Archivos diarios: 12 febrero, 2014

Audiencia General: ¿Cómo vivimos la Eucaristía?

Catoliscopio.com

Papa Francisco audiencia general Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!:
En la última catequesis destaqué como la Eucaristía nos introduce en la comunión real con Jesús y su misterio. Ahora podemos hacernos algunas preguntas sobre la relación entre la Eucaristía que celebramos y nuestra vida como iglesia y como cristianos individuales ¿Cómo vivimos nosotros la Eucaristía? ¿Cómo vivimos la Misa, cuando vamos a Misa los domingos? ¿Es sólo un momento de fiesta? ¿Es una tradición bien establecida, que se hace? ¿Es una ocasión para encontrarnos o para sentirnos bien, o es algo más?

Ver la entrada original 899 palabras más

Reflexiones-Conversión

El ‪#‎franciscanoSeglar‬ debe ser estar consciente de que su modelo es Jesucristo y toda su vida deberá dejarse convertir por SU Amor.

No es cuestión de intentar una conversión a “juro”, eso no existe , entiendo que esto es un DON de Dios y conlleva un hermoso y constante proceso que consiste entre muchas cosas el aceptar libremente y con amor el que dependemos totalmente de Dios, quien es nuestro verdadero Padre y Creador y que dependemos totalmente del amor. Esto significa dependencia en plena libertad+
Convertirse no solo significa el perseguir un arrepentimiento sincero y personal , muchas veces nos engaños y pensamos que podemos obtener algo del reconocimiento publico por haber hecho un cambio de vida , ese converger que es algo que pasa comúnmente en nuestros ambientes religiosos y laicales , es bueno y agradable a Dios pero no dura , es vano y temporal por no tener la verdadera y suficiente humildad requerida para ese abandono a Dios , ese abandonarnos a EL con toda la seguridad y confianza que al seguirlo con sencillez y confianza podamos decir como la beata Teresa de Calcuta, en «mi todo en todo». ya no con nuestras propias fuerzas , sino dejándonos invadir por el mismo Cristo Jesús .

No debemos ponernos unas metas de propia mejora de vida sino más bien crear un vacío en nuestro interior, reconocer nuestra pobreza, nuestra incapacidad absoluta de poder ser y vivir como cristianos y franciscanos.
Sólo así la fuerza del Espíritu Santo entrará en nosotros, transformándonos interiormente y convirtiendo y dando una nueva forma de ser de manera que así logremos estar bien EVANGELIZADOS , siendo evangelios vivientes como lo fue nuestro padre seráfico y luego entonces seremos “otros Cristos” para que nuestro Señor obre de forma consciente en todo nuestro corazón, mente y cuerpo.

“Comencemos, hermanos, que hasta ahora poco o nada
hemos hecho”.

pax et bonum