Archivos Mensuales: octubre 2013

Constantino , no fue ni papa ni el fundador de la iglesia católica.

El Edicto de Milán (en latín, Edicto Mediolanense), conocido también como La tolerancia del cristianismo, fue promulgado durante su gobierno en Milán en el año 313.

En el momento de la promulgación del edicto, existían en el Imperio cerca de 1.500 sedes episcopales y ya habían pasado nada más y nada menos que 33 PAPAS :

1.-San Pedro (Simón Bar Jona)
2.- San Lino, Toscana, (67-76).
3.- San Anacleto (Cleto), Roma (76-88)
4.- San Clemente I (88-97)
5.- San Evaristo, Grecia, (97-105)
6.- San Alejandro I, Roma, (105-115)
7.- San Sixto I, Roma (115-125)
8.- San Telésforo, Grecia, (125-136)
9.- San Iginio, Grecia, (136-140)
10.- San Pío I,Aquileia, (140-155)
11.- San Aniceto, Siria, (155-166)
12.- San Sotero, Campania, (166-175)
13.- San Eleuterio, Grecia, (175-189)
14.- San Víctor I África (189-199)
15.- San Ceferino (199-217)
16.- San Calixto I, (217-222)
17.- San Urbano I (222-230)
18.- San Ponciano (230-235)
19.- San Anterus (Grecia) (235)
20.- San Fabián (236-250)
21.- San Cornelio (251-253)
22.- San Lucio I (253-254)
23.- San Esteban I (254-257)
24.- San Sixto II (Grecia) (257-258)
25.- San Dionisio (259-268)
26.- San Félix I (269-274)
27.- San Eutiquiano (275-283)
28.- San Cayo (Dalmacia) (283-296)29.- San Marcelino (296-304)
30.- San Marcelo I (308-309)
31.- San Eusebio, Grecia (309-309)
32.- San Melquiades o Militares, África (311-314)
33.- San Silvestre I (314-335)

la Iglesia Católica y Apostólica existía tres siglos antes de el Emperador Constantino, tenemos los datos y fechas que dan históricamente constancia de esta absoluta verdad.

Anuncios

La Iglesia soy Yo

Catoliscopio.com

Este es un articulo que nos envía Mariel Fernández de Queretaro, México, en el que nos habla de un tema duro pero necesario afrontar en nuestra iglesia, léelo y deja tu comentario, y recuerda que tu también puedes colaborar con la pagina enviando material propio, como imágenes o ediciones de imágenes, así como artículos, oraciones, poemas, alabanzas, etc, para publicarlo en este espacio.

La iglesia soy yo

Nadie puede negar que hay demasiadas incongruencias en la iglesia; solo piénsalo: toda esa riqueza en el Vaticano, malos sacerdotes y, además de eso, pederastas, la hipocresía del clero y los consagrados, sin mencionar el elitismo e indiferencia que tienen hacia la gente pobre… y todo eso que día a día podemos ver sin la necesidad si quiera de ir al templo.

No creo que ese sea el mensaje que Cristo vino a darnos, ni mucho menos la iglesia que Él quería que se formara. Es muy…

Ver la entrada original 446 palabras más

ASAMBLEA NACIONAL 2013

Juventud Franciscana de Venezuela

inscripciones

El Consejo Nacional convoca a la Asamblea Nacional 2013 a realizarse los días  22, 23 y 24 de Noviembre en la región centro.

En esta oportunidad tendremos la Asamblea Electiva, por la que llevaremos la voz de nuestras fraternidades para elegir  al Consejo Nacional del próximo trienio 2014 – 2016.

Recordamos que los participantes son el Consejo Nacional, los Presidentes de las Fraternidades Locales, un Delegado de cada Fraternidad, y sus respectivos Asistentes Espirituales y Animadores Fraternos OFS.

Se da apertura al nuevo proceso de inscripción nacional on-line, en nuestra pagina dedicada exclusivamente para ello. Podrás descargar la carta de la asamblea y las planillas en nuestra sección de archivos.

Ver la entrada original

Halloween, el Miedo y el Cristiano

San Miguel Arcángel pesando a las almas

San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel pesando a las almasSan Miguel Arcángel pesando a las almas, ubicado en Iglesia de Santa María, Yermo (Cantabria), España.

Ver la entrada original

Papa Francisco: Para ti, ¿qué cosa es la esperanza?

Catoliscopio.com

papa-francisco3(RV).- La esperanza no es optimismo, sino “una ardiente expectativa” hacia la revelación del Hijo de Dios. Lo dijo el Papa Francisco en la Misa del martes en la Casa de Santa Marta. El Santo Padre recalcó que los cristianos deben cuidarse de clericalismos y de actitudes cómodas, ya que la esperanza cristiana es dinámica y da la vida.
¿Qué cosa es la esperanza para un cristiano? El Obispo de Roma se inspiró en las palabras de San Pablo, en la Primera Lectura, para resaltar la dimensión única de la esperanza cristiana. No se trata de optimismo, advirtió el Pontífice, sino de “una ardiente expectativa” dirigida hacia la revelación del Hijo de Dios. La creación continuó diciendo el Papa, fue “sujetada a la caducidad” y el cristiano vive la tensión entre la esperanza y la esclavitud. “La esperanza -agregó Francisco haciéndose eco de las palabras de San Pablo- no decepciona…

Ver la entrada original 610 palabras más

LA VIRGEN MARÍA Y SAN FRANCISCO DE ASÍS

Conoce tu fe Católica

Indudablemente no vamos a hacer aquí un tratado de mariología franciscana, pero si que nos puede servir de ayuda un pequeño esbozo sobre el modo de relacionarse Francisco con la Virgen. Para ello vamos a tomar un fragmento de la Antífona del Oficio de la Pasión -compuesto por Francisco para meditar el misterio pascual- en que nos dibuja, en tres imágenes, lo que significa para él Maria:

Ver la entrada original 515 palabras más

SER MANSOS Y HUMILDES

SI SOMOS OVEJAS, VENCEMOS;
SI NOS CONVERTIMOS EN LOBOS, SOMOS VENCIDOS

San Juan Crisóstomo, Homilía 33,1.2
sobre el evangelio de san Mateo

Mientras somos ovejas, vencemos y superamos a los lobos, aunque nos rodeen en gran número; pero, si nos convertimos en lobos, entonces somos vencidos, porque nos vemos privados de la protección del Pastor. Éste, en efecto, no pastorea lobos, sino ovejas, y, por esto, te abandona y se aparta entonces de ti, porque no le dejas mostrar su poder.parroquia-buen-pastor-color fano

Es como si dijera: «No os alteréis por el hecho de que os envío en medio de lobos y, al mismo tiempo, os mando que seáis como ovejas y como palomas. Hubiera podido hacer que fuera al revés y enviaros de modo que no tuvierais que sufrir mal alguno ni enfrentaros como ovejas ante lobos, podía haberos hecho más temibles que leones; pero eso no era lo conveniente, porque así vosotros hubierais perdido prestigio y yo la ocasión de manifestar mi poder. Es lo mismo que decía a Pablo: Te basta mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad. Así es como yo he determinado que fuera». Al decir: Os mando como ovejas, dice implícitamente: «No desmayéis: yo sé muy bien que de este modo sois invencibles».

Pero, además, para que pusieran también ellos algo de su parte y no pensaran que todo había de ser pura gracia y que habían de ser coronados sin mérito propio, añade: Por eso, sed sagaces como serpientes y sencillos como palomas. «Mas, ¿de qué servirá nuestra sagacidad -es como si dijesen- en medio de tantos peligros? ¿Cómo podremos ser sagaces en medio de tantos embates? Por mucha que sea la sagacidad de la oveja, ¿de qué le aprovechará cuando se halle en medio de los lobos, y en tan gran número? Por mucha que sea la sencillez de la paloma, ¿de qué le servirá, acosada por tantos gavilanes?». Ciertamente, la sagacidad y la sencillez no sirven para nada a estos animales irracionales, pero a vosotros os sirven de mucho.

Pero veamos cuál es la sagacidad que exige aquí el Señor. «Como serpientes -dice-. Así como a la serpiente no le importa perderlo todo, aunque sea seccionado su cuerpo, con tal que conserve la cabeza, así también tú -dice- debes estar dispuesto a perderlo todo, tu dinero, tu cuerpo y aun la misma vida, con tal que conserves la fe. La fe es la cabeza y la raíz; si la conservas, aunque pierdas todo lo demás, lo recuperarás luego con creces». Así, pues, no te manda que seas sólo sencillo ni sólo sagaz, sino ambas cosas a la vez, porque en ello consiste la verdadera virtud. La sagacidad de la serpiente te hará invulnerable a los golpes mortales; la sencillez de la paloma frenará tus impulsos de venganza contra los que te dañan o te ponen asechanzas, pues, sin esto, en nada aprovecha la sagacidad.

Nadie piense que estos mandatos son imposibles de cumplir. El Señor conoce más que nadie la naturaleza de las cosas: él sabe que la violencia no se vence con la violencia, sino con la mansedumbre.

La mentalidad de los que están atrapados en una secta

Autor: Juan Antonio Edmiston

La mentalidad de los que están atrapados en una secta

¿Qué les sucede a las personas que se unen a sectas? ¿Por qué lo hacen? Algunas estrategias útiles…

La mentalidad de los que están atrapados en una secta

La mentalidad de los que están atrapados en una secta

Publicado en Supermercado Espiritual. com
Una fiel pareja cristiana descubre que su hijo (o hija) —jóvenes con todas las luces— ya no les hace caso y está atrapado en un grupo que preocupa a los padres sobremanera. Los hijos ya no son los mismos, y cuando los padres señalan la teología equivocada o la baja moral, los hijos los acusan de ser «instrumentos de Satanás». Finalmente el joven deja el hogar y se une al grupo en forma permanente. Los padres sienten que han perdido definitivamente a su hijo.
Este artículo habrá de considerar qué les sucede a las personas que se unen a sectas y por qué lo hacen. También tratará de ayudar al lector a implementar estrategias útiles en tales situaciones.
Una secta es una trampa que tiene control sobre la mente. La persona que se une a la secta nunca quiso verse como parte de una trampa. Son personas engañadas. Creyeron estar uniéndose a algo maravilloso, cuando en realidad se han unido a algo sumamente destructivo.
Las emociones, los pensamientos, el acceso a información y la conducta a menudo se hallan sumamente controlados a través del aislamiento, un rígido y ya preestablecido estilo de vida, adoctrinamiento, y manipulación emocional. Llega a ser siniestro.
Si usted tiene un familiar o un amigo que es parte de una iglesia destructiva, tal vez se pregunte cómo es posible que haya cambiado de manera tan radical. Eso sucede porque el proceso de adoctrinamiento que usan las sectas produce una segunda personalidad; la verdadera personalidad sigue existiendo, pero está reprimida. La clave para ayudar al ser amado a dejar la secta es poder acceder a la verdadera personalidad.
Siguen aquí algunas informaciones útiles para ayudarlo a usted a entender la situación.
1. La persona que usted conoce sigue existiendo, pero superimpuesta se halla una segunda personalidad, la de la secta. Esta otra personalidad siente la gran necesidad de conformarse a los deseos del grupo y/o de su líder, y de ser aceptada por ellos.
2. Estas personalidades adicionales son imitaciones baratas y parecieran artificiales. Por ejemplo, tal vez todo el grupo use las mismas frases gastadas, se vistan en forma similar, sonrían de la misma manera, se rían del mismo modo, y sientan y vivan la vida con la misma vehemencia.
En las iglesias normales hay una mezcla de gente triste y alegre, gruñona y afectuosa, extrovertida e introvertida. Las sectas destruyen esta diversidad tan natural y la reemplazan con una identidad artificial y manejable.
3. La personalidad que ha sido agregada no cuenta con demasiada fuerza fuera del grupo, mientras que la verdadera personalidad tiene una inmensa energía y quiere reafirmar su posición. Es como mantener apretado un resorte: se necesita fuerza. Por esta razón las sectas manipulan a la gente. Si la persona puede volver a ver a viejos amigos o seres queridos, a veces simplemente por tres días, la verdadera personalidad puede recibir «aire fresco» y volver a la superficie.
Sin embargo, esto no siempre puede ser fácil de manejar. Hay también profundos temores que se han sembrado para que la persona en verdad crea que, fuera del grupo, su vida tiene muy poco valor —o tal vez ningún valor.
4. La personalidad superimpuesta está cimentada en necesidades emocionales latentes y en el sello de aprobación de muchos, y con frecuencia carece de suficiente capacidad de reflexión o de crítica fuera del dogma de la secta.
Probablemente, entonces, las confrontaciones directas basadas en el razonamiento no han de funcionar si usted está ante una personalidad adicional con motivo de la influencia de la secta.
5. La verdadera personalidad es el mejor aliado, pero ha sido gravemente dañada por las manipulaciones coercitivas y esclavizantes. De modo que se ha vuelto hipersensible a la manipulación. Pero es probable que se sienta profundamente gratificada por el amor verdadero y genuino.
6. Si bien esta otra personalidad por lo general se hace pedazos después que la persona deja el grupo, aún tendrá poder y control en ciertas áreas. La persona a menudo siente que está fuera de la voluntad de Dios, siente que no es salva o que ya no forma parte del plan de Dios para su generación.
Con frecuencia siente que ha transigido y ha hecho concesiones al dejar la secta, y que de ahora en más la vida es virtualmente trivial y sin sentido. Esto sucede porque la secta ha plantado estas creencias en el subconsciente como parte del proceso de adoctrinamiento (el culto es bueno/el mundo es malo), y a veces lleva años erradicar estas creencias.
Sin embargo, al explicar con cuidado las técnicas de control de la mente y ofrecer sanos consejos, la gente podrá considerar estos pensamientos y sentimientos a la luz de la realidad. Esto los ayudará a resistir la vuelta a la secta como manera de hallar significado a la vida.
Ahora que ha comprendido esto, tal vez usted se pregunte: Pero ¿cómo hago para sacarlo/sacarla de la secta? Responder esa pregunta lleva mucho más de lo que puedo llegar a incluir en este artículo. Sin embargo, hay cuatro cosas fundamentales.

  • Crear un ambiente propicio para que la persona se sienta bienvenida. No enojarse ni confrontarla. Las personas cambian como resultado del amor, no del enojo de otros. En el relato del viento y el sol que trataban de quitarle el abrigo a un hombre, mientras más fuerte soplaba el viento, el hombre más apretaba su abrigo, mientras que el sol simplemente sonrió y brilló, y no pasó mucho tiempo para que el hombre se quitara el abrigo.
    La segunda personalidad es como ese abrigo. Si usted se enoja, esa personalidad envolverá aún más fuertemente a la persona, quien es probable que lo catalogue a usted como un instrumento del demonio. Sin embargo, si usted muestra amor, la personalidad adicional casi no encuentra razones para permanecer allí. Las necesidades emocionales de la persona habrán sido satisfechas, y se quitará el abrigo.
  • El segundo paso es parte de la creación de una atmósfera cariñosa y de aceptación:buscar ayuda en cuanto a dinámica familiar. Cuando en una familia uno de sus integrantes está atrapado en una secta, les aconsejo que traten de asistir a por lo menos tres sesiones de terapia familiar con un buen consejero.
    Esto logra varias cosas. En primer lugar, ayuda a la familia a enfrentar conflictos que pueda tener con quien está en la secta. En segundo lugar, los ayuda a entender cómo funcionan los grupos y les brinda un conocimiento básico de dinámica de grupo. En tercer lugar, si tiene éxito, ayuda a que el hogar sea un sitio más cómodo para que la persona regrese. Por lo general, las sesiones no harán daño, y potencialmente pueden hacer mucho bien.
  • Tratar de obtener toda la información posible en cuanto a la secta: cómo funciona, sus técnicas de adoctrinamiento, el liderazgo, y demás. Hable con ex miembros de la secta. Esto es importante y le dará a usted una buena idea de cómo los miembros del grupo han sido programados en cuanto a sus reacciones, y además le indicará qué métodos han de funcionar mejor.
    Examine las Escrituras y busque allí información sobre las creencias de la secta. Así podrá demostrar, con la Palabra de Dios, que dichas creencias son equivocadas y que, por ejemplo, el grupo interpreta versículos fuera de contexto. A fin de ayudar a alguien a dejar una secta, hay que hablarle tanto al intelecto como al corazón.
  • Formar un grupo de oración para que específicamente ore por su ser querido.Trate de reunirse una vez por semana a fin de orar por lo siguiente:
    a) Que el engaño pueda ser truncado y la persona se dé cuenta de las incongruencias, las mentiras y el egoísmo que existe en el fondo de todas las sectas. Que las fuerzas espirituales puedan ser abatidas. Que las manipulaciones dejen de tener poder sobre la persona.
    b) Que la persona pueda recordar las buenas épocas y las condiciones positivas que anteriormente disfrutaron en el hogar.
    c) Que pueda surgir una profunda insatisfacción con la secta y asimismo grandes ansias de dejar el grupo.
    d) Que puedan tener la valentía para actuar y que de manera soberana Dios haga surgir oportunidades para que abandonen la secta.
    e) Por protección física, emocional y espiritual para usted al abordar este mal tan real. Dios puede llegar a las personas a través del espíritu cuando nosotros no podemos llegar a ellas. Él puede disponer circunstancias cuando lo único que sentimos nosotros es frustración. ¡Él es Señor!
    El paso siguiente para usted es hacer una investigación muy específica. Seguidamente encontrará preguntas que le ayudarán a entender por qué su ser querido ingresó a la secta, contribuirán a entender al grupo en sí, y ayudarán a todos los que lo están ayudando a usted a que la persona abandone la secta. Las respuestas a estas preguntas pueden servir como punto de partida para acción ulterior y oración.
    Emociones y relaciones interpersonales
    1. ¿Qué tipos de estrés estaba atravesando la persona en los dos años previos a unirse a la secta? ¿La muerte de un ser querido? ¿Divorcio? ¿Mudanzas? ¿Presiones laborales? ¿Enfermedad? ¿Complicaciones legales…?
    2. ¿Era la persona feliz y exitosa en líneas generales? ¿Acaso la soledad y la depresión constituían problemas?
    3. En el hogar, ¿podía la persona ser engañada a menudo con embustes? ¿Era bastante crédula e incauta? ¿Tenía buenas facultades críticas la persona? ¿Acaso hay cierto desequilibrio en las facultades críticas, por ejemplo, siendo muy lógicos y perspicaces intelectualmente, pero vulnerables y con la tendencia a relaciones imprudentes en lo emocional?
    4. ¿Solían tratar de escaparse de la realidad por medio de ilusiones, uso de drogas, fantasías, alcohol, promiscuidad sexual y tipos de conducta por el estilo? ¿Fueron dominados por terceros o sufrieron abuso de alguna clase?
    5. ¿Eran felices en el hogar? ¿Estaban constantemente peleando con los hermanos o los padres? ¿Expresaban amor hacia la familia? ¿Estaban seguros/inseguros del amor de la familia hacia ellos?

    La secta propiamente dicha

    6. ¿Se unieron a la secta de repente o en forma gradual a través de cierto período? ¿Cuánto tiempo duró el proceso?
    7. ¿Cuáles fueron los primeros cambios que usted notó?
    8. ¿Qué pasó a partir de ese momento? Escriba una detallada secuencia de los eventos desde su perspectiva. Compare esto con la secuencia de eventos desde la perspectiva de otros amigos y familiares. Obtenga y coteje tanta información como sea posible.
    9. ¿Cuáles son las técnicas de control mental que usted presiente/sabe se están utilizando?
  • Control del acceso a información —acceso restringido a medios de comunicación como por ejemplo diario y televisión.
  • Control del comportamiento —un estilo de vida claramente prescrito. Felicidad a través de realizaciones y logros.
  • Manipulación emocional —aprobación seguida de desaprobación. Temor y sentimiento de culpa.
  • Adoctrinamiento con una rígida estructura de creencias. Enseñanzas falsas.
  • Presentación de la vida fuera del grupo como algo malvado, temible o demoníaco.
  • Abuso de autoridad. La persona no puede hacer ni siquiera cosas triviales sin la autorización de un superior.
  • Recitados con cadencias monótonas, hiperventilación, hipnosis, largas jornadas de trabajo, inanición, falta de sueño.
  • ¿Acaso la persona está siendo humillada, usada sexualmente o degradada de alguna otra manera?
  • ¿Están las finanzas controladas en forma extrema? ¿Se supone que la persona debe dar todo a la secta?
  • Elitismo —¿hace la secta que la persona se sienta parte de un grupo elitista?
  • Voluntad grupal versus voluntad individual —¿quién tiene la última palabra?
  • Imitación del líder —¿parecen iguales todas las personas?
  • Estricto control del matrimonio, las prácticas sexuales, el régimen de comidas.
  • Las experiencias (y no las cualidades del carácter) son la base del status en el grupo. Visiones y sueños son el fundamento para la autoridad espiritual y el prestigio. Esto fuerza a la persona a «tener» dichas experiencias.
    10. En circunstancias normales, ¿objetaría la persona la forma en que es tratada ahora? Si así fuera, ¿qué es lo que más le molestaría? Esto podría ser una parte importante en su estrategia de comunicación.

    Haciendo que regresen al hogar

    11. ¿Está usted cuidándose adecuadamente y pensando en el futuro? ¿O acaso está reduciéndose a nada, agotándose, angustiándose por «la secta»? ¿Está descuidando a otros en la familia? No permita que esta crisis se convierta en el centro de su vida ni en su vida. La persona sentirá deseos de dejar la secta en razón del estilo de vida familiar feliz, funcional y propicio al retorno. Esfuércese por ser feliz, estar sano y vivir de manera funcional. Prepárese a sí mismo y a su familia para acciones constructivas.
    12. Considere la posibilidad de llamar a la policía, al departamento impositivo o a otras autoridades para que investiguen a la secta. ¿Sería un asunto de interés para los medios masivos? Comience con periódicos y publicaciones locales. Un periódico regional tendrá más interés en el caso y tal vez quiera dedicarle tiempo y energía. Los periódicos locales llegan a otras empresas más grandes y a redes de noticias mayores. Es asombroso lo que puede suceder cuando uno empieza a moverse en cosas pequeñas y deja que Dios se haga cargo de la situación.
    13. ¿Conoce usted a ex integrantes de la secta? ¿Cree que estarían dispuestos a ayudarlo a sacar de allí a su ser querido? ¿Qué le pueden decir estas personas en cuanto a las condiciones dentro de la secta?
    14. ¿Qué tipo de evento familiar tendría más posibilidades de que la persona haga una visita al hogar? ¿Hay alguna manera correcta de que puedan alejarse de la secta por tres días mientras reciben palabras de consejeros, familiares, amigos y un buen pastor?

    El período de seguimiento (hasta dos años)

    15. ¿Ha desarrollado el arte de saber escuchar? La capacidad para escuchar a fin de que haya buena comunicación y comprensión, es una habilidad que resulta crítica. Durante las primeras horas en que se establece contacto, la persona frecuentemente estará muy nerviosa en cuanto a lo que usted pudiera decir sobre la secta. Por lo tanto usted debe ser capaz de establecer con habilidad buenas líneas de comunicación.
    16. ¿Nota usted que la persona atrapada en la secta reacciona de manera extraña ante palabras claves o cierta música? Por ejemplo, un ex integrante de la secta «Dios es amor» podría pensar en la secta cada vez que se usa esa frase en contextos normales o en canciones. La solución está en ayudar a la persona a encontrar asociaciones de pensamiento que sean más constructivas o agradables. Es bueno enseñar a la persona a pensar en algo agradable cuando escuchan cierta música o palabra clave.
    17. ¿Tiene pesadillas la persona? ¿Sentido de culpa? ¿Problemas emocionales? Si así fuera, sesiones de consejo podrían ser la respuesta.
    18. ¿Puede la persona leer tan bien como lo hacía antes? ¿Cómo es la concentración y la memoria ahora? Pude llevar tiempo conseguir que las cosas vuelvan a la normalidad.
    19. ¿Hay algún grupo que pueda ayudarlos a volver al mundo real y a una vida más normal? ¿Una iglesia tradicional? ¿Un grupo de apoyo para ex miembros de sectas? ¿Buenos amigos, tal vez?
    Tomado de Eternity On Line Magazine http://www.eternitymag.com usado con permiso
  • AUMENTA NUESTRA FE SEÑOR

    Al atravesar por tribulaciones o momentos difíciles
    no debemos dudar en la tormenta.
    Aumenta nuestra fe Señor.
    Recibe, Señor, nuestros miedos
    y transfórmalos en confianza.
    Recibe, Señor, nuestro sufrimiento
    y transfórmalo en crecimiento.
    Recibe, Señor, nuestro silencio
    y transfórmalo en adoración.
    Recibe, Señor, nuestras crisis
    y transfórmalas en madurez.
    Recibe, Señor, nuestras lágrimas
    y transfórmalas en plegaria.
    Recibe, Señor, nuestra ira
    y transfórmala en intimidad.
    Recibe, Señor, nuestro desánimo
    y transfórmalo en fe.
    Recibe, Señor, nuestra soledad
    y transfórmala en contemplación.
    Recibe, Señor, nuestras amarguras
    y transfórmalas en paz del alma.
    Recibe, Señor, nuestra espera
    y transfórmala en esperanza.
    Recibe, Señor, nuestra muerte
    y transfórmala en resurrección.
    Amén.

    ¿Estuvo Pedro en Roma?

    Como primer punto debemos considerar que  la afirmación de que Pedro nunca estuvo en Roma no es una idea protestante.

    En mi opinión  son los fundamentalistas y sectarios de inspiración anti católica quienes   dicen que Pedro nunca fue designado por Cristo para ser la cabeza terrenal de la Iglesia , esto ocurre   obedeciendo a su propio interés de desconocer la voluntad de Dios expresada en Mateo16,18 “Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”
    ellos aducen que   la Iglesia no tiene cabeza terrenal y  que nunca se quiso decir que tuviera una. Para ellos es un invento de Constantino del papado y desde allí que la iglesia católica perdió  su conexión con la voluntad de Dios por obedecer los mandatos de un emperador romano , para ellos, me refiero a los sectarios y fundamentalistas , nosotros  los católicos somos  romanos y no cristianos, intentando de esa manera descalificar la iglesia del Señor

    Siendo honestos , es necesario admitir que en la Biblia no se habla con exactitud sobre  el discurrir de  San Pedro después de los primeros años de predicación,  solo sabemos lo que diversas fuentes históricas nos han dado y estas afirman  que  se fue a Roma y allí fue martirizado en torno al año 67, muy probablemente crucificado boca bajo porque no quiso  morir igual que su Señor. Los  primeros cristianos peregrinaron al Vaticano (la colina Vaticana) para visitar la tumba de San Pedro, ya desde el siglo I, y a finales del siglo primero levantaron sendos monumentos funerarios para honrar a Pedro y Pablo (los llamados “trofeos” romanos).

    Entonces nos encontramos con unas de sus tantas  argumentaciones anti católicas ,  infiriendo que Pedro nunca estuvo en Roma y de este modo no pudo haber sido el primer papa, y eso convierte en una mentira el hablar de sus “sucesores”; la cadena ininterrumpida se rompe en el primer eslabón. ¿Cómo pueden los católicos hablar del origen divino del papado cuando su afirmación sobre el paradero de Pedro está equivocada?

    Respondo de esta manera luego de haber recopilado algunos debates que me permiten dar razones de fe , la Biblia no dice explícitamente en ningún sitio que Pedro estuviera en Roma; pero por otra parte no dice que no estuviera. Del mismo modo que el Nuevo Testamento nunca dice: “Pedro fue entonces a Roma”, tampoco dice: “Pedro no fue a Roma”.Al llegar el siglo II vemos ya que los cristianos de Roma y de toda la cristiandad nunca dudaban de que Pedro hubiera muerto en Roma ni de que los obispos romanos fueran descendientes de Pedro y Pablo. Anteriormente no es que se dudara, es que no conservamos datos. Ellos tenían fresco el recuerdo de los acontecimientos; los anti católicos  de las últimas décadas se limitan a una fuente: analizar la Biblia. El problema es que la Biblia solo habla de algunas cosas, y la vida de Pedro después de su encarcelamiento en Jerusalén parece ser una de las cosas que a la Biblia “le interesa” muy poco, por decir no decir nada. Tampoco nos dice nada de cómo murió Pablo ni de si finalmente cumplió o no con su proyecto de visitar España, tal como nos había anunciado, pero eso no demuestra que Pablo no murió martirizado o que no pudo visitar España.

    Veamos entonces que dice la biblia: “Os saluda la Iglesia que está en Babilonia, elegida como vosotros, y mi hijo Marcos” (1 Pe 5,13).Babilonia es una palabra para designar secretamente a Roma. Se usa de esta forma seis veces en el último libro de la Biblia y en fuentes extra bíblicas como los Oráculos Sibilinos (5,159f), el Apocalipsis de Baruc (2,1) y 4 Esdras (3,1). Eusebius Pamphilius, en La Crónica, compuesta hacia el 303 D.C., advirtió que “Se dice que la primera epístola de Pedro, en la cual hace mención a Marcos, fue compuesta en la misma Roma; y que él mismo indica esto, refiriéndose figurativamente a la ciudad como Babilonia”.

    Dejemos esto bien en claro” el primado de la Iglesia Católica no se basa en el hecho de que Pedro estuviera en Roma, sino en la sucesión.”
    El primado estaba ligado a Pedro, no a ninguna ciudad, y allí donde estaba Pedro, allí estaba la cabeza de la Iglesia. Los sucesores de Pedro han estado casi siempre ligados a Roma, pero cuando el papado trasladó su sede a Francia, en Aviñón, fue esa ciudad y no Roma la cabeza de la Iglesia, o mejor dicho, lo siguió siendo el papa. Los sectarios y anti católicos  están aquí disparando en la dirección equivocada, pero aquí estamos para  defender la tradición apostólica e  histórica ante una nueva idea que se está extendiendo en nuestra época.

    Referencias históricas

    En el mismo libro Tertuliano escribió que “esta es la manera en que las iglesias apostólicas transmiten sus listas: como la iglesia de Esmirna, que registra que Policarpo fue colocado allí por Juan; como la iglesia de Roma, donde Clemente fue ordenado por Pedro”. Este Clemente, conocido como Clemente Romano, sería más tarde el cuarto papa (Nótese que Tertuliano no dice que Pedro consagrara como papa a Clemente, lo cual habría sido imposible dado que un papa no consagra a su propio sucesor; simplemente ordenó sacerdote a Clemente). Clemente escribió su Carta a los Corintios quizá antes del 70 D.C., sólo unos pocos años después de que Pedro y Pablo fueran asesinados; en ella hacía referencia a Pedro acabando su vida donde Pablo acabó la suya.

    En su Carta a los Romanos (110 D.C.), Ignacio de Antioquía observó que no podía mandar a los cristianos de Roma de la manera en que Pedro y Pablo lo hacían, comentario que solo tiene sentido si Pedro hubiera sido un jefe, si no el jefe, de la Iglesia de Roma.

    Ireneo, en Contra los Herejes (190 D.C.), dijo que Mateo escribió su Evangelio “mientras Pedro y Pablo estaban evangelizando en Roma y echando los cimientos de la Iglesia”. Dice luego que los dos abandonaron Roma, quizá para asistir al Concilio de Jerusalén (49 D.C.). Algunas líneas más abajo hace notar que Lino fue nombrado sucesor de Pedro –es decir, el segundo papa– y que los siguientes de la lista fueron Anacleto (conocido también como Cleto) y Clemente Romano.

    Clemente de Alejandría escribió a comienzos del siglo III. Un fragmento de su obra Esbozos ha quedado conservado en la Historia Eclesiástica de Eusebio de Cesarea, la primera historia de la Iglesia. Clemente escribió: “Cuando Pedro predicaba la palabra públicamente en Roma, y anunciaba el evangelio por el Espíritu, muchos de los presentes pidieron que Marcos, que había sido por largo tiempo su seguidor y recordaba sus dichos, pusiera por escrito lo que se había proclamado”.

    Pedro de Alejandría fue obispo de esa ciudad y murió hacia el 311 D.C. Algunos años antes de su muerte escribió un tratado llamado Penitencia. En él dijo: “Pedro, el primero de los apóstoles, habiendo sido apresado a menudo y arrojado a la prisión y tratado con ignominia, fue finalmente crucificado en Roma”.

    Lactancio, en un tratado llamado La muerte de los perseguidores, escrito alrededor del 318 D.C., advirtió que “Cuando Nerón aún reinaba, Pedro llegó a Roma, donde, en virtud de ciertos milagros que obró por el poder de Dios que le había sido conferido, convirtió a muchos a la virtud y estableció un firme y tenaz templo a Dios”. Nerón reinó del 54 al 68 D.C..

    Creo haber dado al traste con esa argumentación que niega la historia e inclusive la arqueología , pero ese tópico lo abordaremos en una próxima entrega

    paz y bien

    ¿Estuvo Pedro en Roma? Nacimiento de la iglesia romana

    Apología 2.1

    Algunos ponen en duda si realmente Pedro estuvo en Roma y fue obispo de esa ciudad y no falta quien dice que Pedro es una invención alegórica basada en mitológicos guardianes de puertas (por supuesto toda la Biblia también es una invención, según ellos). Este desafío a la idea tradicional apareció en el siglo XIX y fue calando entre muchos protestantes a lo largo del siglo XX. Dejemos claro que la afirmación de que Pedro nunca estuvo en Roma no es una idea protestante, sino una idea reciente que se ha extendido entre ciertos sectores protestantes, que la han acogido con mucho agrado, pero muchos otros la rechazan porque no tienen pruebas sólidas que ofrecer. Aunque en la Biblia no se habla con claridad de la suerte de Pedro después de los primeros años de predicación, por diversas fuentes históricas sabemos que finalmente se fue a Roma y allí fue…

    Ver la entrada original 11.060 palabras más

    Sobre la ramera de Apocalipsis

    lean estos los anti católicos por favor

    Jeremías 31:31. Llegarán los días –oráculo del Señor– en que estableceré una nueva Alianza con la casa de Israel y la casa de Judá. No será como la Alianza que establecí con sus padres el día en que los tomé de la mano para hacerlos salir del país de Egipto, mi Alianza que ellos rompieron, aunque yo era su dueño –oráculo del Señor–.

    Isaías 1:19-20. Si están dispuestos a escuchar, comerán los bienes del país; pero si rehúsan hacerlo y se rebelan, serán devorados por la espada, porque ha hablado la boca del Señor.
    Lamentablemente esta ciudad y su gente se corrompieron, no fueron fieles al Pacto y se fueron alejando cada vez más de Dios y prostituyéndose con todos los reinos posibles, tranzando la voluntad de su Señor la cual debieron seguir.

    Jerusalén es la novia de Dios, pero la novia se prostituyó.

    En el Pacto judío el lugar santo era una ciudad, la Tierra Prometida, allí está Jerusalén la cual fue fundada por el Rey David, por lo tanto proviene de la tierra. En cambio, la Nueva Tierra Prometida, en la nueva alianza (o Nuevo Pacto) es la Jerusalén Celestial (Apocalipsis 21:2), es decir, el Cielo.

    Cuando uno se da cuenta que Jerusalén del antiguo Pacto es la prostituta comprende la gran mayoría del Apocalipsis sin dificultad.

    MARIA: SIN PECADO CONCEBIDA

    Conoce tu fe Católica

    La Inmaculada Concepción es un término usado para referirse al nacimiento de María exenta del pecado original.

    Este término no se encuentra en la Biblia, así como el término “Trinidad” no se halla en las Escrituras. Los fundamentos de esta enseñanza, sin embargo, son totalmente bíblicos.

    Ver la entrada original 1.167 palabras más

    Catequesis del Papa sobre lo que significa que la Iglesia sea católica

    Catequesis del Papa sobre lo que significa que la Iglesia sea católica.
    El Papa Francisco reflexionó esta mañana sobre lo que significa que la Iglesia sea católica, ante unos 60 mil fieles en la Plaza de San Pedro. A continuación, el texto completo:
    Queridos hermanos y hermanas, ¡Buenos días!
    Veo que hoy a pesar de ser una jornada fea, han sido valientes, ¿eh? ¡Felicitaciones! Felicitaciones…
    “Creo en la Iglesia una, santa, católica… “. Hoy hacemos una pausa para reflexionar sobre esta nota de la Iglesia, decimos “católica”, ¿eh? De la catolicidad.

    En primer lugar: ¿qué significa católico? Viene del griego “kath’olòn” que significa “de acuerdo con el todo”, la totalidad. En ese sentido, esta totalidad se aplica a toda la Iglesia. En ese sentido decimos que la Iglesia es católica. Yo diría en tres significados fundamentales.

    1. El primero. La Iglesia es católica porque es el espacio, la casa en la que se anuncia toda la fe, en la que la salvación que Cristo nos ha traído se ofrece a todos. La Iglesia nos hace encontrar la misericordia de Dios que nos transforma, porque en ella está presente Jesucristo, que le da la verdadera confesión de fe, la plenitud de la vida sacramental, la autenticidad del ministerio ordenado. En la Iglesia, cada uno de nosotros encuentra lo que es necesario para creer, para vivir como cristianos, para ser santos, para caminar en todos los lugares y en todas las épocas.
    Por poner un ejemplo, podemos decir que es como en la vida familiar. Enfamilia, a cada uno de nosotros se nos da todo lo que nos permite crecer, madurar, vivir. No se puede crecer solos, no puede caminar solos, aislándonos, sino que se camina y se crece en comunidad, en una familia. Y así, la Iglesia es así.
    En la Iglesia podemos escuchar la Palabra de Dios, seguros que es el mensaje que el Señor nos ha dado; en la Iglesia podemos encontrar al Señor en los sacramentos que son ventanas abiertas por donde se nos da la luz de Dios, arroyos de los cuales tomamos la misma vida de Dios; en la Iglesia aprendemos a vivir en comunión el amor que viene de Dios. Cada uno de nosotros puede preguntarse ¿Cómo vivo en la Iglesia? Cuando voy a la Iglesia, ¿es como si fuera al estadio, a un partido de fútbol? ¿Es como si fuera al cine? ¡No! ¡Es otra cosa! ¿Cómo voy a la iglesia? ¿Cómo acepto los dones que me ofrece, para crecer, madurar como cristiano? ¿Participo en la vida comunitaria o voy a la iglesia y me encierro en mis problemas, aislándome de los demás? En este primer sentido, la Iglesia es católica porque es la casa de todos: todos somos hijos de la Iglesia y todos estamos en esa casa.

    2. Un segundo significado: la Iglesia es católica porque es universal, se extiende por todo el mundo y anuncia el Evangelio a todos los hombres y todas las mujeres. La Iglesia no es un grupo de élite, sólo para unos pocos. La Iglesia no tiene cierres, es enviada a todo el mundo, a toda la humanidad. Y la única Iglesia está presente incluso en las partes más pequeñas de la misma.
    Todos podemos decir: en mi parroquia está presente la Iglesia católica, porque ella también es parte de la Iglesia universal, porque también tiene la plenitud de los dones de Cristo, la fe, los Sacramentos, el ministerio; está en comunión con el Obispo, con el Papa y está abierta a todos, sin distinción.
    La Iglesia no está solamente a la sombra de nuestro campanario, sino que abraza una gran variedad de gentes, de pueblos que profesan la misma fe, que se nutren de la misma Eucaristía, que son atendidos por los mismos Pastores. ¡Sentirse en comunión con todas las iglesias, con todas las comunidades católicas grandes y pequeñas de todo el mundo!
    ¡Es bonito esto! Y luego, sentirnos que todos estamos en misión, pequeñas o grandes comunidades, todos tenemos que abrir nuestras puertas y salir para anunciar el Evangelio. Preguntémonos entonces: ¿qué estoy haciendo para comunicar a los demás la alegría del encuentro con el Señor, la alegría de pertenecer a la Iglesia? ¡Proclamar y dar testimonio de la fe no es una cuestión de unos pocos, se refiere también a mí, a ti, a cada uno de nosotros!

    3. Una tercera y última reflexión: la Iglesia es católica, porque es la “Casa de la armonía”, donde la unidad y la diversidad hábilmente se combinan entre sí para ser riqueza”. Pensemos en la imagen de la sinfonía, que significa acuerdo y armonía, diferentes instrumentos tocan juntos, cada uno conserva su timbre inconfundible y las características de sonido se funden y acuerdan en algo común.
    Luego está el que guía, el director, y en la sinfonía que se ejecuta todos tocan juntos en “armonía”, pero no se borra el timbre de cada instrumento, la peculiaridad propia, ¡sino que se valoriza al máximo!
    Es una bella imagen que nos dice que la Iglesia es como una gran orquesta, en la que hay variedad,
    No todos somos iguales, y no debemos ser iguales. Todos somos diversos, diferentes, cada uno con sus propias cualidades y esa es la belleza de la Iglesia: cada uno trae lo propio, lo que Dios le dio, para enriquecer a los demás. Y entre los miembros hay esta diversidad, pero es una diversidad que no entra en conflicto, no se contrapone; es una variedad que se deja fundir en armonía por el Espíritu Santo; Él es el verdadero “Maestro”, y Él mismo es la armonía.

    Y ahora preguntémonos: ¿en nuestras comunidades vivimos en armonía, o discutimos entre nosotros? En mi parroquia, en mi movimiento, en la Iglesia ¿Hay habladurías? Y, si hay habladurías, no hay armonía: hay lucha. Y ésta no es la Iglesia: la Iglesia es la armonía de todos. Nunca hablen uno contra el otro, nunca se peleen. Aceptemos al otro, aceptemos que haya una justa variedad, que esto sea diferente, que éste piense así, o piense asá? ¿Pero, en la misma fe se puede pensar así, O tendemos a uniformarlo todo?
    ¡La uniformidad mata la vida. La vida de la Iglesia es variedad, y cuando queremos poner esta uniformidad en todo, matamos los dones del Espíritu Santo! Oremos al Espíritu Santo, que es el autor de esta unidad en la variedad, de esta armonía, para que nos haga cada vez más “católicos”, ¡en esta Iglesia que es católica y universal! Gracias.