Archivo de la categoría: padres de la iglesia

La Ineficiencia de la sola scriptura

Ineficiencia de la sola scriptura

1- Este es un debate de nunca acabar y es obvio porque parece un diálogo entre sordos por tener conceptos primarios distintos.

Apelar a la Escritura no es sola scriptura, porque el problema no radica en la fuente, sino en la interpretación.

Lo que el Protestantismo llama sola scriptura nosotros le decimos Suficiencia Material y en eso no debería haber discusión.

Por otro lado cuando se habla de Tradición es muy común confundir Tradición Apostólica con tradición eclesiástica, les dejo la definición del Catecismo para que no digan que la Iglesia Católica inventa tradiciones arbitrariamente y se ponen de igual nivel a las Escrituras:

Tradición apostólica y tradiciones eclesiales

83 La Tradición de que hablamos aquí es la que viene de los apóstoles y transmite lo que éstos recibieron de las enseñanzas y del ejemplo de Jesús y lo que aprendieron por el Espíritu Santo. En efecto, la primera generación de cristianos no tenía aún un Nuevo Testamento escrito, y el Nuevo Testamento mismo atestigua el proceso de la Tradición viva.

Es preciso distinguir de ella las “tradiciones” teológicas, disciplinares, litúrgicas o devocionales nacidas en el transcurso del tiempo en las Iglesias locales. Estas constituyen formas particulares en las que la gran Tradición recibe expresiones adaptadas a los diversos lugares y a las diversas épocas. Sólo a la luz de la gran Tradición aquéllas pueden ser mantenidas, modificadas o también abandonadas bajo la guía del Magisterio de la Iglesia.

Vayamos a los santos padres más cercanos a los Apóstoles:

A- Ignacio de Antioquia:

“Seguid todos al obispo, como Jesucristo al Padre, y al colegio de ancianos como a los Apóstoles; en cuanto a los diáconos, reverenciadlos como al mandamiento de Dios. Que nadie sin contar con el obispo, haga nada de cuanto atañe a la Iglesia. Sólo aquella Eucaristía ha de tenerse por válida que se celebre por el obispo o por quien de él tenga autorización. Dondequiera que apareciere el obispo, allí esté la muchedumbre, al modo que dondequiera que estuviere Jesucristo, allí está la Iglesia Católica. Sin contar con el obispo, no es lícito ni bautizar ni celebrar la Eucaristía; sino, más bien, aquello que él aprobare, eso es también lo agradable a Dios, a fin de que cuanto hiciereis sea seguro y válido.” (Carta a los Esmirniotas 8,1-2).

Observación: es interesante cuando dice nada hacer en lo que atañe a la Iglesia, interpretación de Textos incluidos. Caso contrario el Cristianismo se dividiría en varias sectas como pasa hoy día.

“Como quiera, pues, que en las personas susodichas contemple en la fe a toda vuestra muchedumbre y a todos os cobré amor, yo os exhorto a que pongáis empeño por hacerlo todo en la concordia de Dios, presidiendo el obispo, que ocupa el lugar de Dios, y los ancianos, que representan el colegio de los Apóstoles, y teniendo los diáconos, para mí dulcísimos, encomendado el ministerio de Jesucristo, el que antes de los siglos estaba junto al Padre y se manifestó al fin de los tiempos.” (Carta a los Magnesios 6,1)

Observación: aquí cuando dice “el Obispo ocupa el lugar de Dios, los ancianos, que representan el colegio de los Apóstoles” está mostrando a las personas autorizadas para interpretar la Biblia (el Magisterio).

B- Ireneo de Lyon (180 DC):

“La Sagrada Escritura es interpretada de manera segura por los que tienen Sucesión Apostólica” (Adversus Haereses Libro 4, Capítulo 25, párrafo 5).

C- Hipólito de Roma (235 D.C.):

“Ahora pasamos, de la caridad que Dios ha testimoniado a todos los santos, a lo esencial de la tradición que conviene a las iglesias, a fin de que los que han sido bien instruidos guarden la tradición que se ha mantenido hasta el presente, según la exposición que de ella hacemos, y al comprenderla sean fortalecidos, a causa de la caída o del error que se ha producido recientemente por ignorancia o a causa de los ignorantes”

En la tercera parte de esta misma obra aconseja:

“Aconsejo a los sabios que observen esto. Porque, si todos prestan oído a la Tradición apostólica y la guardan, ningún hereje los inducirá a error”

Observación: el mensaje es claro, mantenerse en la Tradición para no caer en el error.

Yendo a los santos padres pre-nicenos, esa trasmisión de la Verdadera interpretación se hacía de manera oral y/o se anotaba en sus escritos, un ejemplo de esto son los escritos apologéticos acerca de la Trinidad o la Deidad de Cristo en los cuales estaba la verdadera interpretación Bíblica. Por otro lado existían concilios regionales fortaleciendo cada vez más la interpretación dada por ellos.

Con la Celebración del Concilio de Nicea se declara el Órgano Máximo de resolución de conflictos a nivel de interpretación de Escrituras que son los Concilios Ecuménicos.

Las diferencias existentes hoy día entre Católicos y Ortodoxos se debe a no haber discutido tales asuntos a nivel Ecuménico.

Cualquiera que se diga Cristiano debe estar en sintonía con Ellos, caso contrario no tiene un corpus doctrinal Cristiano, sino es una secta que pretende edificar una casa desde el techo en pos de interpretaciones personales con algún “serpenteo” patrístico en pos de apoyar sus opiniones teológicas.

Con esto se demuestra que la sola scriptura es insuficiente, caso contrario los partidarios de ella y descendientes históricos de la reforma no tendrían una confesión general común (Westminster 1647 DC), y la rama Bautista la confesión de Londres (1689 DC) la cual empieza a marcar diferencias en determinados puntos con sus predecesores.

Con esto se mata el mito de que la Escritura se interpreta a si misma, caso contrario no proliferarían tantas sectas en pos de las interpretaciones de la Escritura.

Por otro lado el Protestantismo histórico aplica reglas de hermenéutica aduciendo a que por ellas llegaremos a la verdadera interpretación del Texto. La hermenéutica y exegesis traen mucha luz pero sigue siendo insuficiente fácticamente demostrado en pos de las confesiones citadas arriba (por lo menos dichas reglas frenan un poco la creación de nuevas sectas).

Una crítica al asunto hermenéutico es que centrarse en ello hace a la Revelación Divina dependiente de la ciencia humana, porque cualquiera que vaya a una facultad de humanidades podría ser Maestro Bíblico haciendo a un lado la Operación del Espíritu Santo en el intérprete.

2 – Tradición

2 Tes 2:15,

Así que, hermanos, estad firmes, y retened la Tradición que habéis aprendido, sea por palabra, ó por carta nuestra.

Ἄρα οὖν, ἀδελφοί, στήκετε, καὶ κρατεῖτε τὰς παραδόσεις ἃς ἐδιδάχθητε, εἴτε διὰ λόγου, εἴτε δι’ ἐπιστολῆς ἡμῶν.

Interesante este versículo, “retened la Tradición” (paradosis en griego)…

Lo más gracioso es que en la Reina Valera dice “enseñanza”. En pocas palabras falsificaron el Texto para justificar la sola scriptura, porque si el Texto dijese “enseñanza” la palabra griega sería “didasjalia”.

Si vamos a hacer exegesis y contextualizar la cita dentro de la Iglesia naciente post Resurrección la palabra “Paradosin” tendría que traducirse por Tradición viendo sus respectivas apariciones.

Veamos los Textos:

A1- 1 Cor 11:2,

Ἐπαινῶ δὲ ὑμᾶς ὅτι πάντα μου μέμνησθε καὶ καθὼς παρέδωκα ὑμῖν τὰς παραδόσεις κατέχετε.

2 Tes 2:15,

Ἄρα οὖν, ἀδελφοί, στήκετε, καὶ κρατεῖτε τὰς παραδόσεις ἃς ἐδιδάχθητε εἴτε διὰ λόγου εἴτε δι’ ἐπιστολῆς ἡμῶν.

2 Tes 3:6,

Παραγγέλλομεν δὲ ὑμῖν, ἀδελφοί, ἐν ὀνόματι τοῦ Κυρίου Ἰησοῦ Χριστοῦ στέλλεσθαι ὑμᾶς ἀπὸ παντὸς ἀδελφοῦ ἀτάκτως περιπατοῦντος καὶ μὴ κατὰ τὴν παράδοσιν ἣν παρελάβετε παρ’ ἡμῶν.

En estos tres contextos la palabra “Tradición” tiene un significado positivo en base a ser ENSEÑANZAS ORALES transmitidas directamente por los Apóstoles.

A2- En Mateo 15:2,6; Marcos 7:3; Gálatas 1:14; Colosenes 2:8 dicha palabra tiene una connotación negativa en base a estar relacionada con enseñanzas orales provenientes del judaísmo y otras religiones (en Colosenses se puede apreciar un gnosticismo y culto herético hacia los angeles) que son opuestas a la Escritura.

A3- Con respecto a su mejor traducción como “Tradición” tenemos el testimonio de Juan que nos brinda un margen comparativo:

2 Juan 9:

πᾶς ὁ προάγων καὶ μὴ μένων ἐν τῇ διδαχῇ τοῦ Χριστοῦ Θεὸν οὐκ ἔχει· ὁ μένων ἐν τῇ διδαχῇ, οὗτος καὶ τὸν Πατέρα καὶ τὸν Υἱὸν ἔχει.

Aquí se nos muestra a “didasjalia” como Doctrina, ya que el contexto de la Carta es catequético y confesional dado la infiltración del gnosticismo y su negación de la Encarnación.

Como dato adicional cabe resaltar que en Marcos 4:2 así como en los contextos a continuación se muestra “didasko” como enseñar y relacionado a Doctrina.

καὶ ἐδίδασκεν αὐτοὺς ἐν παραβολαῖς πολλά, καὶ ἔλεγεν αὐτοῖς ἐν τῇ διδαχῇ αὐτοῦ

Marcos 1:27; Juan 7:16; Hechos 17:19; 2 Juan 1:10; Apocalipsis 2:24; Mateo 7:28;16:12; 22:33; Marcos 1:22;11:18; Lucas 4:32; Juan 18:19; Hechos 5:28; Apocalipsis 2:14; Juan 7:17; Hechos 13:12; 2 Juan 1:9, Hebreos 6:2, Hebreos 13:9.

A1- Yendo al asunto de las traducciones la Vulgata traduce 2 Tes 2:15 como “Traditio”,

“itaque fratres state et tenete traditiones quas didicistis sive per sermonem sive per epistulam nostram”

Así como 2 Tes 3:6 (en plural),

“denuntiamus autem vobis fratres in nomine Domini nostri Iesu Christi ut subtrahatis vos ab omni fratre ambulante inordinate et non secundum traditionem quam acceperunt a nobis”

Y 1 Cor 11:2 igualmente como “Tradidi”,

“laudo autem vos fratres quod omnia mei memores estis et sicut tradidi vobis praecepta mea tenetis”

A2- Si vamos a Mateo 15:2,6; Marcos 7:3; Gálatas 1:14; Colosenes 2:8 se sigue la misma línea del Texto griego traduciendo “paradosis” como “Traditio”

A3- 2 Juan 9,

“omnis qui præcedit et non manet in doctrina Christi Deum non habet qui permanet in doctrina hic et Filium et Patrem habet”

Podemos ver que la palabra es “Doctrina”, por lo cual se puede ver que no es intercambiable con “Tradición”.

Éste versículo de Juan es crucial a la hora de ver y comparar lo que es una y otra.

Ya que habla a nivel confesional siendo más específico, mientras que si lo comparamos con los otros Textos que hablan de Tradición sea en énfasis positivo o negativo el margen se amplía a distintos tipo de prácticas.

B- Lo que conocemos por Nuevo Testamento es un registro ínfimo de un gran cúmulo de enseñanzas llamado Tradición Apostólica.

¿ES LA ESCRITURA LA UNICA REGLA DE FE? (por Ada Mireya Espinosa Hernández)

¿SE ENCUENTRA TODA LA REVELACION UNICAMENTE EN LA BIBLIA?

Dejemos que las palabras de un Apóstol nos lo diga:

“Por lo cual nosotros también sin cesar damos gracias a Dios, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que OISTEIS de nosotros, la recibisteis (((no como palabra de hombres, sino como es en verdad, la palabra de Dios))), la cual TAMBIEN obra eficazmente en vosotros LOS QUE CREÉIS”. (1 Tes 2:13)

Basta leer al Apostol Pablo para entender lo que es la Tradición Apostólica.

Diremos aquí tres cositas puntuales:

1) Pablo menciona que una de las formas en que la Palabra de Dios se recibió es ORALMENTE por aquellos que creemos.

2) Que dicha Palabra recibida de manera ORAL, es recibida NO COMO PALABRA DE HOMBRES sino como es en verdad LA PALABRA DE DIOS.

3) Pablo también sostiene que esa Palabra de Dios recibida de forma ORAL actúa TAMBIEN de forma eficaz en aquellos que la acogemos y que creemos.

Y aquí recalquemos la palabra TAMBIEN… ¿Qué significa esto?..

Significa que esa Palabra de Dios recibida de forma ORAL es, al igual que la Escritura, eficaz para actuar en la vida de aquellos que creemos.

La palabra TAMBIEN usada por el Apostol Pablo implica que tanto una cosa como la otra (Escritura y Tradición) son PALABRA DE DIOS y no de hombres y por dicha razón, al provenir de la misma fuente deben ser acogidas COMO VERDAD por aquellos que creemos.

De ninguna manera pone el Apostol Pablo una por encima de la otra, sino que las coloca en un plano de igualdad.

C 1- En lo tocante a las profecías mesiánicas no todas fueron registradas por Escrito sino díganme de dónde salió esto:

Lucas 11:

49 “Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles, y de ellos, matarán a algunos y perseguirán a otros

Mt 2:

23 Cuando llegó, vivió en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio de los profetas: “El será llamado Nazareno.”

Ef 5:

14 Por esta razón dice: “Despierta, tú que duermes, Y levántate de entre los muertos, Y te alumbrará Cristo.”

Jn 7:

38 El que cree en mí, como dice la Escritura, “ríos de agua viva correrán de su vientre.”

C 2- Para rematar el mismo Jesús dijo:

“La Ley y los Profetas se proclamaron hasta Juan (…)”

Si la sola scriptura fuese cierta tendríamos registros de los profetas posteriores a Malaquías y las citas que puse arriba en el Canon del Antiguo Testamento.

3- Otro escrito a nivel Doctrinal extra Biblico, la Didaje y la tradición apostólica por ejemplo que son 2 catecismos y contienen la explicación básica de las verdades fundamentales del Cristianismo.

Los dejo para descargar a ambos:

https://www.google.com.uy/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://hjg.com.ar/blog/xtras/didache.pdf&ved=0ahUKEwi4zoHEpt3OAhUDUZAKHR6qDAcQFggZMAA&usg=AFQjCNGT9Xgkvw7x6s1fESL9ghpCQ1Njhg&sig2=8JiRwfU0ACFZSjyRQek9Uw

4 A- Es sencillo el asunto.

Confunden sola scriptura con Suficiencia Material porque si tenemos en cuenta a la Escritura como norma de Fe ambas posturas coinciden.

La discusión gravita en la Suficiencia Formal que trata de la recopilación del Canon.

Lutero en su comentario de San Juan expresaba que la Biblia se la debemos a la Iglesia Católica. Les dejo el comentario el cual en 1538 escribe:

“Sí, a nosotros mismos nos resulta difícil refutarlo, sobre todo porque reconocemos, como debemos, que tanto de lo que dicen es cierto: que el papado tiene la palabra de Dios y el oficio de los apóstoles y que hemos recibido la Sagrada Escritura , El Bautismo, el Sacramento y el púlpito de ellos. ¿Qué sabríamos de esto si no fuera por ellos?”

Estas palabras de Lutero se encuentran en la obra en inglés “Luther’s Works, Vol. 24: Sermons on the Gospel of St. John Chapters 14-16: 024 [Luther’s Works (Concordia)]”

“Yes, we ourselves find it difficult to refute it, especially since we concede — as we must — that so much of what they say is true: that the papacy has God’s Word and the office of the apostles, and that we have received Holy Scripture, Baptism, the Sacrament, and the pulpit from them. What would we know of these if it were not for them?” (Exposition on John 16:1-2; 1538; Luther’s Works, Vol. 24, 261)

Adjunto la dirección de la página para que se pueda verificar que es una cita verídica respaldada por historiadores protestantes y ortodoxos como Jaroslav Pelikan.

B- También pasan por alto que antes de que hubiese Biblia había Iglesia. No lo digo solo por la era primigenia del Cristianismo que la Iglesia se valía de la predicación oral (kerygma) sino antes de que se Escribiera Job.

En el año 633 cuando se promulga el Canon XVII del Concilio de Toledo (que reconoció la canonicidad de Apocalipsis) no habían Protestantes.

No lo digo despectivamente, porque mientras ellos se agarran de la Biblia como regla de Fe (que lo es, pero no la única) reniegan de su herencia.

Irónicamente ese Concilio fue bajo el Pontificado de Honorio I, el que acusan injustamente de herejia.

Canon XVII del IV Concilio de Toledo:

Que en todas partes se reciba el libro del Apocalipsis.

La autoridad de muchos concilios y decretos sinódicos de los santos prelados de Roma dicen que el libro del Apocalipsis es de San Juan Evangelista, y han establecido que se coloquen entre los libros divinos; y porque hay muchos que no admiten su autoridad y desprecian predicarle en la iglesia de Dios, mandamos, que si en adelante alguno, ó no le recibiese ó no le predicase en la iglesia cuando se dicen las misas desde la pascua hasta Pentecostés, sufrirá la sentencia de escomunión.

https://books.google.es/books?id=0Mj41Zl8U58C&pg=PA261#v=onepage&q&f=false

Resumiendo:

1- Con la Didaje y san Hipolito se refuta la pregunta capciosa del Protestantismo: “¿qué otras Tradiciones hay fuera de la Biblia?

2- Con el ejemplo de la asunción de la virgen se demuestra la ineficacia de ella. Porque si nos basamos en que sea errónea la exegesis de Ap 12 acerca de la mujer de las 12 estrellas. Sabemos que dicha exegesis vino por el siglo V con san Theodoto de Ancira, (Homilía IV en S. et Deiparam Simeonem III, PG 77,1393) pero la creencia en dicho dogma es anterior en el tiempo.

3- Con la exegesis de 2 Tes 2:15 se muestra la falsificación hecha por la Reina Valera.

4- Con 2 Tim 2:2 se demuestra el depósito de la trasmisión de la Enseñanza y la Sucesión Apostólica; en Tito 3:10 vemos la Sucesión Apostólica en acción con los herejes no autorizados.

Para finalizar:

También objetan que la Iglesia Católica está dividida por el asunto de lefrevianos y sedevacantistas.

A eso se responde:

Esa objeción es producto del desconocimiento del estado de herejía material y herejía formal.

Formalmente la Iglesia Católica tiene un mismo Dogma (no existen denominaciones que son divisiones formales), materialmente hay gente que tiene concepciones distintas por descuidarse en algún punto o no tener plena comprensión de alguna Verdad. Lo cual es una realidad y la Iglesia en Su Misión Reconciliadora advierte a esas personas hasta que llegue la excomunión en caso de no arrepentimiento cumpliendo el mandato de San Pablo en Tito 3:10.

Alegar divisiones en el plano material es ridículo, completamente fantasioso y antibíblico.

Todos en algún punto podemos ser herejes materiales y no saberlo porque el crecimiento espiritual es un largo proceso al que lleva toda la vida.

POR:http://www.jose-dredd.com/431981669

1- Este es un debate de nunca acabar y es obvio porque parece un diálogo entre sordos por tener conceptos primarios distintos.

Apelar a la Escritura no es sola scriptura, porque el problema no radica en la fuente, sino en la interpretación.

Lo que el Protestantismo llama sola scriptura nosotros le decimos Suficiencia Material y en eso no debería haber discusión.

Por otro lado cuando se habla de Tradición es muy común confundir Tradición Apostólica con tradición eclesiástica, les dejo la definición del Catecismo para que no digan que la Iglesia Católica inventa tradiciones arbitrariamente y se ponen de igual nivel a las Escrituras:

Tradición apostólica y tradiciones eclesiales

83 La Tradición de que hablamos aquí es la que viene de los apóstoles y transmite lo que éstos recibieron de las enseñanzas y del ejemplo de Jesús y lo que aprendieron por el Espíritu Santo. En efecto, la primera generación de cristianos no tenía aún un Nuevo Testamento escrito, y el Nuevo Testamento mismo atestigua el proceso de la Tradición viva.

Es preciso distinguir de ella las “tradiciones” teológicas, disciplinares, litúrgicas o devocionales nacidas en el transcurso del tiempo en las Iglesias locales. Estas constituyen formas particulares en las que la gran Tradición recibe expresiones adaptadas a los diversos lugares y a las diversas épocas. Sólo a la luz de la gran Tradición aquéllas pueden ser mantenidas, modificadas o también abandonadas bajo la guía del Magisterio de la Iglesia.

Vayamos a los santos padres más cercanos a los Apóstoles:

A- Ignacio de Antioquia:

“Seguid todos al obispo, como Jesucristo al Padre, y al colegio de ancianos como a los Apóstoles; en cuanto a los diáconos, reverenciadlos como al mandamiento de Dios. Que nadie sin contar con el obispo, haga nada de cuanto atañe a la Iglesia. Sólo aquella Eucaristía ha de tenerse por válida que se celebre por el obispo o por quien de él tenga autorización. Dondequiera que apareciere el obispo, allí esté la muchedumbre, al modo que dondequiera que estuviere Jesucristo, allí está la Iglesia Católica. Sin contar con el obispo, no es lícito ni bautizar ni celebrar la Eucaristía; sino, más bien, aquello que él aprobare, eso es también lo agradable a Dios, a fin de que cuanto hiciereis sea seguro y válido.” (Carta a los Esmirniotas 8,1-2).

Observación: es interesante cuando dice nada hacer en lo que atañe a la Iglesia, interpretación de Textos incluidos. Caso contrario el Cristianismo se dividiría en varias sectas como pasa hoy día.

“Como quiera, pues, que en las personas susodichas contemple en la fe a toda vuestra muchedumbre y a todos os cobré amor, yo os exhorto a que pongáis empeño por hacerlo todo en la concordia de Dios, presidiendo el obispo, que ocupa el lugar de Dios, y los ancianos, que representan el colegio de los Apóstoles, y teniendo los diáconos, para mí dulcísimos, encomendado el ministerio de Jesucristo, el que antes de los siglos estaba junto al Padre y se manifestó al fin de los tiempos.” (Carta a los Magnesios 6,1)

Observación: aquí cuando dice “el Obispo ocupa el lugar de Dios, los ancianos, que representan el colegio de los Apóstoles” está mostrando a las personas autorizadas para interpretar la Biblia (el Magisterio).

B- Ireneo de Lyon (180 DC):

“La Sagrada Escritura es interpretada de manera segura por los que tienen Sucesión Apostólica” (Adversus Haereses Libro 4, Capítulo 25, párrafo 5).

C- Hipólito de Roma (235 D.C.):

“Ahora pasamos, de la caridad que Dios ha testimoniado a todos los santos, a lo esencial de la tradición que conviene a las iglesias, a fin de que los que han sido bien instruidos guarden la tradición que se ha mantenido hasta el presente, según la exposición que de ella hacemos, y al comprenderla sean fortalecidos, a causa de la caída o del error que se ha producido recientemente por ignorancia o a causa de los ignorantes”

En la tercera parte de esta misma obra aconseja:

“Aconsejo a los sabios que observen esto. Porque, si todos prestan oído a la Tradición apostólica y la guardan, ningún hereje los inducirá a error”

Observación: el mensaje es claro, mantenerse en la Tradición para no caer en el error.

Yendo a los santos padres pre-nicenos, esa trasmisión de la Verdadera interpretación se hacía de manera oral y/o se anotaba en sus escritos, un ejemplo de esto son los escritos apologéticos acerca de la Trinidad o la Deidad de Cristo en los cuales estaba la verdadera interpretación Bíblica. Por otro lado existían concilios regionales fortaleciendo cada vez más la interpretación dada por ellos.

Con la Celebración del Concilio de Nicea se declara el Órgano Máximo de resolución de conflictos a nivel de interpretación de Escrituras que son los Concilios Ecuménicos.

Las diferencias existentes hoy día entre Católicos y Ortodoxos se debe a no haber discutido tales asuntos a nivel Ecuménico.

Cualquiera que se diga Cristiano debe estar en sintonía con Ellos, caso contrario no tiene un corpus doctrinal Cristiano, sino es una secta que pretende edificar una casa desde el techo en pos de interpretaciones personales con algún “serpenteo” patrístico en pos de apoyar sus opiniones teológicas.

Con esto se demuestra que la sola scriptura es insuficiente, caso contrario los partidarios de ella y descendientes históricos de la reforma no tendrían una confesión general común (Westminster 1647 DC), y la rama Bautista la confesión de Londres (1689 DC) la cual empieza a marcar diferencias en determinados puntos con sus predecesores.

Con esto se mata el mito de que la Escritura se interpreta a si misma, caso contrario no proliferarían tantas sectas en pos de las interpretaciones de la Escritura.

Por otro lado el Protestantismo histórico aplica reglas de hermenéutica aduciendo a que por ellas llegaremos a la verdadera interpretación del Texto. La hermenéutica y exegesis traen mucha luz pero sigue siendo insuficiente fácticamente demostrado en pos de las confesiones citadas arriba (por lo menos dichas reglas frenan un poco la creación de nuevas sectas).

Una crítica al asunto hermenéutico es que centrarse en ello hace a la Revelación Divina dependiente de la ciencia humana, porque cualquiera que vaya a una facultad de humanidades podría ser Maestro Bíblico haciendo a un lado la Operación del Espíritu Santo en el intérprete.

2 – Tradición

2 Tes 2:15,

Así que, hermanos, estad firmes, y retened la Tradición que habéis aprendido, sea por palabra, ó por carta nuestra.

Ἄρα οὖν, ἀδελφοί, στήκετε, καὶ κρατεῖτε τὰς παραδόσεις ἃς ἐδιδάχθητε, εἴτε διὰ λόγου, εἴτε δι’ ἐπιστολῆς ἡμῶν.

Interesante este versículo, “retened la Tradición” (paradosis en griego)…

Lo más gracioso es que en la Reina Valera dice “enseñanza”. En pocas palabras falsificaron el Texto para justificar la sola scriptura, porque si el Texto dijese “enseñanza” la palabra griega sería “didasjalia”.

Si vamos a hacer exegesis y contextualizar la cita dentro de la Iglesia naciente post Resurrección la palabra “Paradosin” tendría que traducirse por Tradición viendo sus respectivas apariciones.

Veamos los Textos:

A1- 1 Cor 11:2,

Ἐπαινῶ δὲ ὑμᾶς ὅτι πάντα μου μέμνησθε καὶ καθὼς παρέδωκα ὑμῖν τὰς παραδόσεις κατέχετε.

2 Tes 2:15,

Ἄρα οὖν, ἀδελφοί, στήκετε, καὶ κρατεῖτε τὰς παραδόσεις ἃς ἐδιδάχθητε εἴτε διὰ λόγου εἴτε δι’ ἐπιστολῆς ἡμῶν.

2 Tes 3:6,

Παραγγέλλομεν δὲ ὑμῖν, ἀδελφοί, ἐν ὀνόματι τοῦ Κυρίου Ἰησοῦ Χριστοῦ στέλλεσθαι ὑμᾶς ἀπὸ παντὸς ἀδελφοῦ ἀτάκτως περιπατοῦντος καὶ μὴ κατὰ τὴν παράδοσιν ἣν παρελάβετε παρ’ ἡμῶν.

En estos tres contextos la palabra “Tradición” tiene un significado positivo en base a ser ENSEÑANZAS ORALES transmitidas directamente por los Apóstoles.

A2- En Mateo 15:2,6; Marcos 7:3; Gálatas 1:14; Colosenes 2:8 dicha palabra tiene una connotación negativa en base a estar relacionada con enseñanzas orales provenientes del judaísmo y otras religiones (en Colosenses se puede apreciar un gnosticismo y culto herético hacia los angeles) que son opuestas a la Escritura.

A3- Con respecto a su mejor traducción como “Tradición” tenemos el testimonio de Juan que nos brinda un margen comparativo:

2 Juan 9:

πᾶς ὁ προάγων καὶ μὴ μένων ἐν τῇ διδαχῇ τοῦ Χριστοῦ Θεὸν οὐκ ἔχει· ὁ μένων ἐν τῇ διδαχῇ, οὗτος καὶ τὸν Πατέρα καὶ τὸν Υἱὸν ἔχει.

Aquí se nos muestra a “didasjalia” como Doctrina, ya que el contexto de la Carta es catequético y confesional dado la infiltración del gnosticismo y su negación de la Encarnación.

Como dato adicional cabe resaltar que en Marcos 4:2 así como en los contextos a continuación se muestra “didasko” como enseñar y relacionado a Doctrina.

καὶ ἐδίδασκεν αὐτοὺς ἐν παραβολαῖς πολλά, καὶ ἔλεγεν αὐτοῖς ἐν τῇ διδαχῇ αὐτοῦ

Marcos 1:27; Juan 7:16; Hechos 17:19; 2 Juan 1:10; Apocalipsis 2:24; Mateo 7:28;16:12; 22:33; Marcos 1:22;11:18; Lucas 4:32; Juan 18:19; Hechos 5:28; Apocalipsis 2:14; Juan 7:17; Hechos 13:12; 2 Juan 1:9, Hebreos 6:2, Hebreos 13:9.

A1- Yendo al asunto de las traducciones la Vulgata traduce 2 Tes 2:15 como “Traditio”,

“itaque fratres state et tenete traditiones quas didicistis sive per sermonem sive per epistulam nostram”

Así como 2 Tes 3:6 (en plural),

“denuntiamus autem vobis fratres in nomine Domini nostri Iesu Christi ut subtrahatis vos ab omni fratre ambulante inordinate et non secundum traditionem quam acceperunt a nobis”

Y 1 Cor 11:2 igualmente como “Tradidi”,

“laudo autem vos fratres quod omnia mei memores estis et sicut tradidi vobis praecepta mea tenetis”

A2- Si vamos a Mateo 15:2,6; Marcos 7:3; Gálatas 1:14; Colosenes 2:8 se sigue la misma línea del Texto griego traduciendo “paradosis” como “Traditio”

A3- 2 Juan 9,

“omnis qui præcedit et non manet in doctrina Christi Deum non habet qui permanet in doctrina hic et Filium et Patrem habet”

Podemos ver que la palabra es “Doctrina”, por lo cual se puede ver que no es intercambiable con “Tradición”.

Éste versículo de Juan es crucial a la hora de ver y comparar lo que es una y otra.

Ya que habla a nivel confesional siendo más específico, mientras que si lo comparamos con los otros Textos que hablan de Tradición sea en énfasis positivo o negativo el margen se amplía a distintos tipo de prácticas.

B- Lo que conocemos por Nuevo Testamento es un registro ínfimo de un gran cúmulo de enseñanzas llamado Tradición Apostólica.

¿ES LA ESCRITURA LA UNICA REGLA DE FE? (por Ada Mireya Espinosa Hernández)

¿SE ENCUENTRA TODA LA REVELACION UNICAMENTE EN LA BIBLIA?

Dejemos que las palabras de un Apóstol nos lo diga:

“Por lo cual nosotros también sin cesar damos gracias a Dios, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que OISTEIS de nosotros, la recibisteis (((no como palabra de hombres, sino como es en verdad, la palabra de Dios))), la cual TAMBIEN obra eficazmente en vosotros LOS QUE CREÉIS”. (1 Tes 2:13)

Basta leer al Apostol Pablo para entender lo que es la Tradición Apostólica.

Diremos aquí tres cositas puntuales:

1) Pablo menciona que una de las formas en que la Palabra de Dios se recibió es ORALMENTE por aquellos que creemos.

2) Que dicha Palabra recibida de manera ORAL, es recibida NO COMO PALABRA DE HOMBRES sino como es en verdad LA PALABRA DE DIOS.

3) Pablo también sostiene que esa Palabra de Dios recibida de forma ORAL actúa TAMBIEN de forma eficaz en aquellos que la acogemos y que creemos.

Y aquí recalquemos la palabra TAMBIEN… ¿Qué significa esto?..

Significa que esa Palabra de Dios recibida de forma ORAL es, al igual que la Escritura, eficaz para actuar en la vida de aquellos que creemos.

La palabra TAMBIEN usada por el Apostol Pablo implica que tanto una cosa como la otra (Escritura y Tradición) son PALABRA DE DIOS y no de hombres y por dicha razón, al provenir de la misma fuente deben ser acogidas COMO VERDAD por aquellos que creemos.

De ninguna manera pone el Apostol Pablo una por encima de la otra, sino que las coloca en un plano de igualdad.

C 1- En lo tocante a las profecías mesiánicas no todas fueron registradas por Escrito sino díganme de dónde salió esto:

Lucas 11:

49 “Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles, y de ellos, matarán a algunos y perseguirán a otros

Mt 2:

23 Cuando llegó, vivió en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio de los profetas: “El será llamado Nazareno.”

Ef 5:

14 Por esta razón dice: “Despierta, tú que duermes, Y levántate de entre los muertos, Y te alumbrará Cristo.”

Jn 7:

38 El que cree en mí, como dice la Escritura, “ríos de agua viva correrán de su vientre.”

C 2- Para rematar el mismo Jesús dijo:

“La Ley y los Profetas se proclamaron hasta Juan (…)”

Si la sola scriptura fuese cierta tendríamos registros de los profetas posteriores a Malaquías y las citas que puse arriba en el Canon del Antiguo Testamento.

3- Otro escrito a nivel Doctrinal extra Biblico, la Didaje y la tradición apostólica por ejemplo que son 2 catecismos y contienen la explicación básica de las verdades fundamentales del Cristianismo.

Los dejo para descargar a ambos:

https://www.google.com.uy/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://hjg.com.ar/blog/xtras/didache.pdf&ved=0ahUKEwi4zoHEpt3OAhUDUZAKHR6qDAcQFggZMAA&usg=AFQjCNGT9Xgkvw7x6s1fESL9ghpCQ1Njhg&sig2=8JiRwfU0ACFZSjyRQek9Uw

4 A- Es sencillo el asunto.

Confunden sola scriptura con Suficiencia Material porque si tenemos en cuenta a la Escritura como norma de Fe ambas posturas coinciden.

La discusión gravita en la Suficiencia Formal que trata de la recopilación del Canon.

Lutero en su comentario de San Juan expresaba que la Biblia se la debemos a la Iglesia Católica. Les dejo el comentario el cual en 1538 escribe:

“Sí, a nosotros mismos nos resulta difícil refutarlo, sobre todo porque reconocemos, como debemos, que tanto de lo que dicen es cierto: que el papado tiene la palabra de Dios y el oficio de los apóstoles y que hemos recibido la Sagrada Escritura , El Bautismo, el Sacramento y el púlpito de ellos. ¿Qué sabríamos de esto si no fuera por ellos?”

Estas palabras de Lutero se encuentran en la obra en inglés “Luther’s Works, Vol. 24: Sermons on the Gospel of St. John Chapters 14-16: 024 [Luther’s Works (Concordia)]”

“Yes, we ourselves find it difficult to refute it, especially since we concede — as we must — that so much of what they say is true: that the papacy has God’s Word and the office of the apostles, and that we have received Holy Scripture, Baptism, the Sacrament, and the pulpit from them. What would we know of these if it were not for them?” (Exposition on John 16:1-2; 1538; Luther’s Works, Vol. 24, 261)

Adjunto la dirección de la página para que se pueda verificar que es una cita verídica respaldada por historiadores protestantes y ortodoxos como Jaroslav Pelikan.

B- También pasan por alto que antes de que hubiese Biblia había Iglesia. No lo digo solo por la era primigenia del Cristianismo que la Iglesia se valía de la predicación oral (kerygma) sino antes de que se Escribiera Job.

En el año 633 cuando se promulga el Canon XVII del Concilio de Toledo (que reconoció la canonicidad de Apocalipsis) no habían Protestantes.

No lo digo despectivamente, porque mientras ellos se agarran de la Biblia como regla de Fe (que lo es, pero no la única) reniegan de su herencia.

Irónicamente ese Concilio fue bajo el Pontificado de Honorio I, el que acusan injustamente de herejia.

Canon XVII del IV Concilio de Toledo:

Que en todas partes se reciba el libro del Apocalipsis.

La autoridad de muchos concilios y decretos sinódicos de los santos prelados de Roma dicen que el libro del Apocalipsis es de San Juan Evangelista, y han establecido que se coloquen entre los libros divinos; y porque hay muchos que no admiten su autoridad y desprecian predicarle en la iglesia de Dios, mandamos, que si en adelante alguno, ó no le recibiese ó no le predicase en la iglesia cuando se dicen las misas desde la pascua hasta Pentecostés, sufrirá la sentencia de escomunión.

https://books.google.es/books?id=0Mj41Zl8U58C&pg=PA261#v=onepage&q&f=false

Resumiendo:

1- Con la Didaje y san Hipolito se refuta la pregunta capciosa del Protestantismo: “¿qué otras Tradiciones hay fuera de la Biblia?

2- Con el ejemplo de la asunción de la virgen se demuestra la ineficacia de ella. Porque si nos basamos en que sea errónea la exegesis de Ap 12 acerca de la mujer de las 12 estrellas. Sabemos que dicha exegesis vino por el siglo V con san Theodoto de Ancira, (Homilía IV en S. et Deiparam Simeonem III, PG 77,1393) pero la creencia en dicho dogma es anterior en el tiempo.

3- Con la exegesis de 2 Tes 2:15 se muestra la falsificación hecha por la Reina Valera.

4- Con 2 Tim 2:2 se demuestra el depósito de la trasmisión de la Enseñanza y la Sucesión Apostólica; en Tito 3:10 vemos la Sucesión Apostólica en acción con los herejes no autorizados.

Para finalizar:

También objetan que la Iglesia Católica está dividida por el asunto de lefrevianos y sedevacantistas.

A eso se responde:

Esa objeción es producto del desconocimiento del estado de herejía material y herejía formal.

Formalmente la Iglesia Católica tiene un mismo Dogma (no existen denominaciones que son divisiones formales), materialmente hay gente que tiene concepciones distintas por descuidarse en algún punto o no tener plena comprensión de alguna Verdad. Lo cual es una realidad y la Iglesia en Su Misión Reconciliadora advierte a esas personas hasta que llegue la excomunión en caso de no arrepentimiento cumpliendo el mandato de San Pablo en Tito 3:10.

Alegar divisiones en el plano material es ridículo, completamente fantasioso y antibíblico.

Todos en algún punto podemos ser herejes materiales y no saberlo porque el crecimiento espiritual es un largo proceso al que lleva toda la vida.

POR:http://www.jose-dredd.com/431981669

Anuncios

Tradición vs. Sola Escritura

Tradición vs.  Sola Escritura
Desde la reforma Luterana, entre los diferentes temas que han dividido la Iglesia se encuentra el tema de la “Tradición”. Mientras que la Iglesia Católica (tanto la rama Romana como la Ortodoxa) insiste en proclamar la Palabra Escrita (Biblia) y la Palabra transmitida oralmente (Tradición), las iglesias Protestantes claman que solo la Biblia tiene autoridad como única fuente de la Palabra de Dios o “Sola Escritura ” como la llamó Lutero. ¿Quién tiene la razón?

Primeramente tenemos que hacer la diferenciación entre Tradición y tradiciones, Veamos:

La Iglesia Católica nos dice en el punto 83 del Nuevo Catecismo:
“La Tradición, con T (mayúscula) es la que viene de los Apóstoles y de lo que éstos recibieron de la enseñanza y del ejemplo de Jesús y lo que reveló el Espíritu Santo.
En efecto, la primera generación de cristianos no tenía aun el Nuevo Testamento escrito, y el Nuevo Testamento mismo atestigua el proceso de la Tradición viva.
Es preciso distinguir de ella las tradiciones (con t minúscula) teológicas disciplinares, litúrgicas o devociones nacidas en el transcurso del tiempo en las iglesias locales.
Solo a la luz de la gran Tradición aquellas pueden ser mantenidas, modificadas o también abandonadas bajo la guía del Magisterio de la Iglesia.”

O sea, la “Tradición” proviene de los Apóstoles y estos la escucharon de JESÚS y parte de ésta se reflejó más tarde en los Evangelios escritos o “Canónicos”. La “tradición” es un conjunto de costumbres eclesiales influidas por culturas o expresiones locales y puede ser cambiada o abandonada según lo exijan los tiempos y lo decida la Iglesia.
La doctrina que la Iglesia Católica recibió de los Apóstoles es que la Palabra de DIOS está contenida en la Escritura y en la Tradición Apostólica teniéndose la Iglesia como depositaria y custodia de ambas.

Tanto los judíos como musulmanes son llamados los “Pueblos del Libro “, pues ambos se basan en un libro, la Biblia y el caso de los musulmanes en el Corán, y sólo en ellos.

Nosotros los Cristianos NO somos el “Pueblo del Libro”, somos el Pueblo de la Palabra, viva y eficaz que es contenida en la Biblia y en la Tradición.

Veamos al pueblo Hebreo, al cual hemos llamado “Pueblo del libro”. Este pueblo tuvo la Palabra de DIOS en forma escrita y en forma oral o Tradición. El Pentateuco o Torah (los cinco primeros libros del Antiguo Testamento) fue, por siglos, Tradición oral. El periodo comprendido entre Moisés y David fue el periodo de Tradición oral por excelencia, aunque, según el erudito Bernahard W. Abderson, profesor de teología del seminario Protestante de “Princeton”, aun después de David la Tradición religiosa de Israel continuó en sus cánticos, cultura y oráculos proféticos. Algunos ejemplos de la Tradición oral aceptada como parte de la revelación por el Templo la encontramos en:

NUMEROS 21, 14
“Por eso dice en el Libro de las guerras de YAHVEH”
Este “Libro de las guerras ” no es un libro inspirado según el canon más exacto del Antiguo Testamento, pero en él sale lo que YAHVEH dice a Moisés como Palabra de DIOS en el Libro del Exodo.

JOSUE 10,13
“Y el sol se detuvo y la luna se paró hasta que el pueblo hubo tomado desquite de sus enemigos. Así esta escrito en el Libro del Justo”.
Todo el famoso episodio de Gabaon aparentemente es narrado en el Libro del Justo, el cual era parte de la Tradición de Israel. El Libro de Josué recoge como canónico este hecho. También en II de Samuel, 1.18 se toma el cántico fúnebre para Saúl de este libro y se incluye en las Escrituras y es Aceptado como Palabra de DIOS hasta el día de hoy.
Para los fariseos la Tradición tenía casi tanta importancia como la Escritura, más tarde el Talmud y la Mishna (libros que contienen la Tradición oral de Israel) serán reverenciados y estudiados tanto como la Escritura hasta el día de hoy.

EL NUEVO TESTAMENTO Y LA TRADICION
En el nuevo Testamento no se encuentra ni un sólo versículo donde se afirma que lo que dijo JESÚS se encuentra solamente en los Evangelios. Muy al contrario, en San Juan 21,25 dice: “JESÚS hizo muchas otras cosas. Si se escribieran todas, creo que no habría lugar en el mundo para tantos libros”. Por lo tanto, todo lo dicho por JESÚS no está en los Evangelios. Esto es lo que la Iglesia llama Tradición, lo que por diversas fuentes nos ha llegado de lo que dijo JESÚS y no se reflejó en las Escrituras canónicas. Estas fuentes son Los Padres de la Iglesia y la misma historia de la Iglesia.
Veamos varios puntos prácticos para clarificar y sentar bases en esta controversia.
JESÚS no ordeno escribir nada, ningún libro, ningún discurso. El Señor manda a sus Apóstoles a predicar ( San Marcos 16,15 ).
De los 12 Apóstoles sólo 2 escribieron Evangelios, los diez restantes no escribieron Evangelios, si hubiera sido tan importante el escribir todo, lo hubieran hecho. Sin embargo todos predicaron.
El Evangelio antes de ser escritura fue Tradición. El primer Evangelio se cree fue el de Marcos y se escribió alrededor del año 60 de nuestra era, por esto Pablo en Corintios 11,2 dice: “os alabo porque en todas las cosas os acordáis de mí que conserváis la Tradiciones que les he transmitido”.
No se tiene Tradición cuando no hay Sucesión, pues no existe la transmisión de los datos. La Iglesia Católica SI tiene sucesión y transmisión, pues su existencia sé remota al mismo JESÚS. El resto de las Iglesias surgen en el siglo XVI por lo tanto no tienen tradición alguna y si la tuvieran seria la tradición de la Iglesia Católica y éste es el motivo de su rechazo pues aceptar la Tradición de la Iglesia seria aceptar su autoridad.
La palabra griega para definir “Tradición” es “Paradosis”. En el Libro de Concordancias sobre el Nuevo Testamento Griego-Español, compilado por Jorge G. Parker y basado en la revisión de 1960 de la Reina-Valera (editado por la editora protestante “Mundo Hispano”) dice en su punto 3268: que la palabra Paradosis se utiliza en los siguientes pasajes:

1 Corintios 11,12
“Os alabo porque en todas las cosas os acordáis de mí y conserváis las Tradiciones (Paradosis) tal como os las he transmitido.”
Como podemos ver, San Pablo está alabando a la comunidad de Corintios no por guardar el Evangelio, sino por guardar las “Tradiciones”, lo cual se clarifica al saber que los Evangelios en esa época aun no circulaban en las comunidades cristianas y el conocimiento de JESÚS se comunicaba oralmente, o sea en forma de Tradición.

Curiosamente la versión Reina-Valera editada por la sociedad Bíblica Trinitaria y que es la más utilizada en las Iglesias no católicas lee de esta forma: y os alabo hermanos, que en todo os acordáis de mí, y retenéis las INSTRUCIONES de la manera que os enseñe”……. ¿Qué ocurrió aquí? ….. ¿Por qué se ha cambiado la Palabra de Dios? ……..La palabra griega para instrucciones es Paideia entre otras, pero ésta nunca sustituye a la palabra Tradición. Aquí se ha alterado la palabra de Dios lo cual constituye un hecho muy grave contra el Señor y su Iglesia.
En otras versiones protestantes la palabra Tradición es cambiada por “Doctrina”, pero resulta que la palabra doctrina se dice en Griego Didescalia, didace, eterodidaskaleo, que tampoco sustituye a Tradición.

II Tesalonisenses 2,15
“Así pues hermanos manteneos firmes y conservad las Tradiciones que habéis recibido de nosotros”.
Aquí de nuevo la versión Reina – Valera vuelve a cambiar la palabra Paradosis incurriendo en un nuevo error. San Pablo insiste continuamente en que se debe conservar todo lo recibido por él y que a su vez recibió de los Apóstoles y esto es Tradición.
Otro ejemplo de cómo se instituyó la Tradición nos lo da Pablo en II Timoteo 2,2 donde el Apóstol dice: “Y lo que has oído de mí, entre muchos testigos, esto engargolo a los hombres fieles que sean idóneos para enseñar a otros”. San Pablo enseña a Timoteo para que éste enseñe a otros… he aquí un magnifico ejemplo de Tradición. Otro ejemplo de Tradición se encuentra en I Corintios, 11,23 donde dice el apóstol: “porque yo recibí del SEÑOR lo que les he transmitido”, esto hablando de la Eucaristía, así pues el SEÑOR mismo le entrega a Pablo la Tradición, pues Pablo no habla aquí de ningún libro escrito, sino de palabra escuchada.

I Corintios 15,5
” Y que apareció a Cefas, y después a los doce”
Aquí San Pablo nos da un dato del cual no nos habla ningún Evangelista…… El SEÑOR se le apareció primero a Pedro. ¿De dónde saca Pablo este dato? ¡De la Tradición!.
Concluyendo. Los Apóstoles y los primeros cristianos sólo tuvieron Tradición Apostólica en forma de predicación Evangélica, pues los Apóstoles no se dedicaron a escribir, ni tenían mandato directo del SEÑOR de escribir nada. Solamente muchos años después, cuando la Iglesia reconoció que la venida del SEÑOR no era inminente, algunos Apóstoles ( Mateo y Juan ) van a escribir sus recuerdos del SEÑOR JESÚS, Marcos y Lucas van a escribir, uno lo que escuchó de Pedro y otro lo que investigo de testigo oculares de la vida del SEÑOR. Los otros diez Apóstoles NO ESCRIBIERON NADA y dejaron su legado en forma de Tradición en la Iglesia.
En las primeras comunidades cristianas circularon muchos escritos que se atribuyeron a los Apóstoles, pero que en realidad eran de contenido herético o falso. En el año 397 los Obispos de la Iglesia Católica (era la única que existía) y para que no quede duda, después de que Constantino promulgó el edicto de Milán dando libertad al culto cristiano, se reunieron en una ciudad del Norte de Africa llamada Cartago y allá se dieron a la tarea de definir cuáles escrituras eran Apostólica y cuáles no.
¿Qué concepto utilizaron para esta revisión? Pues sencillamente la Tradición de la Iglesia ya que los Evangelios no se definen solos, pues JESÚS no dejó una lista de ellos. Ni JESÚS, ni los Apóstoles definieron el canon de las Escrituras que todas las iglesias utilizan hoy (hasta los Testigo de Jehová). Fueron sus sucesores, o sea Obispos de la Iglesia Católica los que lo hicieron, es por esta razón que DUDAR DE LA IGLESIA ES DUDAR DE LAS ESCRITURAS.
Eusebio, primer historiador de la Iglesia en los años 300 DC lista la sucesión de varios Obispos y decía que estas listas de sucesión eran una SEGURIDAD DE QUE LOS Evangelios fueron conservados y transmitidos sin error y que esto constituía la base de la Iglesia Católica (KENET Scott Laturette, pag. 177, tomo 1 )
Algunos argumentan que San Pablo alertó contra las tradiciones, y presentan versículos tales como Colosenses 2,3, pero si se lee el versículo en su contexto se darán cuenta que Pablo se refiere a las Tradiciones Judaicas que eran el camino a la ley, no a la Tradición de la Iglesia la cual él recomendaba guardar.

1 Timoteo 3, 15
Y si no fuera tan presto, para que sepas como te conviene conversar en la casa del Dios que es la Iglesia del Dios vivo columna y apoyo de la verdad”
San Pablo en este versículo arroja gran claridad sobre el tema del cual hablamos. Nosotros no somos el pueblo del libro, como el Hebreo. Somos el pueblo de la Palabra. El SEÑOR no mandó a escribir, el Señor mando a predicar……. La Escrituras, surgieron como una necesidad de la Iglesia de conservar las palabras de JESÚS. La Iglesia definió las Escrituras, ¿por qué? … Lo dice Pablo, ella es columna y apoyo de la verdad y, como tal, ha definido, conservado y custodiado la Palabra Escrita y la Tradición como autentica Palabra de DIOS. Si la Iglesia fue buena para definir la Escritura también es buena para definir la Tradición, pues lo ha hecho con la misma autoridad. Si se acepta una, hay que aceptar la otra, si se desecha una, hay que desechar la otra, sino es pura hipocresía o malicia. Y esto no es de DIOS.
San Cipriano, Padre de la Iglesia, escribió hacia el año 255 D. C. “JESÚS edifico la Iglesia sobre uno sólo, y aunque después de la resurrección les dio a todos los Apóstoles igual potestad, sin embargo para manifestar la unidad dispuso con su autoridad que el origen de la misma unidad se iniciara en uno sólo, en Pedro”.
También San Ignacio de Antioquía, otro de los Padres, el cual murió en el año 106 D.C. escribe en su carta a los Tralianos “Donde no hay Obispo ni presbíteros, ni diáconos no hay Iglesia”.
Quiero concluir con unas palabras del eminente teólogo protestante Robert Brown: “cuando miramos a la Iglesia primitiva los signos apuntan a Roma “……. A la Iglesia que es Pilar y base de Verdad. Amén

POR: Ministerio de Apologética
SOBRE ESTA ROCA

Pedro y el papado: ¿cómo sabemos que Pedro fue el primer papa?

 

Pregunta:

Quisiera saber… acerca de la veracidad de que San Pedro estuvo en Roma y fue el primer papa y cómo podría yo decirles o demostrar que esto es cierto a quienes lo cuestionan.

Respuesta:

Estimada:

1. El Primado de Pedro

a) El dogma

Cristo constituyó al apóstol San Pedro cómo primero entre los apóstoles y como cabeza, visible de toda la Iglesia, confiriéndole inmediata y personalmente el primado de jurisdicción. Para los católicos esto es una verdad de fe.

El concilio Vaticano I definió (cf. Dz 1823) y lo repitió con fuerza el Concilio Vaticano II (Lumen gentium, n.18).

La cabeza invisible de la Iglesia es Cristo glorioso. Pedro hace las veces de Cristo en el gobierno exterior de la Iglesia militante, y es, por tanto, vicario de Cristo en la tierra.

Se oponen a este dogma la Iglesia ortodoxa griega y las sectas orientales, algunos adversarios medievales del papado (Marsilio de Padua y Juan de Jandun, Wicleff y Hus), todos los protestantes, los galicanos y febronianos, los Viejos Católicos (Altkatholiken) y los modernistas. Según la doctrina de los galicanos (E. Richer) y de los febronianos (N. Hontheim), la plenitud del poder espiritual fue concedida por Cristo inmediatamente a toda la Iglesia, y por medio de ésta pasó a San Pedro, de suerte que éste fue el primer ministro de la Iglesia, designado por la Iglesia (‘caput ministeriale’). Según el modernismo, el primado no fue establecido por Cristo, sino que se ha ido formando por las circunstancias externas en la época postapostólica (Dz 2055 s).

b) Fundamento bíblico

Cristo distinguió desde un principio al apóstol San Pedro entre todos los demás apóstoles. Cuando le encontró por primera vez, le anunció que cambiaría su nombre de Simón por el de Cefas = roca: ‘Tú eres Simón, el hijo de Juan [según la Vulgata: de Jonás]; tú serás llamado Cefas (Jn 1,42; cf. Mc 3,16). El nombre de Cefas indica claramente el oficio para el cual le ha destinado el Señor (cf. Mt 16, 18). En todas las menciones de los apóstoles, siempre se cita en primer lugar a Pedro. En Mt se le llama expresamente ‘el primero’ (Mt 10,2). Como, según el tiempo de la elección, Andrés precedía a Pedro, el hecho de aparecer Pedro en primer lugar indica su oficio de primado. Pedro, juntamente con Santiago y Juan, pudo ser testigo de la resurrección de la hija de Jairo (Mc 5, 37), de la transfiguración (Mt 17, 1) y de la agonía del Huerto (Mt 26, 37). El Señor predica a la multitud desde la barquilla de Pedro (Lc 5, 3), paga por sí mismo y por él el tributo del templo (Mt 17, 27), le exhorta a que, después de su propia conversión, corrobore en la fe a sus hermanos (Lc 22, 32); después de la resurrección se le aparece a él solo antes que a los demás apóstoles (Lc 24, 34; 1 Cor 15, 5).

A San Pedro se le prometió el primado después que hubo confesado solemnemente, en Cesárea de Filipo, la mesianidad de Cristo. Díjole el Señor (Mt 16, 17-19): ‘Bienaventurado tú, Simón, hijo de Jonás, porque no es la carne ni la sangre quien eso te ha revelado. sino mi Padre que está en las cielos. Y yo te digo a ti que tú eres Pedro [= Cefas], y sobre esta roca edificaré yo mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Yo te daré las llaves del reino de los cielos, y cuanto atares en la tierra será atado en los cielos, y cuanto desatares en la tierra será desatado en los cielos’.

Estas palabras se dirigen inmediata y exclusivamente a San Pedro. Ponen ante su vista en tres imágenes la idea del poder supremo en la nueva sociedad que Cristo va a fundar. Pedro dará a esta sociedad la unidad y firmeza inquebrantable que da a una casa el estar asentada sobre roca viva; cf. St 7,24 y siguientes. Pedro ha de ser también el poseedor de las llaves, es decir, el administrador del reino de Dios en la tierra; cf. Is 22,22; Apoc 1,18; 3,7: las llaves son el símbolo del poder y la soberanía. A él le incumbe finalmente atar y desatar, es decir (según la terminología rabínica): lanzar la excomunión o levantarla, o también interpretar la ley en el sentido de que una cosa está permitida (desatada) o no (atada). De acuerdo con Mt 18,18, donde se concede a todos los apóstoles el poder de atar y desatar en el sentido de excomulgar o recibir en la comunidad a los fieles, y teniendo en cuenta la expresión universal (‘cuanto atares… cuanto desatares), no es lícito entender que el pleno poder concedido a San Pedro se limita al poder de enseñar, sino que resulta necesario extenderlo a todo el ámbito del poder de jurisdicción. Dios confirmará en los cielos todas las obligaciones que imponga o suprima San Pedro en la tierra.

Contra todos los intentos por declarar este pasaje (que aparece únicamente en San Mateo) como total o parcialmente interpolado en época posterior resalta su autenticidad de manera que no deja lugar a duda. Asta se halla garantizada, no sólo por la tradición unánime con que aparece en todos los códices y versiones antiguas, sino también por el colorido semítico del texto, que salta bien a la vista. No es posible negar con razones convincentes que estas palabras fueron pronunciadas por el Señor mismo. No es posible mostrar tampoco que se hallen en contradicción con otras enseñanzas y hechos referidos en el Evangelio.

El primado se lo concedió el Señor a Pedro cuando, después de la resurrección, le preguntó tres veces si le amaba y le hizo el siguiente encargo: ‘Apacienta mis corderos, apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas’ (Jn 21,15-17). Estas palabras, lo mismo que las de Mt 16,18s, se refieren inmediata y exclusivamente a San Pedro. Los ‘corderos’ y las ‘ovejas’ representan todo el rebaño de Cristo, es decir, toda la Iglesia; cf. Jn 10. ‘Apacentar’, referido a hombres, significa lo mismo que gobernar (cf. Act 20,28), según la terminología de la antigüedad profana y bíblica. Pedro, por este triple encargo de Cristo, no quedó restaurado en su oficio apostólico (pues no lo había perdido por su negación), sino que recibió el supremo poder gubernativo sobre toda la Iglesia.

Después de la ascensión a los cielos, Pedro ejerció su primado. Desde el primer momento ocupa en la comunidad primitiva un puesto preeminente: Dispone la elección de Matías (Act 1,15ss); es el primero en anunciar, el día de Pentecostés, el mensaje de Cristo, que es el Mesías muerto en la cruz y resucitado (2,14 ss); da testimonio del mensaje de Cristo delante del sanedrín (4,8 ss); recibe en la Iglesia al primer gentil: el centurión Cornelio (10,1 ss); es el primero en hablar en el concilio de los apóstoles (15,17 ss); San Pablo marcha a Jerusalén ‘para conocer a Cefas’ (Gal 1,18).

c) El testimonio de los padres de la Iglesia.

Los padres, de acuerdo con la promesa bíblica del primado, dan testimonio de que la Iglesia está edificada sobre Pedro y reconocen la primacía de éste sobre todos los demás apóstoles. TERTULIANO dice de la Iglesia: ‘Fue edificada sobre él’ (De monog. 8). SAN CIPRIANO dice, refiriéndose a Mt 16,18s: ‘Sobre uno edifica la Iglesia’ (De unit. eccl. 4). CLEMENTE DE ALEJANDRÍA llama a San Pedro ‘el elegido, el escogido, el primero entre los discípulos, el único por el cual, además de por sí mismo, pagó tributo el Señor’ (Quis dives salvetur 21,4). SAN CIRILO DE JERUSALÉN le llama ‘el sumo y príncipe de los apóstoles’ (Cat. 2, 19). Según SAN LEÓN MAGNO, ‘Pedro fue el único escogido entre todo el mundo para ser la cabeza de todos los pueblos llamados, de todos los apóstoles y de todos los padres de la Iglesia’ (Sermo 4,2).

En su lucha contra el arrianismo, muchos padres interpretan la roca sobre la cual el Señor edificó su Iglesia como la fe en la divinidad de Cristo, que San Pedro confesara, pero sin excluir por eso la relación de esa fe con la persona de Pedro, relación que se indica claramente en el texto sagrado. La fe de Pedro fue la razón de que Cristo le destinara para ser fundamento sobre el cual habría de edificar su Iglesia.

2. Pedro y Obispo de Roma y Primer Papa

Una antigua tradición basada en los anales de la Iglesia y de la Arqueología romana nos indica que Pedro muere en Roma, donde fue Obispo. Este es el origen de la Preeminencia del Obispo de Roma sobre los demás Obispos sucesores de los Apóstoles.

Tiene fundamento escriturístico en el texto de 1Pe 5,13: ‘La Iglesia que está en la Babilonia, elegida juntamente con vosotros, y Marcos mi hijo, os saludan’.

La expresión ‘Babilonia’ se refiere a Roma, como notan todos los exégetas: ‘casi todos los autores antiguos y la mayor parte de los modernos ven designada en esta expresión a la Iglesia de Roma… El nombre de Babilonia era de uso corriente entre los judíos cristianos para designar la Roma pagana. Así es llamada también en el Apocalipsis (14,8; 16,19; 17,15; 18,2.10), en los libros apócrifos y en la literatura rabínica. La Babilonia del Eúfrates, que en tiempo de San Pedro era un montón de ruinas, y la Babilonia de Egipto, pequeña estación militar, han de ser excluidas’ (José Salguero, O.P., Biblia Comentada, tomo VII, BAC, Madrid 1965, p. 145).

Esto lo reconocen incluso los autores protestantes serios. Por ejemplo, Keneth Scott Laturet, prestigioso historiador, escribe en su libro ‘Historia de la Iglesia’ (Tomo I, p. 112, Ed. Casa Bautista de Publicaciones) dice: ‘Pedro viajaba, porque sabemos estuvo en Antioquía, y lo que parece una tradición digna de confianza, sabemos que estuvo en Roma y allí murió’.

La Enciclopedia Británica, tomo IX, p. 123 da la referencia de todos los Obispos de Roma comenzando por San Pedro y terminando por Juan Pablo II, 264 Obispos en sucesión ininterrumpida.

La ‘New American Encyclopedia’ dice en su sección sobre los Papas ‘Cuando San Pedro dejó Jerusalén vivió por un tiempo en Antioquia antes de viajar a Roma donde ejerció como Primado’.

Muy fuerte es también el testimonio de la tradición que manifiesta la enorme importancia que tuvieron los primeros Obispos de Roma sobre la naciente Cristiandad, justamente por ser sucesores de Pedro. Así, por ejemplo, en el año 96, o sea 63 años después de la muerte de Cristo, ante un grave conflicto en la comunidad de Corintios, quien tomó cartas par poner orden fue el Obispo de Roma, el Papa Clemente, y esto a pesar de que en ese tiempo todavía vivía el Apóstol Juan en la cercana ciudad griega de Éfeso. Sin embargo fue una carta de Clemente la que solucionó el problema y aun doscientos años después de este hecho se leía esta carta en esa Iglesia. Esto solo es explicable por la autoridad del sucesor de Pedro en la primitiva Iglesia.

Ireneo, Obispo de Lyon, y Padre de la Iglesia de la segunda generación después de los Apóstoles escribía pocos años después: ‘Pudiera darles si hubiera habido espacio las listas de Obispos de todas las Iglesias, mas escojo solo la línea de la sucesión de los Obispos de Roma fundada sobre Pedro y Pablo hasta el duodécimo sucesor hoy’.

Según el primer historiador de la Iglesia, Eusebio de Cesárea (año 312), esta sucesión es una señal y una seguridad de que el Evangelio ha sido conservado y transmitido por la Iglesia Católica.

P. Miguel A. Fuentes, IVE

MAS SOBRE APOLOGETICA DE LA EUCARISTIA:

https://www.facebook.com/Catolicosfirmesensufe?ref=stream

CAPITULO 18: Y asi como decimos

CAPITULO 18: Y así como decimos “Padre Nuestro” Mt 6,9 porque es Padre de los que le conocemos y creemos en él también decimos : El pan nuestro Mt 6:11 porque Cristo es pan de los que tocamos su cuerpo.Pedimos que cada día se nos de de ese pan, no sea que quienes estamos en Cristo y recibimos cada día la Eucaristía para alimento de Salvación, al cometer algún delito de importancia mientras absteniendo y no comulgando nos privamos del pan celestial, somos separados del cuerpo de Cristo, como el mismo dijo:Yo soy el pan de vida, que baje del cielo, si alguno comiere de este pan vivirá eternamente Juan 6:51, cuando dice que vivirá eternamente si alguno comiera de su pan es claro que viven quienes tocan su cuerpo y reciben la EUCARISTIA por el derecho de la comunión…..hay que temer y orar no sea que mientras uno se abstiene, se separe del cuerpo de Cristo, se separe de la salvación , pues el mismo dijo: Si no comieras la carne del Hijo del hombre y no bebieras su sangre no tendréis vida en vosotros Juan 6:53. Por esto pedimos que cada día se nos de nuestro pan, que es, Cristo, para que quienes permanecemos y vivimos en Cristo nos apartemos de su santificación y de su cuerpo.- SAN CIPRIANO DE CARTAGO. AÑO 255 D.C.-SOBRE LA ORACION DOMINICAL-CAPITULO 18.

LOS PRIMEROS CRISTIANOS BAUTIZARON BEBÈS: