Archivos diarios: 21 septiembre, 2013

TODOS TENEMOS PROBLEMAS, la forma en que los enfrentamos es lo que nos hace diferentes

Es vital que te concentres en el plan de Dios, no en tu dolor o en tu problema. Así es como Jesús soportó el dolor de la cruz, y así se nos insta a seguir su ejemplo: “Mantengamos fijos los ojos en Jesús que, sin importarle lo oprobioso de tal muerte, estuvo dispuesto a morir en la cruz porque sabía el gozo que tendría después” Hebreos 12:2. Corrie ten Boom, que estuvo recluida y sufriendo en un campo de concentración nazi, explicó el poder del pensamiento concentrado: “Si miras al mundo, te afligirás. Si miras tu interior, te deprimirás.

Pero si miras a Cristo, ¡reposarás!”. Tu enfoque determina tus sentimientos. El secreto de la paciencia es recordar que tu dolor es temporal, pero tu recompensa eterna. Moisés soportó una vida de problemas “porque tenía la mirada puesta en la recompensa” Hebreos 11:26. Pablo resistió las penalidades de la misma manera. Él dijo: “Nuestros problemas presentes son bastante pequeños y no durarán mucho tiempo. ¡Sin embargo producen para nosotros una gloria inmensamente grande que durará para siempre!” 2 Corintios 4:17.
No cedas ante el pensamiento a corto plazo. Mantén tu mirada enfocada en el resultado final: “Si hemos de compartir su gloria, también debemos compartir su sufrimiento. Lo que sufrimos ahora no es nada comparado con la gloria que Él nos dará después” Romanos 8:17-18.
Regocíjate y da gracias. La Biblia nos dice: “den gracias a Dios en toda situación, porque esta es la voluntad para ustedes en Cristo Jesús” 1 Tesalonicenses 5:18. ¿Cómo es posible eso? Considera que Dios nos dice que demos gracias “en todas las circunstancias”, no “por todas las circunstancias”. Dios no espera que le agradezcas por el mal, el pecado, el sufrimiento o por sus consecuencias dolorosas en el mundo. En cambio, quiere que le agradezcas porque usará tus problemas para cumplir sus propósitos.
La Biblia dice: “Alégrense siempre en el Señor” Filipenses 4:4

El bautismo es para todos, es UNIVERSAL

La universalidad del Bautismo está en Mt 28,19 en donde  TODOS es y significa  TODOS

 

La necesidad del bautismo sin el cual NO SE PUEDE entrar en el Reino de los cielos está en Jn 3,5


La antigua alianza usaba la circuncisión como el signo de pertenencia a ella, en la nueva alianza es el bautismo.

 
Veamos lo que dice Hechos 2,38-39
”Pedro les contestó: «Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo; pues la Promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos llame el Señor Dios nuestro.”

También es importante aclarar que la profesión de fe antes del bautismo NO es necesaria, la razón es teológica.

Si entendemos que es Dios quien nos ofrece en una promesa el hacernos hijos de El por medio del bautismo, es un regalo de Dios para nosotros, el obtener la filiación divina NO puede en modo alguno ser una obra humana (la profesión de fe) ya que el hombre es carne, y según Juan 3,6 lo nacido de la carne es carne y del Espíritu es Espíritu.

Aquí una buena cita donde Dios es quien nos derrama el Espíritu en toda carne.
“«Sucederá después de esto que yo derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.” Jeremías 31,31-34

DE RAUL ALONSO