Archivos diarios: 3 noviembre, 2011

QUE SERA LA FELICIDAD ?

1. La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor sino de lo que pasa dentro de nosotros.

2. La felicidad se mide por el espíritu con el cuál nos enfrentamos a los problemas de la vida.

3. La felicidad es un asunto de valentía; ¡es tan fácil sentirse deprimido y desesperado…!

4. La felicidad es un estado de ánimo; no somos felices en tanto no decidamos serlo.

5. La felicidad no consiste en hacer siempre lo que queremos; pero sí en querer todo lo que hacemos.

6. La felicidad nace de nuestro corazón y en nuestro espiritu, y nos llena alegría y entusiasmo.

7. La felicidad no tiene recetas; cada quien la cocina con el sazón de su propia alma.

8. La felicidad no es una posada en el camino sino una forma de caminar por la vida.

9. Los sufrimientos nos pulen el alma, mientras que la felicidad le da brillo. Lo que pasa es siempre lo mejor.

Goza mientras vivas, disfruta tu día; vive la vida al máximo; sácale el mejor provecho a lo que posees,sacrfica alabanzas en tu dolor, danza,canta y ciempre con Dios por delante y seras muy feliz! Dios me los bendiga

SENTIMIENTOS DE JESUS

San Pablo, en palabras que sintetizan el núcleo de la vida cristiana, nos exhorta; “Tengan
entre ustedes los mismos sentimientos de Cristo Jesús” (Filipenses 2, 5).
La única receta
infalible para configurar nuestras vidas con la voluntad de Dios, para ser verdaderos hombres y
mujeres según el plan originario y salvífico de nuestro Padre Bueno es esta.

Nuestro Señor Jesús es nuestro modelo, nuestra referencia mas perfecta hacia la debemos tender para ser felices, a amar y ser amados en Libertad. EI es el “hombre perfecto” (Gaudlum et spes, 38) que nos invita a ser sus discípulos y a seguirle. Estos sentimientos de Cristo a los que se refiere el apóstol y que debemos tener sus discípulos, los encontramos bien expresados en Gálatas 5, 22-23: (amor, pasión por la vida, alegría, paz, paciencia, empatía, bondad, fidelidad, humildad y dominio de si mismo). En unión con Cristo, los cristianos podemos ser, como hijos amados, auténticos seguidores del Dios de Ia vida, y vivir en el amor (Ef 5,1-2), conformando nuestros , pensamientos, palabras y sus acciones con los sentimientos que tuvo Cristo (Flp 2,5.) y siguiendo sus ejemplos (Cf.Jn 13,12-16).

Aunque a muchos nos parece difícil llegar a realizar en nuestras vidas este ideal de humanidad, debe confortamos y animarnos las vidas de aquellos que hicieron posible el Reino de Dios en sus vidas. Es propicio este tiempo en que los sueños parecen utopías y las palabras amor, fraternidad, justicia y solidaridad un patrimonio oxidado que otrora fuera fuego, sal y vida, y reflexionemos con este digno  ejemplo de SANTIDAD