Es hora de pelear

Es hora de pelear. Tiempo es de guerra. Hay que combatir hermanos, hijos de Dios, es hora de la gran batalla.

A la soberbia se vence con Humildad. La ira se aniquila con Paciencia. La envidia se fulmina con Caridad. La pereza sucumbe al Diligente. La gula muere ante la Templanza y la lujuria fenece ante la Castidad.

Cada uno escoja lo que es suyo. Vean cuales son las armas que ostentan, si la desesperanza lucha contra la desesperanza, ¿no es realmente un abrazo entre iguales? ¿Si peleamos con las mismas armas que los Demonios, no seremos Demonios nosotros mismos?.

Contra el Odio, Amor. Contra la Desesperación, Esperanza, ante la Incredulidad infame la Fe del Bienaventurado. Contra el vicio la virtud, con tal que resplandezca la Gloria de Dios.

Anuncios

Acerca de Católico Luchador

Renacido a la vida por la gracia de Dios. Sigo a mi Señor Jesús tras las huellas de mi padre Seráfico, San Francisco de Asís quien dictó estas palabras: «Nada veo corporalmente en este mundo del mismo altísimo Hijo de Dios, sino su santísimo cuerpo y sangre» , sea para ellos inspiración y guía de su vida eucarística. Estudio apologética y la historia de nuestra iglesia , para dar razones de mi Fe a quien así lo requiera, soy Franciscano Seglar y debo pues, buscar la persona viviente y operante de Cristo en los hermanos, en la Sagrada Escritura, en la Iglesia y en las acciones litúrgicas. PAX ET BONUM

Publicado el 20 marzo, 2013 en apologetica y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Es hora de pelear.

Los comentarios están cerrados.