Archivos Mensuales: enero 2014

LA OBRA SOCIAL DE LA IGLESIA

Lo que quizá no te han dicho…


Te habrán dicho que se han vendido más de 40 millones de ejemplares de El Código da Vinci en 44 idiomas y que la fortuna personal de Dan Brown se Estima en 250 millones de dólares …y que Sony espera recaudar con la película varios centenares de millones de dólares.
Te habrán dicho que tanto el libro como la película son fuertemente críticos con la Iglesia Católica.
Pero quizá no conozcas otras cifras fuertes y reveladoras.
Por ejemplo
… que Cáritas, entidad caritativa de la Iglesia Católica, recogió en todo el mundo 450 millones de euros (75.000 millones de pesetas) a lo largo del año 2005 para ayudar a las víctimas del tsunami asiático. Y esto lo hizo una sola organización de las cientos que están vinculadas a la Iglesia (Manos Unidas, Entreculturas, Mensajeros de la Paz, etc)
… que más de 700.000 españoles son voluntarios en alguna ONG de inspiración cristiana
… que «Mensajeros de la Paz», fundada por un sacerdote español, envió a Bagdad más de 300 toneladas de ayuda humanitaria
…que la Iglesia Católica atiende a la cuarta parte de los enfermos de Sida del mundo.
…que sostiene miles de leproserías… (sólo un jesuita en China ha fundado 145 a lo largo de su vida)
…que mantiene miles de hogares para ancianos y minusválidos.
…que cuida de miles y miles de niños abandonados en sus orfanatos.
…que cuenta con 93.077 misioneros en todo el mundo.
… que la Iglesia Católica en España sostiene:
– 107 hospitales que atienden anualmente a 387.356 enfermos
– 128 ambulatorios por los que pasan 849.728 personas
– 876 casas para ancianos y minusválidos, en las que viven 57.680 ancianos
… que a través de Cáritas española atiende a:
– 937 orfanatos y centros para la tutela de la infancia
– 321 guarderías
– 365 centros especiales de educación o reeducación social.
– 11.300 drogodependientes entre 1999 y 2000, invirtiendo en su rehabilitación alrededor de 11 millones de euros.
– Se hizo cargo de más de 1.300 enfermos de sida
– 300.000 sin techo
– 114.000 inmigrantes y gitanos
Las consultorías familiares y los centros para defensa de la vida han pasado de 139 a 305.
– En educación dirige 5.197 colegios y centros educativos en los que se educan 1.298.105 niños y jóvenes.
Si consideramos todas las confesiones cristianas hubo 40 millones de mártires (personas que mueren sólo por su Fe) solamente en el siglo XX.
Millones a lo largo de 20 siglos ¿por creer en una mentira?
¿Sabes que sólo en el año 2005 murieron asesinados 27 misioneros católicos?
FUERTE, ¿VERDAD?
¿Conoces verdaderamente la realidad de la Iglesia Católica?
Infórmate bien. Habla con datos. Busca la verdad
No te confundas…
Hay cosas que parecen iguales…pero no lo son.
No es lo mismo el original que la versión
Si quieres conocer la original y verdadera vida de Cristo, el CdV… Lee los Cuatro Evangelios. El Cristo de Verdad.
No hables de oídas. No admitas sucedáneos. No pierdas el color de la verdadera historia. Busca las fuentes, lee, investiga.
Ten ojo avizor y sentido crítico. Para no depender de lo que te cuente la última novela o la última película.

Anuncios

Grupos de Oración del Padre Pío

Los Siete Sacramentos[Signos] en la Biblia.

Los Siete Sacramentos[Signos] en la Biblia.

1-BAUTISMO
Mt. 28, 19
“Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,”
Mc. 16, 16
“El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará.”
Jn. 3, 5
“Respondió Jesús: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.»”

Hch. 2, 38
“Pedro les contestó: «Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo;»”
Hch. 16, 15
“Cuando ella y los de su casa recibieron el bautismo, suplicó: «Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid y quedaos en mi casa.» Y nos obligó a ir.”
Hch. 16, 33
“En aquella misma hora de la noche el carcelero los tomó consigo y les lavó las heridas; inmediatamente recibió el bautismo él y todos los suyos.”
Hch. 22, 16
“Y ahora, ¿qué esperas? Levántate, recibe el bautismo y lava tus pecados invocando su nombre.”
Rom. 5, 3-4
“¿O es que ignoráis que cuantos fuimos bautizados en Cristo Jesús, fuimos bautizados en su muerte?”
1 Cor. 1, 13-16
“¿Esta dividido Cristo? ¿Acaso fue Pablo crucificado por vosotros? ¿O habéis sido bautizados en el nombre de Pablo? ¡Doy gracias a Dios por no haber bautizado a ninguno de vosotros fuera de Crispo y Gayo! Así, nadie puede decir que habéis sido bautizados en mi nombre. ¡Ah, sí!, también bauticé a la familia de Estéfanas. Por lo demás, no creo haber bautizado a ningún otro.”
1 Cor. 6, 11
“Y tales fuisteis algunos de vosotros. Pero habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.”
Col. 2, 12
“Sepultados con Él en el bautismo, con Él también habéis resucitado por la fe en la acción de Dios, que resucitó de entre los muertos.”
Tit. 3, 5
“Él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo,”
1 Pe 3, 21
“a ésta corresponde ahora el bautismo que os salva y que no consiste en quitar la suciedad del cuerpo, sino en pedir a Dios una buena conciencia por medio de la Resurrección de Jesucristo,”

2-CONFIRMACIÓN

Sab. 9, 17
“Y ¿quién habría conocido tu voluntad, si tú no le hubieses dado la Sabiduría y no le hubieses enviado de lo alto tu espíritu santo?”
Hch. 8, 14-17
“Al enterarse los apóstoles que estaban en Jerusalén de que Samaria había aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. Estos bajaron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo; pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; únicamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo.”
Hch. 13, 2-3
“Mientras estaban celebrando el culto del Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: «Separadme ya a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.» Entonces, después de haber ayunado y orado, les impusieron las manos y les enviaron.”
Hch. 19, 1-6
“Mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo atravesó las regiones altas y llegó a Éfeso donde encontró algunos discípulos; les preguntó: «¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando abrazasteis la fe?» Ellos contestaron: «Pero si nosotros no hemos oído decir siquiera que exista el Espíritu Santo.» Él replicó: «¿Pues qué bautismo habéis recibido?». «El bautismo de Juan», respondieron. Pablo añadió: «Juan bautizó con un bautismo de conversión, diciendo al pueblo que creyesen en el que había de venir después de él, o sea en Jesús.» Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Y, habiéndoles Pablo impuesto las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo y se pusieron a hablar en lenguas y a profetizar.”
2 Cor. 1, 21-22
“Y es Dios el que nos conforta juntamente con vosotros en Cristo y el que nos ungió, y el que nos marcó con su sello y nos dio en arras el Espíritu en nuestros corazones.”
Ef. 1, 13
“En Él también vosotros, tras haber oído la Palabra de la verdad, el Evangelio de vuestra salvación, y creído también en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la Promesa,”
Heb. 6, 1-2
“Por eso, dejando aparte la enseñanza elemental acerca de Cristo, elevémonos a lo perfecto, sin reiterar los temas fundamentales del arrepentimiento de las obras muertas y de la fe en Dios; de la instrucción sobre los bautismos y de la imposición de las manos; de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.”

3-EUCARISTÍA

Mt. 26, 26-28
“Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, éste es mi cuerpo.» Tomó luego una copa y, dadas las gracias, se la dio diciendo: «Bebed de ella todos, porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados.»”
Mc. 14, 22-24
“Y mientras estaban comiendo, tomó pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio, y dijo: «Tomad, este es mi cuerpo.» Tomó luego una copa y, dadas las gracias, se la dio, y bebieron todos de ella. Y les dijo: «Esta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos.»”
Lc. 22, 19-20
“Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: «Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío.» De igual modo, después de cenar, tomó la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros.»”
Jn. 6, 30-35
“Ellos entonces le dijeron: «¿Qué señal haces para que viéndola creamos en ti? ¿Qué obra realizas? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, según está escrito: «Pan del cielo les dio a comer.» Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: No fue Moisés quien os dio el pan del cielo; es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo; porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo.» Entonces le dijeron: «Señor, danos siempre de ese pan.» Les dijo Jesús: «Yo soy el pan de la vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí, no tendrá nunca sed.»”
Jn. 6, 48-58
“«Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.» Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?» Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.»”
1 Cor. 10, 16
“La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan.”
1 Cor. 11, 23-29
“Porque yo recibí del Señor lo que os he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este es mi cuerpo que se da por vosotros; haced esto en recuerdo mío.»
Asimismo también la copa después de cenar diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Cuantas veces la bebiereis, hacedlo en recuerdo mío.» Pues cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga. Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo.”

4-RECONCILIACIÓN

Mt. 16, 19
“A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la Tierra quedará atado en los Cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los Cielos.”
Mt. 18, 18
“Yo os aseguro: todo lo que atéis en la Tierra quedará atado en el Cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el Cielo.”
Lc. 15, 18-19
“Me levantaré, iré a mi padre y le diré: «Padre, pequé contra el Cielo y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros.»”
Jn. 20, 21-23
“Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.» Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»”
Hch. 19, 18
“Muchos de los que habían creído venían a confesar y declarar sus prácticas.”
1 Cor. 5, 3-5
“Pues bien, yo por mi parte corporalmente ausente, pero presente en espíritu, he juzgado ya, como si me hallara presente, al que así obró: que en nombre del Señor Jesús, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de Jesús Señor nuestro, sea entregado ese individuo a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu se salve en el Día del Señor.”
2 Cor. 2, 6-11
“Bastante es para ese tal el castigo infligido por la comunidad, por lo que es mejor, por el contrario, que le perdonéis y le animéis no sea que se vea ése hundido en una excesiva tristeza. Os suplico, pues, que reavivéis la caridad para con él. Pues también os escribí con la intención de probaros y ver si vuestra obediencia era perfecta.
Y a quien vosotros perdonéis, también yo le perdono. Pues lo que yo perdoné -si algo he perdonado- fue por vosotros en presencia de Cristo, para que no seamos engañados por Satanás, pues no ignoramos sus propósitos.”
2 Cor. 5, 18-20
“Y todo proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por Cristo y nos confió el ministerio de la reconciliación.
Porque en Cristo estaba Dios reconciliando al mundo consigo, no tomando en cuenta las transgresiones de los hombres, sino poniendo en nosotros la palabra de la reconciliación. Somos, pues, embajadores de Cristo, como si Dios exhortara por medio de nosotros. En nombre de Cristo os suplicamos: ¡reconciliaos con Dios!”
Sgo. 5, 16
“Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder.”
1 Jn. 1, 8-9
“Si decimos: «No tenemos pecado», nos engañamos y la verdad no está en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, fiel y justo es Él para perdonarnos los pecados y purificarnos de toda injusticia.”

5-UNCIÓN DE LOS ENFERMOS

Mc. 6, 5
“Y no podía hacer allí ningún milagro, a excepción de unos pocos enfermos a quienes curó imponiéndoles las manos.”
Mc. 6, 12-13
“Y, yéndose de allí, predicaron que se convirtieran; expulsaban a muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.”
Lc. 13, 12-13
“Al verla Jesús, la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad.» Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios.”
Hch. 9, 17-18
“Fue Ananías, entró en la casa, le impuso las manos y le dijo: «Saúl, hermano, me ha enviado a ti el Señor Jesús, el que se te apareció en el camino por donde venías, para que recobres la vista y seas lleno del Espíritu Santo.» Al instante cayeron de sus ojos unas como escamas, y recobró la vista; se levantó y fue bautizado.”
1 Cor. 12, 9
“a otro, fe, en el mismo Espíritu; a otro, carismas de curaciones, en el único Espíritu;”
1 Cor. 12, 30
“¿Todos con carisma de curaciones? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?”
Sgo. 5, 14-15
“¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el Señor hará que se levante, y si hubiera cometido pecados, le serán perdonados.”

6-ORDEN SACERDOTAL

Mt. 18, 18
“Yo os aseguro: todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.”
Lc. 10, 16
“Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha; y quien a vosotros os rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.”
Lc. 22, 19
“Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: «Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío.»”
Lc. 24, 47
“y se predicará en Su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones, empezando desde Jerusalén.”
Jn. 12, 20-22
“Había algunos griegos de los que subían a adorar en la fiesta. Estos se dirigieron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le rogaron: «Señor, queremos ver a Jesús.» Felipe fue a decírselo a Andrés; Andrés y Felipe fueron a decírselo a Jesús.”
Jn. 15, 5
“Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada.”
Hch. 6, 6
“los presentaron a los apóstoles y, habiendo hecho oración, les impusieron las manos.”
Hch. 15, 2-6
“Se produjo con esto una agitación y una discusión no pequeña de Pablo y Bernabé contra ellos; y decidieron que Pablo y Bernabé y algunos de ellos subieran a Jerusalén, donde los apóstoles y presbíteros, para tratar esta cuestión. Ellos, pues, enviados por la Iglesia, atravesaron Fenicia y Samaria, contando la conversión de los gentiles y produciendo gran alegría en todos los hermanos. Llegados a Jerusalén fueron recibidos por la Iglesia y por los apóstoles y presbíteros, y contaron cuanto Dios había hecho juntamente con ellos. Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían abrazado la fe, se levantaron para decir que era necesario circuncidar a los gentiles y mandarles guardar la Ley de Moisés. Se reunieron entonces los apóstoles y presbíteros para tratar este asunto.”
Hch. 20, 17
“Desde Mileto envió a llamar a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso.”
Hch. 20, 28
“Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que Él se adquirió con la sangre de su propio Hijo.”
Hch. 21, 18
“Al día siguiente Pablo, con todos nosotros, fue a casa de Santiago; se reunieron también todos los presbíteros.”
1 Tim. 3, 1
“Es cierta esta afirmación: Si alguno aspira al cargo de epíscopo, desea una noble función.”
1 Tim. 4, 14
“No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos del colegio de presbíteros.”
1 Tim. 5, 17
“Los presbíteros que ejercen bien su cargo merecen doble remuneración, principalmente los que se afanan en la predicación y en la enseñanza.”
2 Tim. 1, 6
“Por esto te recomiendo que reavives el carisma de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.”
Tit. 1, 5
“El motivo de haberte dejado en Creta, fue para que acabaras de organizar lo que faltaba y establecieras presbíteros en cada ciudad, como yo te ordené.”
1 Pe. 5, 1
“A los ancianos que están entre vosotros les exhorto yo, anciano como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe de la gloria que está para manifestarse.”

7-MATRIMONIO

Gén. 1, 26-28
“Y dijo Dios: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden en los peces del mar y en las aves de los cielos, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todas las sierpes que serpean por la tierra. Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó. Y bendíjolos Dios, y díjoles Dios: «Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla; mandad en los peces del mar y en las aves de los cielos y en todo animal que serpea sobre la tierra.»”
Gén. 2, 18-25
“Dijo luego Yahveh Dios: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.» Y Yahveh Dios formó del suelo todos los animales del campo y todas las aves del cielo y los llevó ante el hombre para ver cómo los llamaba, y para que cada ser viviente tuviese el nombre que el hombre le diera. El hombre puso nombres a todos los ganados, a las aves del cielo y a todos los animales del campo, mas para el hombre no encontró una ayuda adecuada. Entonces Yahveh Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, el cual se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. De la costilla que Yahveh Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre. Entonces éste exclamó: «Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada mujer, porque del varón ha sido tomada.» Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne. Estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, pero no se avergonzaban uno del otro.”
Mt. 5, 31-32
“También se dijo: ‘El que repudie a su mujer, que le dé acta de divorcio.’ Pues yo os digo: Todo el que repudia a su mujer, excepto en caso de fornicación, la hace ser adúltera; y el que se case con una repudiada, comete adulterio.”
Mt. 19, 3-9
“Y se le acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, le dijeron: «¿Puede uno repudiar a su mujer por un motivo cualquiera?» Él respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, ‘los hizo varón y hembra’, y que dijo: ‘Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne?’ De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre.» Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?» Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer -no por fornicación- y se case con otra, comete adulterio.»”

Mc. 10, 2-12
“Se acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, preguntaban: «¿Puede el marido repudiar a la mujer?»
Él les respondió: «¿Qué os prescribió Moisés?» Ellos le dijeron: «Moisés permitió escribir el acta de divorcio y repudiarla.» Jesús les dijo: «Teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón escribió para vosotros este precepto.
Pero desde el comienzo de la creación, ‘Él los hizo varón y hembra.’ ‘Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y los dos se harán una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne.’ Pues bien, lo que Dios unió, no lo separe el hombre.» Y ya en casa, los discípulos le volvían a preguntar sobre esto. Él les dijo: «Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.»”
Lc. 16, 18
“Todo el que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con una repudiada por su marido, comete adulterio.”
Rom. 7, 2-3
“Así, la mujer casada está ligada por la ley a su marido mientras éste vive; mas, una vez muerto el marido, se ve libre de la ley del marido. Por eso, mientras vive el marido, será llamada adultera si se une a otro hombre; pero si muere el marido, queda libre de la ley, de forma que no es adultera si se casa con otro.”
1 Cor. 7, 1-15
“En cuanto a lo que me habéis escrito, bien le está al hombre abstenerse de mujer. No obstante, por razón de la impureza, tenga cada hombre su mujer, y cada mujer su marido. Que el marido dé a su mujer lo que debe y la mujer de igual modo a su marido. No dispone la mujer de su cuerpo, sino el marido. Igualmente, el marido no dispone de su cuerpo, sino la mujer. No os neguéis el uno al otro sino de mutuo acuerdo, por cierto tiempo, para daros a la oración; luego, volved a estar juntos, para que Satanás no os tiente por vuestra incontinencia. Lo que os digo es una concesión, no un mandato. Mi deseo sería que todos los hombres fueran como yo; mas cada cual tiene de Dios su gracia particular: unos de una manera, otros de otra. No obstante, digo a los célibes y a las viudas: Bien les está quedarse como yo. Pero si no pueden contenerse, que se casen; mejor es casarse que abrasarse. En cuanto a los casados, les ordeno, no yo sino el Señor: que la mujer no se separe del marido, mas en el caso de separarse, que no vuelva a casarse, o que se reconcilie con su marido, y que el marido no despida a su mujer. En cuanto a los demás, digo yo, no el Señor: Si un hermano tiene una mujer no creyente y ella consiente en vivir con él, no la despida. Y si una mujer tiene un marido no creyente y él consiente en vivir con ella, no le despida. Pues el marido no creyente queda santificado por su mujer, y la mujer no creyente queda santificada por el marido creyente. De otro modo, vuestros hijos serían impuros, mas ahora son santos. Pero si la parte no creyente quiere separarse, que se separe, en ese caso el hermano o la hermana no están ligados: para vivir en paz os llamó el Señor.”
1 Cor. 7, 39
“La mujer está ligada a su marido mientras él viva; mas una vez muerto el marido, queda libre para casarse con quien quiera, pero sólo en el Señor.”
Ef. 5, 3
“La fornicación, y toda impureza o codicia, ni siquiera se mencione entre vosotros, como conviene a los santos.”
Ef. 5, 5
“Porque tened entendido que ningún fornicario o impuro o codicioso -que es ser idólatra- participará en la herencia del Reino de Cristo y de Dios.”
Ef. 5, 21-33
“Sed sumisos los unos a los otros en el temor de Cristo. Las mujeres a sus maridos, como al Señor, porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es Cabeza de la Iglesia, el salvador del Cuerpo. Así como la Iglesia está sumisa a Cristo, así también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola mediante el baño del agua, en virtud de la palabra, y presentársela resplandeciente a sí mismo; sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada. Así deben amar los maridos a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer se ama a sí mismo. Porque nadie aborreció jamás su propia carne; antes bien, la alimenta y la cuida con cariño, lo mismo que Cristo a la Iglesia, pues somos miembros de su Cuerpo. ‘Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne.’ Gran misterio es éste, lo digo respecto a Cristo y la Iglesia. En todo caso, en cuanto a vosotros, que cada uno ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer, que respete al marido.”
Heb. 13, 4
“Tened todos en gran honor el matrimonio, y el lecho conyugal sea inmaculado; que a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios.”
1 Pe. 3, 1-7
“Igualmente, vosotras, mujeres, sed sumisas a vuestros maridos para que, si incluso algunos no creen en la Palabra, sean ganados no por las palabras sino por la conducta de sus mujeres, al considerar vuestra conducta casta y respetuosa. Que vuestro adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas, sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena: esto es precioso ante Dios. Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sumisas a sus maridos; así obedeció Sara a Abraham, llamándole ‘Señor’. De ella os hacéis hijas cuando obráis bien, sin tener ningún temor. De igual manera vosotros, maridos, en la vida común sed comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, tributándoles honor como coherederas que son también de la gracia de Vida, para que vuestras oraciones no encuentren obstáculo.”

PAX ET BONUM

¿QUE ES LA UNIÓN HIPOSTATICA ?

¿QUE ES LA UNIÓN HIPOSTATICA ?

El término técnico “unión hipostática” se utiliza en la teología para referirse a la forma en que Dios y la humanidad están unidas en Jesucristo. No puede, sin embargo, comprender el misterio de esta unión sin entender otro misterio: la Encarnación.union hipostatica

Hay dos naturalezas: la divina y la humana. En el medio hay un abismo, una distancia insalvable entre el hombre y Dios. Esta brecha existía antes del pecado original, y esto sólo aumentó. La distancia entre el Creador y la criatura es de la naturaleza de las cosas.

No es un error decir que los seres humanos solo nunca llegarán a Dios, incluso para llevar a cabo un mayor esfuerzo. Es imposible y cada esfuerzo humano en este sentido es similar a la Torre de Babel. El hombre, así que sólo puedo llorar misericordia y pedirle a Dios que venga. Él vino.
Dios viene al encuentro del hombre. Sin embargo, el hecho de que Dios es una realidad tan trascendental, magnífico y poderoso podría no simplemente “aparecer” porque sería insoportable para la humanidad. Su gloria es tal que las criaturas totalmente manifiestos se diluyen en Dios. No sería posible que el hombre a tener tan gran majestad.
Dios resolvió este problema de encarnar en el vientre de María. Una de las personas de la Trinidad (el Hijo) se convirtió en el hombre, para que en Cristo Jesús la humanidad y la divinidad se unen en una especie de matrimonio. La analogía es perfecta, ya que, los dos se hacen una sola carne, pero los dos siguen siendo realidades distintas.
También se puede decir que es el matrimonio en sí mismo, no sólo el Esposo. Es la unión entre Dios y el hombre. Los que fueron separados infinitamente en Jesús ahora están unidos, pero no para que la humanidad desaparezca. Ella permanece.
La palabra “hipóstasis” en griego se utiliza para designar “persona”, pero es más fuerte que la palabra latina “persona”, afirma que se trata de una relación sustancial. De este modo, la unión entre Dios y el hombre no se produce por casualidad, como si Dios asumió la humanidad como una persona se pone aretes, peluca, sombrero, bufanda … No. La humanidad de Cristo tiene como sustrato la persona del Verbo Eterno accidentalmente. Este no es uno, por lo que la unión accidental, sino sustancial.
Por lo tanto, no hay un solo Hijo, Dios y hombre al mismo tiempo. Según lo declarado por la Iglesia desde el Concilio de Calcedonia:
Aunque, ya que a partir de la cual el Verbo se hizo carne en el seno de la Virgen, ha existido entre las dos formas cualquier división y durante todas las etapas de crecimiento de las acciones del cuerpo siempre han sido una sola persona, pero no hay que confundir mezclando algunos, lo que se hizo inseparable, pero se dio cuenta de la calidad de las obras que cada cosa es propia de cada formulario … Aunque, de hecho, es el único Señor Jesucristo, y en él es uno y el mismo persona de la verdadera divinidad y la humanidad verdadera, sin embargo entendemos que la exaltación con la que, como dice el doctor de los Gentiles, que Dios lo exaltó y le dio un nombre que supera cualquier nombre hace referencia a que la forma que debe ser enriquecido con el aumento de tan grande glorificación. (DH 317 y 318)
La unión de las dos naturalezas en la persona de Jesucristo es sustancial. El misterio de los ingresos unión hipostática en la gracia santificante por la humanidad, porque la humanidad de Cristo también podría ser ella unida con la divinidad, incluso si accidentalmente así. Es una gracia inconmensurable de Dios por su criatura nunca sería capaz de cerrar la brecha que la separa de su Creador a quien todo fluye y por lo tanto la salvación.

Fuente: Padre Paulo Ricardo

PAX ET BONUM

LA HEREJÍA

Conoce tu fe Católica

¿Qué es una herejía?

Jesucristo funda la Iglesia sobre la roca que es Pedro y les confía a éste y a sus sucesores el ser guardianes y garantes de la comunión en una misma fe, confirmando en ella a sus hermanos. Esta comunión que conforma la unidad de la Iglesia se da sólo en la verdad de una única fe sostenida y comunicada por el testimonio de los Apóstoles y sus sucesores en todo lugar y por los siglos de los siglos.

Ver la entrada original 563 palabras más

Meditación con santo padre Pío de Pietrelcina

LA TRADICCIÓN Y LA ESCRITURA ESTAN AL MISMO NIVEL EN LA BIBLIA:

LA TRADICCIÓN Y LA ESCRITURA ESTAN AL MISMO NIVEL EN LA BIBLIA:

Los conceptos de tradición, evangelio, y palabra de Dios (así como otros términos) son esencialmente sinónimos. Todos son predominantemente orales, y todos son referidos como algo que está siendo entregado y recibido:

  • 1ª Corintios 11:2 . . . conserváis las tradiciones . . . tal como os las he transmitido
  • 2ª Tesalonicenses 2:15 . . . conservad las tradiciones . . .habéis aprendido . . . de viva voz o por carta
  • 2ª Tesalonicenses 3:6 . . . la tradición que recibisteis de nosotros
  • 1ª Corintios 15:1 . . . el Evangelio . . . que habéis recibido
  • Gálatas 1:9 . . . el evangelio . . . que habéis recibido
  • 1ª Tesalonicenses 2:9 . . . os proclamamos el Evangelio de Dios
  • Hechos 8:14 . . . Samaria había aceptado la Palabra de Dios
  • 1ª Tesalonicenses 2:13 . . . al recibir la Palabra de Dios que os predicamos
  • 2ª Pedro 2:21 . . . del santo precepto que les fue transmitido

Solo en las dos epístolas de San Pablo a los Tesalonicenses podemos ver que tres de esos términos son usados de forma intercambiable. Es claro entonces que tradición no es una palabra sucia en la Biblia, particularmente para San Pablo. Si, por otro lado, alguien quiere mantener que eso es así, entonces evangelio y palabra de Dios ¡son también palabras malas! De esa manera, la “dicotomía-comúnmente-mencionada” entre el evangelio y la tradición, o entre la Biblia y la tradición es anti bíblica en sí misma y debe ser descartada por la “persona verdaderamente bíblico-orientada” como (¡ya es irónica la cosa!) una corrupta tradición de hombres.

LA IGLESIA Y NO LA BIBLIA ES EL PILAR DE LA VERDAD:

LA IGLESIA Y NO LA BIBLIA ES EL PILAR DE LA VERDAD:

Veamos el análisis respectivo que sustenta tal aseveración

Leemos  que en 1Tim 3:15 vemos se usan dos palabras importantes:

ἐὰν δὲ βραδύνω, ἵνα εἰδῇς πῶς δεῖ ἐν οἴκῳ θεοῦ ἀναστρέφεσθαι, ἥτις ἐστὶν ἐκκλησία θεοῦ ζῶντος, στῦλος καὶ ἑδραίωμα τῆς ἀληθείας.

στῦλος -Que se translitera como ” stulos”
.
Según el diccionario de Strong se traduce como : pilar, soporte o columna.

Y nos dice otro sitio donde se usa esa palabra:
Gálatas 2:9  : y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión.

Así que en el NT tenemos otro lugar donde se usa la misma palabra para designar la importancia que tenían estos apóstoles en la primera comunidad Cristiana. Esta claro entonces que “columna” o “pilar” no siempre se usa en sentido real de un cilindro de cemento que sujeta edificios o construcciones también se usa en sentido teológico denotando cierta autoridad, pues Santiago, Cefas y Juan eran los 3 apóstoles más queridos del Señor y los que se consideraban columnas de la primera comunidad Cristiana, esto es autoridad sobre los demás.

Tenemos luego otra palabra que es: ἑδραίωμα transliterada “edraiōma” que se traduce como soporte o fundación y se usa en otros pasajes de la Escritura por ejemplo en 1Cor 15:58 o Colosenses 1:23 para denotar firmeza y fundación.
-Teniendo en cuenta todo esto podríamos decir que 1Tim 3:15 cuando dice “columna y soporte de la Verdad” se refiere a eso, es el medio que mantiene firme la Verdad y la enseña con Autoridad. Sin embargo deseo profundizar más al respecto sobre este pasaje pues deseo llegar a la conclusión final que San Pablo nos enseña aquí: La IGLESIA ES INFALIBLE. Para ello debemos estudiar que significa columna a lo largo de las Escrituras.

Esta palabra “columna” se puede usar en sentido arquitectónico (sujetar un edificio) como es el caso de Éxodo 24:2, 26:32,26:37,27:11-12-14-15 Números 3:36,37 etc.

 

Pero también encontramos en la escritura esta palabra con un sentido “teológico”:

  • Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Éxodo 13:21
  • Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego.Éxodo 13:22
  • Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas,
    Éxodo 14:19
  • Cuando Moisés entraba en el tabernáculo, la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés Éxodo 33:9
    Y viendo todo el pueblo la columna de nube que estaba a la puerta del tabernáculo, se levantaba cada uno a la puerta de su tienda y adoraba.
    Éxodo 33:10
  • Entonces Jehová descendió en la columna de la nube, y se puso a la puerta del tabernáculo, y llamó a Aarón y a María; y salieron ambos.
    Números 12:5
  • Con columna de nube los guiaste de día, y con columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino por donde habían de ir.
    Nehemías 9:12
  • tú, con todo, por tus muchas misericordias no los abandonaste en el desierto. La columna de nube no se apartó de ellos de día, para guiarlos por el camino, ni de noche la columna de fuego, para alumbrarles el camino por el cual habían de ir.
    Nehemías 9:19
  • En columna de nube hablaba con ellos; Guardaban sus testimonios, y el estatuto que les había dado.
    Salmo 99:7

 

En todos estos textos he citado vemos que se usa columna en el sentido de “guía,mantenimiento y manifestación de Dios”. Y es que por medio de una columna de fuego el pueblo de Dios fue guiado por el desierto, a veces era de nube en el día y otras veces era de fuego en las noches, el objetivo guiar al pueblo de Dios por el desierto. En otros textos, como Salmo 99:7,Números 12:5 vemos que es en la columna de nube donde Dios hablaba con su pueblo, y desde allí se establecían los estatutos y las normas que el pueblo debía guardar.

Todo esto nos ayuda a entender que quiere decir “columna de fuego/columna de Verdad” en la Escritura: Es el instrumento elegido por Dios, en el caso del NT la Iglesia para guiar y mantenernos,por el desierto de esta vida (llena de problemas, dificultades, pecados) a su pueblo de la nueva alianza, es decir a todos nosotros. A través de esa columna de la Verdad, que es la Iglesia del Dios vivo (1Tim 3:15) el pueblo no se pierde en el desierto y alcanza la promesa, pero es más a través de esa columna de la Verdad Dios se manifiesta al pueblo y enseña sus estatutos y normas, dando a conocer su infinita sabiduría, tal y como San Pablo enseñó en otro pasaje de la Escritura:
3:10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, Efesios 3:10

Todo esto nos conduce al segundo punto: si la Iglesia es el pilar y fundamento de la verdad, eso significa que la Iglesia apoya la verdad, evitando que se colapse. Evidentemente, si la Iglesia puede errar, entonces no es ninguna base sólida. La verdad se derrumbaría como la casa construida sobre arena – en lugar de una fundación – de la que habla Jesús. . Si la Iglesia puede errar, y sin embargo mantener la verdad, esto implica que un pilar de error y un pilar de la mentira sostiene la verdad. La verdad no es un error y, de hecho no puede ser de error, por su propia esencia y definición.


Por todo ello, es la Iglesia y no la Biblia la que define y establece las doctrinas y los dogmas, la Biblia y la Tradición sirven de apoyo a la Iglesia para establecerlas, es lo que se llama el taburete de tres patas. Por eso el grito de SOLO NECESITO LA BIBLIA….es GRITO DE HOMBRES no de Dios…..
Ad Majoreim Dei Gloriam

paz y bien

Citas Bíblicas que un unicitario no puede responder, trinidad

Citas Bíblicas que un unicitario no puede responder

1- Hechos 7,55 Esteban, lleno del Espíritu Santo y con los ojos fijos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús, que estaba de pie a la derecha de Dios. 56 Entonces exclamó: «Veo el cielo abierto y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios».

2-Mateo 3,16 Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se le abrieron los cielos, y vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y dirigirse hacia él. 17 Y se oyó una voz del cielo que decía: «Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección».

3-Lucas 3, 22 se abrió el cielo  y el Espíritu Santo descendió sobre él en forma corporal, como una paloma. Se oyó entonces una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección».

Para comenzar el año con Dios.

Para comenzar el año con Dios.
Este material es del folleto “Buona Giornata”, que es una recopilación de meditaciones diarias y observaciones de los escritos y comentarios de San Pio, publicado por su convento de San Giovanni Rotondo.

padre pio de pietrelcina sentado

#FRANCISCANISMO

Aquí están sus 8 pensamientos – exhortaciones – admoniciones para la primera semana de enero.

1. La palma de la gloria está reservada sólo para los que luchan valientemente hasta el final. Por lo tanto, vamos a empezar nuestra santa batalla de este año. Dios nos ayudará y nos coronará con el triunfo eterno.

2. Estamos por la gracia divina, en los albores de un nuevo año. Dado que sólo Dios sabe si vamos a terminar este año, deberíamos usarlo  en reparación del pasado, y en preparación para el futuro. Las buenas obras van de la mano con las buenas intenciones.

3. Permita decirse a si mismo, con la plena convicción de decir la verdad: “Mi alma: comienza hoy a hacer las buenas obras que hasta la fecha no has hecho”. Vamos a ser movidos por la presencia de Dios. “Dios me ve”, vamos a menudo decimos “y que por mis acciones él me juzgue”. Estemos seguros de que Siempre verá solamente la bondad en nosotros.

4. Si tiene tiempo, no espere. No debemos dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Las tumbas están llenas de buenas intenciones que nunca se cumplieron. Además, ¿qué seguridad tenemos de que vamos a estar vivos mañana? Escuchemos la voz de nuestra conciencia, como dijo el real profeta: “Hoy, si escuchas la voz del Señor, no haga oídos sordos”. Vayamos adelante y atesoremos el momento fugaz que sólo es el nuestro. No perdamos el tiempo, de un momento a otro, ya que el último aún no es nuestro.

5. Cuando se pierde el tiempo, se desprecia el regalo de Dios – el presente – que Él, en su infinita bondad, renuncia a su amor y su generosidad.

6. “Comencemos hoy, mis hermanos, a hacer el bien, porque hasta ahora no hemos hecho nada”. Y estas palabras que el Padre Seráfico, San Francisco, en su humildad, aplicó a sí mismo, se deben hacer nuestras a principios del nuevo año. Hemos vivido sin pensar, como si el Juez Eterno no nos iba a llamar a él un día y nos pidiera dar cuenta de nuestras obras, por cómo hemos gastado nuestro tiempo.

7. El amor no admite retrasó, y los Reyes Magos, inmediatamente después de su llegada, hicieron todo lo posible para darlo a conocerlo a Él, que había conquistado su corazón a través de la afluencia de la gracia. Él los llenó con el tipo de caridad que debe desbordarse, ya que no puede ser contenida en la pequeña estructura del corazón, y por lo tanto debe ser comunicada.

8. En sus acciones, no busque ni el mayor ni el menor mérito, sino que el mayor honor y gloria a Dios.

PAZ Y BIEN

El caso de los curas pederastas: negro sobre blanco

Apología 2.1

Pederastia y sacerdotes¿Cuál es la verdad sobre este asunto tan polémico? En este artículo vamos a revelar muchos datos que sin duda le impactarán. En esta compleja historia sin héroes, solo villanos, la verdad ha sido manipulada, ocultada y deformada hasta límites tan grandes que nos hemos visto obligados a llenar nuestro artículo de citas, enlaces y referencias para demostrar que no nos estamos inventando la información.

La pederastia en el clero de la Iglesia Católica se ha convertido en un tremendo escándalo mediático capaz, como ningún otro, de sacudir sus cimientos. En este artículo vamos a intentar ahondar en los datos para analizar esta cuestión de forma lo más desapasionada posible así como intentar ver causas y consecuencias. Veremos hasta qué punto hay relación entre la naturaleza del sacerdocio católico y el fenómeno de la pederastia e intentaremos también derribar mitos cuando los haya.

La mayor vergüenza para los católicos del…

Ver la entrada original 16.461 palabras más

RELIGION SI ¡¡

ORIENTACIÓN DE AYUDA para quien dice NO CREER EN RELIGIONES SINO EN JESUCRISTO.

del Sacerdote HECTOR PERNIA MCF

Todas estas citas bíblicas testifican el valor sagrado de la religión: 1 mc 13,3-6; Mal 3,13-15; Dn 6,6; Jdt 8,24; Sal 50,16; 2 Tes 2,3; 2 Tim 3,2; Ti 1,1; Heb 7,11; Stgo 1,27.
Jesús habla y reconoce la religión: Entonces Jesús dijo: “Está bien: cuando un maestro en religión ha sido instruido sobre el Reino de los Cielos, se parece a un padre de familia que siempre saca de sus armarios cosas nuevas y viejas.”Mt 13,52.

 

Pablo habla que el apóstata es aquel que es adversario de la religión (2 Tes 2,3), critica a aquellos que hacen de la religión un puro negocio (1 Tim 6,5), caso ejemplo de un pastor evangélico en San Cristóbal, Edo Táchira, que está construyendo un edificio de unos 6 apartamentos que está vendiendo en 700 millones de bolívares cada uno. ¿De dónde sacó ese dinero? No llega aún a los 30 años de edad. También un delincuente, cuando le di una bíblia de regalo me contestó: “chamoooo,, una Biblia.. mas finoooo… eso da real… Yo me voy a meter a pastor!.”

 

La palabra RELIGION viene del latín religio. Religio viene del verbo religare formado de re (de nuevo) y ligare (ligar o amarrar). Entonces “religión” significaría algo así como “ligar de nuevo”. Esta palabra podría referirse entonces a “ligarse o unirse nuevamente con el Creador”.
Cuántos han sido los regímenes de estado absolutistas que han pretendido extirpar y hacer desaparecer de las mentes de varias naciones la religión, la relación con Dios en las personas y han fracasado. La relación con el trascendente es connatural al hombre y esto es lo que olvida quien habla diciendo que la religión no sirve.

 

Debemos decir, “perdónales, Señor, pues seguramente no saben lo que están diciendo” y corroborar lo que el Papa ha dicho en su reciente encuentro en Alemania con la Iglesia Evangélica alemana: “un hombre que desconoce a Dios es un hombre manipulable”. Es curioso que quienes quieren dominar a las personas en los regímenes absolutistas encuentran justamente en eliminar la religión y debilitar la educación, uno de sus mejores moviles o pasos para establecerse perennemente en el poder.

 

Por lo tanto… si dices que la RELIGION NO SIRVE.. tú estás diciendo que UNIRSE A DIOS no sirve. ¿Comprendes lo grave de tus palabras? y si tu crees en Dios… eres entonces mas religioso de lo que te imaginas. Por eso.. no vuelvas a decir que no crees en la religión porque te estas contradiciendo, y estas matando a Aquel que siempre dices amar.

¿Cómo podemos guardar la unidad del Espíritu y sanar las divisiones y contiendas de los hijos de Dios?

¿Cómo podemos guardar la unidad del Espíritu y sanar las divisiones y contiendas de los hijos de Dios?

a) El secreto supremo siempre es acercarse más a la Cabeza divina. Cuanto más cerca vivamos de él, tanto más cerca estamos los unos de los otros en el amor fraternal.

b) Debemos ser llenos del Espíritu. Las pequeñas pozas de agua de la playa del mar se reúnen cuando una ola grande baña la playa; sólo el bautismo del Espíritu Santo puede unir las sectas e iglesias en el océano del amor del Padre. La desunión es evidencia de escasa vida espiritual, y el remedio es una revivificarpaz y bien al estado de plenitud del Espíritu.

c) El apóstol nos da a entender lo que ha de subsanar las contiendas y divisiones entre los cristianos en el tercer capítulo de la epístola que nos sirve de guía, donde dice: «Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios».

Hemos de reconocer a sus hermanos como nuestros; debemos tomarlos en nuestro corazón de tal manera que podamos hacernos responsables de sus culpas y orar por ellos. Entonces no habrá envidias, celos ni interés particular. Esto es lo que el apóstol quiere decir: que reconozcamos no sólo que todas las cosas son nuestras, sino también que los creyentes todos son nuestros; sí, que son nuestros hermanos. De este modo nos regocijamos con el bien de ellos como si fuera nuestro y nos dolemos de sus males compartiendo su dolor y vergüenza. Por esto fue que Daniel tomó sobre sí los pecados y yerros de su pueblo y los confesó como si fueran suyos; en esto él es hecho un espíritu con Aquel que fue hecho pecado por nosotros.

d) Por fin, las divisiones cesarán cuando todos se encuentren revestidos de la mente de Cristo. Mientras que la naturaleza carnal nos domina, no podemos tener unión los unos con los otros. Estas cosas no deben existir en los que profesan la santificación.

El mal genio, la irritabilidad y el rencor son cosas de la carne que es preciso crucificar. La mayoría de las fieles tienen que confesar que no viven como Cristo les ha enseñado. Debemos reconocer nuestras faltas delante de Dios. Debemos repararlas y someternos a su voluntad, que es nuestra santificación. Hagamos un pacto eterno con el Señor. Resolvamos no volver a pecar voluntariamente contra el amor paternal ni contra los hermanos, que son el cuerpo del Señor.

NO ES “SOLO FE “ , ES FE Y OBRAS , JUNTAS Y EN SINERGIA

Que la PAZ sea con todos ustedes ,

déjenme comenzar estar reflexión por efesios 2,8:”8 Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; para nosotros los católicos ,tiene mucha relevancia,es palabra de DIOS,pero para nuestro hermanos “cristianos” este versículo representa uno de sus pilares mas insignes en cuanto a base teológica se refiere.

PERO EXISTE UN DETALLE,ALGUIEN MODIFICO EL ORDEN DE ESTAS PALABRAS ALTERANDO SU ESENCIA,JUSTIFICANDO ASI SU MODO MUY PARTICULAR DE INTERPRETAR LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y PROCEDIENDO A REALIZAR UNA REFORMA QUE A SU JUCIO MUY PERSONAL DEBIA REALIZARSE PARA MEJORAR LA IGLESIA DEL AQUELLOS DIAS,QUE POR CIERTO,A PESAR DE TODOS LOS ATAQUES SE HABIA MANTENIDO CASI UNIFICADA Y TODOS LEIAN LA MISMA BIBLIA Y TENIAN EL MISMO CANON.

Dicho esto paso a exponer con citas bíblicas lo que mi iglesia católica expone tan acertadamente,y lo hace saben porque? porque en ella es la esposa de MI SEÑOR JESUS Ap. 21,17.

Una de las Doctrinas de algunos de los sectores del Protestantismo que han devengado en “cultos” es la Doctrina de “salvo, siempre salvo” lo cual quiere decir que una vez que el creyente obtiene la Salvación JAMAS la pierde.

Estos grupos han perdido el sentido Evangélico y la Doctrina de Jesús terminando por ser lo que tanto critican y que tan bien lo describió San Pablo en II Timoteo 4, 3

 

“ Queda bien claro que si ustedes perdonan las ofensas de los hombres también el Padre celestial los perdonara. En cambio, sino perdonan las ofensas de los hombres, tampoco el Padre los perdonara a ustedes”

Mi Señor Jesús aquí habla a los Apóstoles y seguidores y en ningún momento les asegura una salvación imperdible, mas bien les deja saber que esta depende de sus acciones.

En la Parábola del Sembrador de San Mateo 13 1-23 Jesús dice que la Semilla se tiro y la Planta nació, o sea que dio frutos de vida y que después se murió por diversos motivos, si Dios es el sembrador y la semilla es su Palabra, al crecer la Planta que se planto con la semilla de la Palabra quiere decir que esta tomo vida, esta vida es la salvación que no es mas que la vida de Dios, estas gentes entraron en la salvación, pero la perdieron por los motivos que enseña la parábola, se atreverán a contradecir a Jesús? En San Mateo 7, 1-4 también Jesús condiciona la Salvación a los actos

“ No juzguen y no serán juzgados; porque de la manera que juzguen serán juzgados y con la medida que midan serán medidos”

Estos son consejos de como “cuidar la salvación”,no es forma de hablar a quienes no tienen nada que temer.

En San Mateo 7, 22-23 Jesús es mas especifico:

“ En el día del juicio muchos me dirán: Señor, Señor en tu nombre profetizamos y en tu Nombre arrojamos demonios e hicimos milagros.Yo les diré entonces: no os reconozco.Aléjense de mi todos los malhechores”

En este pasaje estas personas eran miembros de la comunidad de los creyentes y poseían dones espirituales y Jesús los condena, ellos se creían salvos…Se que los “siempre salvos” dirán que no eran “realmente salvos” entonces yo les pregunto: Como tienes seguridad entonces de tu salvación? Puedes estar en el mismo caso de estos!!

El Señor en San Mateo 10, 28 es contundente:

“No teman a lo que solo puede matar el cuerpo, pero no el alma;teman mas bien al que puede echar alma y cuerpo al infierno”

Luego entonces, hay algo que puede matar el alma del creyente, la muerte del alma es la perdida de la Salvación.San Mateo 25 Jesús habla de las Vírgenes necias y las prudentes..todas estaban juntas esperando al novio sin embargo en la espera a las necias se les acabo el aceite y se quedaron fuera del Banquete de Bodas, esa es una comparación perfecta para el creyente que espera su Redención y la pierde por no cultivar el espíritu.En San Mateo 25, 31-46 es la única vez que Jesús habla del Juicio final y definitivamente la gran pregunta es: si somos siempre salvos, para que juicio? Un juicio es donde se decide la condena o la absolución, si somos absueltos no necesitamos juicio….Hay una teoría de estos grupos que dicen que este juicio no es para la Iglesia, sino para los paganos…no hay ningún indicio evangélico para esto, ya que es un juicio a la creación entera, a todas las Naciones , razas y credos

Espero haber despejado dudas sobre el tema y ayudado a los evangélicos  acrecentarlas,soy sembrador,mi PADRE se encargara del resto.

PAX ET BONUM

CRISTIANISMO Y SANTERIA,COMPATIBLES ?

CRISTIANISMO Y SANTERIA,COMPATIBLES ?

 

Por qué no se pueden conciliar el Cristianismo y la Santería? Vamos a señalar dos o tres diferencias fundamentales:

1- El Cristianismo es monoteísta, cree en un solo Dios. El Dios cristiano es el Dios de la Biblia, uno en naturaleza y trino en personas, Creador y Señor de todas las cosas. Esta creencia en un solo Dios es tan fundamental en nuestra fe, que para defenderla lucharon mucho los profetas en el Antiguo Testamento, ya que el pueblo de Israel tenía constantemente la tentación de volverse hacia los dioses de los pueblos paganos vecinos y los profetas les hacían una crítica dura e irónica haciéndoles ver que esos eran dioses falsos, hechura de manos humanas, que tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen, tienen boca y no hablan y es por eso que la ley de Moisés les prohibía hacerse imágenes para apartarlos de esa tentación. Jesucristo es ese único y verdadero Dios hecho hombre por amor a nosotros.
La Santería, en cambio, es politeísta, cree en muchos dioses, cuyos nombres ha dado a las imágenes de la Virgen María y de los santos cristianos. Pero la Virgen María y los santos cristianos no son dioses; son puras criaturas humanas, personas reales que han existido, y en su vida han dado ejemplo de fidelidad a Dios y de santidad de vida. Es algo completamente distinto.

2- El Cristianismo es una religión de amor. Ese único Dios verdadero es un Padre que nos ama y al que nosotros amamos. En la oración acudimos a El con confianza de hijos y en su Providencia descansamos confiados.
La Santería, en cambio, es la religión del temor, del miedo. Hay que hacer cosas para librarse de males y apartar poderes maléficos, o para tener suerte y hacer propicios los dioses. Se teme mas que se ama.

3- El Cristianismo nos lleva a hacernos mejores, a transformar nuestra vida. En la medida en la que vayamos viviendo de verdad tenemos que hacernos mejores, vencer nuestros defectos y adquirir más virtudes, más dominio de nosotros mismos, más caridad, más humildad, más espíritu de servicio, en una palabra, más santidad.

La Santería, en cambio, se queda en prácticas externas, en ritos y ceremonias que no nos transforman por dentro y que adquieren cierto sentido mágico cuyo efecto depende de los actos en sí, sin que cambiemos interiormente.

Señalaremos finalmente algunas normas pastorales.

Nuestra actitud con las personas que practican la Santería no ha de ser una actitud cerrada, de rechazo total, sino una invitación a la reflexión y a la purificación de la fe:
1- Un llamado a no mezclar. La Iglesia Católica, en el Concilio Vaticano II, proclamó el principio de la libertad religiosa, o sea, el respeto que merece cada hombre que sinceramente y de buena fe practica una religión. Por eso la Iglesia mira con ese respeto las religiones africanas para aquellos que han nacido en ellas y allí tratan sinceramente a Dios. Pero a lo que no hay derecho es a la mezcla de elementos de dos religiones distintas, no siendo así una cosa ni otra. Esto que en su origen tuvo una explicación razonable y sin mala fe, como apuntábamos anteriormente, no la sigue teniendo cuando ya no existen esas razones. Si creemos en los dioses africanos, digámoslo claramente y esa será entonces nuestra religión; si somos cristianos, seámoslo de verdad y aceptemos nuestra fe en toda su pureza.
2- Aprovechemos los elementos válidos que hay en toda religión para purificarlos a través de una verdadera labor evangelizadora. El Concilio Vaticano II en la declaración “Nostra Aetate” sobre la “Iglesia Católica y las Religiones no Cristianas”, dice que en toda religión hay “un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombre” aunque esté también mezclada con muchos errores. Así hemos de partir de estos elementos positivos que hay en la Santería para llevar a una verdadera fe. Así por ejemplo, la creencia en Dios. Estas personas no son ateas ni materialistas. Creen en lo sobrenatural, en un ser supremo. Aquí ya tenemos un poco de terreno ganado. Lo que hay que hacer es purificar esa idea de Dios hasta llegar al Dios Uno, Creador y Señor, al Dios Padre, al Dios Amor. Estas personas dan culto a los santos. Habría que partir de ahí para llegar a lo que es verdaderamente un santo, que no es un ser mitológico, sino un ser real, cuyo nacimiento y vida conocemos, que amó heroicamente a Dios y al prójimo y nos dio un ejemplo y nos señala un caminó.
Ciertamente, esta labor evangelizadora es dura, lenta y difícil, y sería más fácil rechazar todo y quedarnos tranquilos pensando que somos los verdaderos cristianos, pero entonces no estaríamos acercando estas personas al verdadero Dios.

Hay un último punto que creo no se puede pasar por alto: la explotación comercial de la Santería, y esto sí debe merecer nuestra repulsa y condenación. Vemos corno proliferan las llamadas “Botánicas” en las cuales se venden toda clase de objetos, yerbas, pomadas, collares, etc. por personas que muchas veces no creen absolutamente en nada de eso, pero la hacen porque esa les deja dinero y es un buen negocio. No se puede explotar así la fe del pueblo. Es algo absolutamente reprobable ante Dios y es un signo más de la entronización del dios “dinero” que para muchos es el supremo valor.

Que estas palabras sirvan de invitación a todos para vivir un cristianismo auténtico y profundo, sin mistificaciones ni deformaciones, alimentado en la palabra de Dios contenida en la Biblia, y que la devoción a la Santísima Virgen María de la Caridad. nuestra Madre y Patrona, sea para nosotros camino para ir a Jesús y formar así un pueblo verdaderamente cristiano.

-Monseñor Eduardo Boza Masvidal, 24 de octubre, de 1977
Mon. Boza fue obispo auxiliar de La Habana hasta que fue expulsado por el régimen comunista de Cuba. Reside en Los Teques, Venezuela.