuanta que cuando Dios realiza las cosas es por algo, el precedente bíblico de esta misión encomendada a San Pedro podemos encontrarlo en el AT en muchos pasajes, aquí mencionare solamente algunos de ellos:
Y aun ayer y antes, cuando Saúl reinaba sobre nosotros, tú sacabas y volvías á Israel. Además Jehová te ha dicho: Tú apacentarás á mi pueblo Israel, y tú serás sobre Israel príncipe. 2 Samuel 5:2

Le encarga apacentar el pueblo de Israel, y ese encargo, se lo dió el mismo Dios.

Curioso, que a Pedro Cristo le encargue apacentar el pueblo del NT. Es el mismo rey el que alimentaba con la sabiduría de Dios al pueblo y esta función ahora corresponde a San Pedro.


10 Ahí viene el Señor Yahveh con poder, y su brazo lo sojuzga todo.Ved que su salario le acompaña, y su paga le precede.Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo cogerá los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente las paridas. Isaías 40:11
Aquí el mismo Dios es quien apacienta el rebaño, es el mismo Dios quien le da alimento espiritual , le cuida, protege y guía para que no se desvíe de la doctrina adecuada. Es este el ministerio que deja a San Pedro en el NT.
Y despertaré sobre ellas un pastor, y él las apacentará; á mi siervo David: él las apacentará, y él les será por pastor. Ezequiel 34:23
David siendo rey manda apacentar el pueblo de Dios, es decir Dios le ordeno dirigirlo y gobernarlo.

Si le dijo apacienta mis ovejas es por algo, porque estas ovejas son su pueblo, su reino y Pedro es el encargado de guiarlo y dirigirlo, como David en el AT.

Yo apacentaré mis ovejas, y yo les haré tener majada, dice el Señor Jehová.Ezequiel 34:15

15 Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: “Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis corderos.”Juan 21:15

Quise poner estos dos textos bíblicos juntos porque veo en ellos una gran similitud:

-Se habla de apacentar ovejas en los dos.

-En Ezequiel es Dios quien las apacienta. En Juan es Dios quien manda a un ser humano esa misión.

Si esa misión en Ezequiel la realizó Dios, debe ser que es una misión muy especial y solo se le puede confiar a la roca sobre la que se edificaría su Iglesia, o aquel por el que él había rezado(Lucas 22:32).
-Ahora veamos algo muy interesante:

1) . Díjole: Apacienta (βόσκω) mis corderos.

2) Le dice Jesús: “Apacienta (ποιμαίνειν) mis ovejas.

3)Le dice Jesús: “Apacienta (βόσκω) mis ovejas
-Es decir, primero Cristo le manda alimentar a los débiles en la fe, los cristianos que sean más frágiles o confundidos con la fe y su enseñanza infalible les alimentara y les ayudará a seguir en el rebaño y a madurar poco a poco en la fe.
Luego manda que pastoree a los pastores que se encargan de la Iglesia en el mundo, siendo así el Pastor Universal o Supremo de ellos. Finalmente es a estos pastores que organizan y guían las Iglesias del mundo a quienes debe alimentar espiritualmente con su enseñanza y sus decisiones, pues Cristo y el tienen un mismo sentir y un mismo parecer, Cristo y él forman una Sola Cabeza la que alimenta espiritualmente a todos los pastores y a todo el pueblo.
Es decir 3 misiones le encomienda a Pedro, 3 misiones que en la actualidad realiza el Papa:

1) Reconfortar, alimentar, guiar y madurar en la fe al pueblo de Dios con sus decisiones consejos y palabras.
 
2) Pastorear a los pastores que cuidan del rebaño siendo él el Pastor de ellos o Pastor Universal.
3) Alimentar, y madurar en la fe a los pastores, para que cada día se acerquen más a Dios y esta sabiduría les permita guiar mejor a los corderos hacía Cristo.

3.-LA TRIPLE NEGACIÓN Y LA TRIPLE AFIRMACIÓN DE SU AMOR:


-Por último no debemos pasar por alto que este pasaje esta muy relacionado con la triple negación de San Pedro. Realmente aquí San Pedro no se le restaura su ministerio porque nunca lo había perdido sino que este pasaje es una forma de que San Pedro reconforte su fe. Si nos damos cuenta el Señor oró por Pedro:
31 “¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo;
32 pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos.”
 Lucas 22:32
Ora para que la fe de Pedro no desfallezca, y cuando haya vuelto confirme a sus hermanos. Realmente esto fue lo que pasó aquí. Pedro tras haber negado tres veces al Señor estaba decaído y se sentía indigno de seguir al Señor, y el Señor sabía como era Pedro y que todos le escucharían era necesario que el volviera a ser el de antes para que la fe de todos sus hermanos creciera y se mantuviera viva.
Por eso le pide 3 declaraciones de amor, para que vea Pedro que Cristo sigue confiando en él a pesar de su pecado, sigue confiando en un pecador, precisamente por eso le eligió no por el ser el más sabio ni el más santo de entre todos los apóstoles sino por ser el más humano y el que más fuerza de voluntad tendría pues ya no volvería a negarle.
15 Seguían a Jesús Simón Pedro y otro discípulo. Este discípulo era conocido del Sumo Sacerdote y entró con Jesús en el atrio del Sumo Sacerdote,
16 mientras Pedro se quedaba fuera, junto a la puerta. Entonces salió el otro discípulo, el conocido del Sumo Sacerdote, habló a la portera e hizo pasar a Pedro.
17 La muchacha portera dice a Pedro: “¿No eres tú también de los discípulos de ese hombre?” Dice  él: “No lo soy.”
 Juan 18:15-17
Aquí la primera negación de San Pedro. Niega que sea discípulo de Cristo.
25 Estaba allí Simón Pedro calentándose y le dijeron: “¿No eres tú también de sus discípulos?” El lo negó diciendo: “No lo soy.”
26 Uno de los siervos del Sumo Sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro había cortado la oreja, le  dice: “¿No te vi yo en el huerto con él?”
27 Pedro volvió a negar, y al instante cantó un gallo.
 Juan 18:25-27
Por dos veces San Pedro niega ser discípulo de Cristo, la tercera vez niega haber estado en el huerto con Jesús. 3 negaciones mientras estaban juzgando a Cristo. Estas 3 negaciones habían sido predichas por Cristo y Pedro se dio cuenta del pecado que había cometido, por eso:
62 Y, saliendo fuera, rompió a llorar amargamente. Lucas 22:62
Lloró porque vio que a lo que más amaba en el mundo él lo había negado, porque no había tenido el valor para confesar ser discípulo de aquel a quien colgarían de un madero. Pero Cristo sabía perfectamente esto, y sabía como se encontraba Pedro, se sentía indigno de ser su discípulo, era preciso que Pedro volviera a su lugar, y para eso nada mejor que hacerlo mediante un acto de amor mutuo, y lo más importante un amor infranqueable entre los dos, entre Cristo y Pedro.
Recordemos que tanto Cristo como Pedro tenían ya los destinos unidos, pues esto se ve claramente en la Escritura:
4 Entrando en Cafarnaúm, se acercaron a Pedro los perceptores de la didracma y le dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga la didracma? 25 Y él respondió: Cierto que sí. Cuando entró en casa, se acercó Jesús y le dijo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran censos y tributos? ¿De sus hijos o de los extraños? 26 Contestó él: De los extraños. Y le dijo Jesús: Luego los hijos son libres. 27 Mas, para no escandalizarlos, vete al mar, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca, y en ella hallarás un estater; tómalo y dalo por mí y por ti. Mateo 17:24-27

Lo que impacta es: “Tómala y entrégala a ellos por mí y por ti”. Me parece muy hermoso este gesto de Jesús de entregar una sola moneda por él y por Pedro, parece una advertencia: fíjate que estamos juntos, trata de unirte a mi destino y no pretenderás tener uno distinto para ti, o mirar al mío como separado del tuyo. Realmente este milagro ejemplifica el destino de Cristo y Pedro, ambos el mismo destino uno cabeza otro el que dice las ordenes de la cabeza en la Tierra, la misma misión el mismo milagro para ambos pues ambos son la cabeza inquebrantable de la Iglesia, y como tal no pueden contradecirse. Es Pedro el elegido y no otro para tener el mismo destino en todos los actos importantes que Cristo. Hablando Pedro por Cristo versículos antes ahora Cristo, en señal de unión eterna con su primacía le manda a dar la moneda por ambos asi quedara unida la Esposa y el Cordero para siempre.

Por eso como su destino era la unidad total hacia falta que Pedro volviera a recuperar las fuerzas perdidas y volviera a cumplir con su destino, por eso Cristo le pide por 3 veces una prueba de su amor y cuando Pedro  contesta le manda apacentar y pastorear a su Pueblo.

Esta misión de apacentar y pastorear el pueblo la había tenido Cristo pero como el destino de Pedro se había unido al de Cristo era necesario sus misiones también se unieran y por tanto era él y solamente él quien podía encargarse de todo el rebaño de alimentarlo y pastorearlo.

15 Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: “Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis corderos.”
16 Vuelve a decirle por segunda vez: “Simón de Juan, ¿me amas?” Le dice él: “Sí, Señor, tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas.”
17 Le dice por tercera vez: “Simón de Juan, ¿me quieres?” Se entristeció Pedro de que le preguntase por tercera vez: “¿Me quieres?” y le dijo: “Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.” Le dice Jesús: “Apacienta mis ovejas.

Juan 21:15-17
¡Dios les Bendiga!

 
Publicado por 

DICEN: “SÓLO LA ESCRITURA BASTA”; “LA BIBLIA ES LA ÚNICA NORMA DE DOCTRINA, FE Y CONDUCTA”

 

de Faced’DIOS de Sacerdote HECTOR PERNIA
 
GUÍA BÍBLICA
PARA AUXILIAR
AL PUEBLO DE DIOS
EN LA FE
(V Edicion)
Autor: Padre HÉCTOR PERNÍA, sdb.
 
Un aporte al
Año Mundial de la Fe.
 
“Dios Padre, que todos sean uno,
 para que el mundo crea
 que tú me has enviado.”
(Jn 17:21)
 
Con aprobación eclesiástica del Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, 
Edo. Táchira – Venezuela.
Mons. Mario Moronta.
 

DICEN: “SÓLO LA ESCRITURA BASTA”; “LA BIBLIA ES LA ÚNICA NORMA DE DOCTRINA, FE Y CONDUCTA
 
Ambas afirmaciones no están en ninguna parte de la Biblia ni en la Tradición de la Iglesia. Los hermanos esperados argumentan bíblicamente esta norma con 2Tim 3,16 Necesitan urgente auxilio en la fe, pues no saben que exactamente con esa cita San Pablo sólo se refirió al Antiguo Testamento (canon alejandrino), y que a la Iglesia que con ese texto bíblico deciden desconocer la necesitan para poder creer que tal cita bíblica es Palabra de Dios. Es por la labor y la autoridad de la Tradición de la Iglesia Católica que 2Tim 3,16 y todo el Nuevo Testamento es aceptado como inspirado por Dios. (Ver tema 7).
 
Hermano católico, fíjate con mucha atención, que quienes insisten en creer sólo lo que les diga la Biblia te dicen sobre la Iglesia Católica cosas que no están en ningún libro de la Biblia, sino que son frases inventadas mostrando algún pasaje bíblico tergiversado o manipulado en su interpretación. Pídele que te muestren la cita bíblica exacta donde está escrito tal cual, palabra por palabra, lo que afirman.
 
Decir “sólo la Biblia basta” es mentir. ¿Si fuese esa la verdad revelada por Dios significa entonces que Pablo incurre en grave pecado incitando a otros a que lo imiten a él? ¿No debería Pablo estar enseñando: “No me imiten a mí sino solamente hagan lo que la Biblia les diga”?  En 1Cor 11,1 Pablo dice: “Sean imitadores míos como yo lo soy de Cristo”. Según este pasaje, además de fijarnos en lo que nos diga la Biblia, podemos y debemos fijarnos en imitar el ejemplo y la palabra de quienes en cualquier época sean imitadores y fieles seguidores de Jesucristo.
 
Este pasaje revela que la única mediación para saber de Cristo y oírle no es la Biblia sino que también lo son los pastores de la Iglesia.