CARTA DE NAVIDAD a un testigo de Jehová…

Sacerdote Héctor: CARTA DE NAVIDAD a un testigo de Jehová… pesebre

La Navidad no es pagana porque pagano no es el nacimiento de Cristo. Ese fue, es y será el acontecimiento más admirable y Santo en toda la historia de la humanidad y para la Fe de cualquier cristiano. Celebramos un HECHO más que una FECHA. Y el emperador romano Aurelio (270 – 275 d.C.) batalló para opacar la memoria y celebración que los primeros cristianos hacían del nacimiento de Cristo. Lo hizo estableciendo el festival del Nacimiento del Sol Invicto» justo el día en que ya venían los cristianos conmemorando el nacimiento del nuevo y verdadero SOL QUE NACE DE LO ALTO: JESUCRISTO.
Existen evidencias de que en los siglos II y III los Cristianos del este griego y del oeste latino ya intentaban averiguar la fecha del nacimiento de Cristo y por ello una muy posible razón de la  determinación de cuando se celebrarían también su muerte y resurrección.

Quitemos la Navidad y veremos que a las venideras generaciones se les olvidará que Dios se hizo hombre, que fue niño, que nació de una madre. El mundo sería entonces más ateo y más mundano.

Creamos más a San Francisco de Asís que vivió santamente y creó por primera vez el Pesebre para darle a conocer el nacimiento de Jesucristo a los más pobres y a los que no sabían leer, que a sectarios    que sin escrúpulos viven hablando mal del Pesebre y de la Navidad.

Era absolutamente necesario que el Niño que nacería en Belén y q luego resucitaría fuera verdaderamente Dios. De no haberlo sido su muerte en la Cruz hubiese sido en vano, la supuesta redención hubiese sido todo un engaño del mismo Cristo y de sus Apóstoles.
Solamente Dios y no un ángel o un hombre es quien nos puede salvar. Era y es y será por siempre necesario que Cristo sea Dios.

Esa es la inmensa alegría que celebramos en Navidad, no festejamos una ilusión sino el más hermoso acontecimiento de la humanidad. Dios mismo se hizo hombre y no nos hubiese podido salvar sí no hubiera asumido nuestra condición humana.

Tan es Dios el Niño Jesús que hasta pruebas hay de ello:

Los Reyes Magos fueron a adorarle, se postraron ante EL y de ñapa, entre los regalos, le llevaron uno con el que reconocían que nacía Dios: le llevaron incienso (Ver: Mt 2,2. 8-11). Todavía más, el mismo Herodes dijo: «Díganme donde va a nacer ese niño para ir yo también a adorarle».

El niño a nacer es el Enmanuel, que quiere decir ‘Dios-con-nosotros’, (Is 7,14) y le pondrían por nombre ‘Jesús’ (Mt 1,21) que en hebreo significa ‘Dios-salva).

Sí el Niño Jesús no fuese Dios entonces todo el misterio de la Encarnación sería un fraude, un engaño; habría sería falso entonces que Dios acampó entre nosotros, que la Palabra de hizo carne y habitó entre nosotros (Jn 1,1.14)

Sí Jesucristo no fuese Dios todos los cristianos del mundo seriamos unos perfectos IDÓLATRAS por llamar SALVADOR y por rendirle ADORACIÓN a alguien que no es DIOS.

Celebramos con Júbilo y profunda devoción la Navidad porque los cristianos nos dejamos evangelizar por todos y cada uno de los momentos de la vida de Cristo, desde que fue anunciado por los profetas hasta que resucitó entre los muertos y ascendió al cielo para reinar por toda la eternidad. Toda la vida de Cristo es adorable.
Por ello en la Iglesia Católica vivimos la Fe en Año Litúrgico. No desperdiciamos nada de la vida del Hijo de Dios. Así, en Navidad, contemplamos y adoramos su nacimiento.

Razón tenemos para estar todos de fiesta en esta Navidad. Cristo nos puede llevar a Dios porque en EL mismo está Dios, «en EL reside toda la plenitud de la divinidad» (Col 2,9)

Vayamos a misa de Navidad, no vamos a ciegas, llevamos en nuestros corazones la luz de la verdad.

Salgamos a auxiliar en la Fe a nuestros hermanos Testigos de Jehová para que retornen a celebrar y compartir esta alegría que nos viene del cielo.

Atte. Padre Héctor Pernía, sdb, mfc
««(Face’Dios)»»
25/12/2013 01:09

Anuncios

Acerca de Católico Luchador

Renacido a la vida por la gracia de Dios. Sigo a mi Señor Jesús tras las huellas de mi padre Seráfico, San Francisco de Asís quien dictó estas palabras: «Nada veo corporalmente en este mundo del mismo altísimo Hijo de Dios, sino su santísimo cuerpo y sangre» , sea para ellos inspiración y guía de su vida eucarística. Estudio apologética y la historia de nuestra iglesia , para dar razones de mi Fe a quien así lo requiera, soy Franciscano Seglar y debo pues, buscar la persona viviente y operante de Cristo en los hermanos, en la Sagrada Escritura, en la Iglesia y en las acciones litúrgicas. PAX ET BONUM

Publicado el 26 diciembre, 2013 en NAVIDAD y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en CARTA DE NAVIDAD a un testigo de Jehová….

Los comentarios están cerrados.